Las nueve musas

«Me queda la palabra: inquietudes de un asesor lingüístico»

Promocionamos tu libro

Un nuevo libro (el mismo libro)

La misma editorial que publicó Las horas que limando están el día: diario lírico de una pandemia tuvo la gentileza de convertir en libro una selección de mis artículos sobre gramática, estilística y redacción.

Comparto con los lectores de este medio el texto introductorio que elaboré para la ocasión, con la esperanza de que pueda aclarar los motivos de esta simpática ocurrencia.

 INTRODUCCIÓN

La palabra escrita es mi refugio. Siempre lo fue, pero curiosamente lo es más ahora cuando, atenuadas ya mis ínfulas poéticas y redirigidas mis inclinaciones pedagógicas, puedo verla y estudiarla en su natural e inabarcable dimensión. En efecto, mi actual orientación profesional me ha permitido vincularme con la palabra escrita de un modo muy distinto al que es propio de un poeta o de un entusiasta docente de Lengua y Literatura. Hoy en día, desde mi templada perspectiva de asesor lingüístico, puedo decir que la palabra no necesita de ningún éxtasis lírico para obtener su dignidad: la palabra es digna de por sí, y por eso hay que cuidarla.

Me dedico hace bastante tiempo al cuidado de la palabra, y muchas de las inquietudes, reflexiones y recomendaciones que surgieron de esta experiencia fueron publicadas como artículos de divulgación en diversos medios digitales.[1] El presente libro supone una personalísima selección de ese trabajo.

Los artículos que integran Me queda la palabra: inquietudes de un asesor lingüístico abarcan temas relacionados con la gramática, la estilística y la redacción, pero tratados desde un enfoque que acepta también la producción textual en Internet como fundamentado objeto de análisis. Sin embargo, considero que hay algo más que se cuela entre sus páginas, algo no del todo explícito, algo que, sospecho, tiene que ver con el mismísimo título del libro, título que, además de rendirle un homenaje al poeta español Blas de Otero,[2] pone de alguna manera en relieve la magnitud espiritual que posee cualquier proyecto lingüístico por más modesto que este sea. Quisiera que el lector pudiera toparse también con ese algo.[3]

Sobre el autor

Me queda la palabra
Comprar en la editorial

[1] Las Nueve Musas, sin ir más lejos, es uno de esos medios. De hecho, la gran mayoría de los artículos seleccionados aparecieron, en su primera versión, en esta plataforma; quizá por ello considero que este nuevo libro es el mismo libro que, azarosamente, fue compendiándose al calor de mis colaboraciones en esta revista.

[2] El epígrafe general del libro, como no podía ser de otra manera, está conformado por estos versos del gran poeta bilbaíno: «Si he perdido la vida, el tiempo, todo / lo que tiré, como un anillo, al agua, / si he perdido la voz en la maleza, / me queda la palabra», del celebrado poema «En el principio», incluido en con la inmensa mayoria .

[3] Aquel que quiera adquirir un ejemplar de Me queda la palabra: inquietudes de un asesor lingüístico no tiene más que comunicarse con Editorial Autores Argentinos.

Última actualización de los productos de Amazon el 2024-02-23 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

José Rico

José Rico nace en Oviedo (España) en 1956.

Estudia en la Universidad de su ciudad natal, las carreras de Derecho y Filosofía y Letras, pero no finaliza ninguna de las dos dedicándose durante muchos años a tediosos y poco edificantes trabajos de seguros, transportes, venta de fitosanitarios, construcción y productos financieros.

Lector apasionado por la poesía desde muy joven es, en la actualidad, Gestor cultural.

Fundador y administrador de la desaparecida red social de escritores en lengua castellana "palabra sobre palabra".

Entre octubre de 2015 y finales de 2016 dirige el Ateneo Las nueve musas donde se imparten cursos online de artes, ciencias y humanidades.

Autor, junto a Alonso Pinto Molina, del blog "Ángel González - poeta", homenaje al poeta de Áspero mundo y Tratado de urbanismo. Blog que se trunca al año de su nacimiento dada la insistencia de la viuda del poeta en censurar los contenidos del mismo.

Editor de "MEMORIA 2012" (Editorial Círculo Rojo), "El viaje" (2013) Editorial círculo Rojo, "La gramática de las cigarras" (2014) Editorial Círculo Rojo. "En este banco" (2016) Ruíz de Aloza Editores.

Desde al año 2015 es Director-Editor de la revista de artes, ciencias y humanidades "Las nueve musas".

En agosto de 2017 comienza con el proyecto editorial Las nueve musas ediciones y a finales del 2020 con el Directorio Cultural Hispano

Ha publicado el poemario "Ayer soñé que calvo me quedaba" (Las nueve musas ediciones - 2020)

Publicamos tu libro

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Raiola Networks