Las nueve musas
abstracción

La abstracción como fuente de inspiración artística a mediados del siglo XX

Promocionamos tu libro

“El arte abstracto es único y moderno. Es una respuesta fundamentalmente romántica a la vida moderna: rebelde, individualista, poco convencional, sensible, irritable”.
Robert Motherwell

“Incluso las formas abstractas deben tener una semejanza”
Willem de Kooning

abstractoOrígenes del informalismo

El expresionismo abstracto surge a mediados del siglo pasado en Estados Unidos, concretamente después de la II Guerra Mundial, siendo la ciudad de Nueva York el epicentro creativo. En cambio, el informalismo aparece en Europa unos años más tarde. Son dos maneras parecidas de expresarse artísticamente ya que solamente las separan algunos aspectos que podríamos considerar como nimios.  El que el informalismo es más poético e invariable, además de que emplea diversos materiales para crear las obras.

El informalismo no aparece en España hasta principios de los cincuenta a través de Antoni Tàpies, ya alejado de los postulados de Dau al Set, grupo que surgió en Barcelona en 1948 y cuyos orígenes estéticos se acercaban al surrealismo y que tenían como referencia a Joan Miró. Tàpies se interesa por el uso de la materia en sus telas, empleando a su vez el collage y el grattage. Al poco tiempo otros integrantes de Dau al Set, como Joan Josep Tharrats y Modest Cuixart, también se sienten atraídos por esa tendencia vanguardista.

Ahora bien, como grupo plenamente informalista cabe destacar la aparición en Madrid del grupo El Paso en 1957, ya que desde sus inicios todos sus integrantes se sintieron identificados plenamente por esta corriente. Entre los artistas catalanes de Dau al Set y los de El Paso existen diferentes maneras de expresión plástica, pero ello no es en absoluto negativo sino que enriquece el discurso creativo de ambos, tal  y como se puede apreciar con la creación del Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca que abrió sus puertas en 1966, lo que ya muestra el interés que en aquellos años existía por dicha tendencia.

El Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca

 El Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca lo promovió Fernando Zóbel (Manila, Filipinas, 1924 – Roma, 1984) junto con Gerardo Rueda y Gustavo Torner en 1961, pero no fue hasta cinco años más tarde que se inauguró.

Está ubicado en un edificio del siglo XV -que posteriormente se ha ido ampliando-, en pleno centro histórico de la ciudad y en un lugar bien emblemático como son las Casas Colgantes.

En 1980 la Fundación Juan March se hizo cargo del museo en el que se llevan a cabo exposiciones temporales de artistas y corrientes relacionados con la abstracción como, por ejemplo, la que se realizó el año pasado de Modest Cuixart, de la que esta revista se hizo eco. La Fundación también cuenta con diferentes espacios expositivos en Madrid y Palma de Mallorca.

José Guerrero
José Guerrero – Rojo sombrío, 1964 Colección Fundación Juan March, Museo de Arte Abstracto Español, Cuenca © José Guerrero, VEGAP, Barcelona, 2022

En 1980 Zóbel hizo donación a la Fundación Juan March de su colección de pinturas, dibujos, esculturas y grabados, así como de su biblioteca personal. El historiador del arte estadounidense y primer director del MOMA de Nueva York, Alfred Barr Jr., se refería al museo de Cuenca como “el museo pequeño más bello del mundo, en el que se produce un notable equilibrio entre pintura, escultura y arquitectura”. La mayor parte de las obras del museo corresponden a los años cincuenta y ochenta del siglo pasado. La colección se inició con 266 obras pertenecientes a 87 artistas destacados de la abstracción española.

Los caminos de la abstracción 1957-1978. Diálogos con el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca

 Esta exposición colectiva está concebida y organizada por las fundaciones Catalunya La Pedrera y Juan March, y permite contemplar un conjunto de obras abstractas de artistas españoles del período 1957-1978, pero con la particularidad de que se presenta como un diálogo con los artistas informalistas europeos y expresionistas abstractos americanos. En total se exhiben 70 piezas entre pinturas y esculturas, procedentes mayoritariamente del Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca y de museos y colecciones particulares de diversos países, logrando plasmar la variedad de propuestas plásticas que ofrece la abstracción. Los comisarios Manuel Fontán del Junco, Director de Exposiciones de la Fundación Juan March; Marga Viza, Directora del Área de Cultura de la Fundación Catalunya La Pedrera y Sergi Plans del Área de Cultura de la Fundació Catalunya La Pedrera, han dividido la exposición en diferentes apartados: la abstracción lírica y gestual, la abstracción geométrica, el arte cinético y la pintura de los campos de color.

Antoni Tàpies
Antoni Tàpies – Gran ics, 1962. Colección Fundación Juan March, Museo de Arte Abstracto Español, Cuenca © Comissió Tàpies, VEGAP, Barcelona, 2022

Poder contemplar obras de los máximos exponentes españoles del informalismo junto con piezas de artistas internacionales de la talla de Mark Rothko, Jackson Pollock, William de Kooning, Hans Hartung o Jean Dubuffet, entre otros, es un privilegio para el espectador.

Gracias a esta exposición, La Pedrera se convierte por un periodo de tiempo determinado en un museo de arte abstracto, o lo que es lo mismo, el modernismo y la abstracción conviven al unísono en perfecta armonía.

Jackson Pollock
Jackson Pollock – Painting (Silver over Black, White, Yellow and Red), 1948 Centre Pompidou, París – Musée national d’art moderne / Centre de création industrielle © 2022 The Pollock-Krasner Foundation, VEGAP, Barcelona

La exposición también se extiende a otros lugares de Barcelona estableciendo una serie de diálogos con diferentes disciplinas artísticas relacionadas con la abstracción. Los espacios donde se desarrollan estos actos son las fundaciones Antoni Tàpies, Suñol y Foto Colectania, así como la Filmoteca de Catalunya, el Gran Teatro del Liceo, la Biblioteca de Catalunya y la Escuela Superior de Música de Catalunya (ESMUC). En estos espacios se celebran exposiciones, visitas comentadas, sesiones de dibujo en la calle (sketching), charlas informales, música, talleres familiares, encuentros con artistas, experiencias musicales y artísticas, proyecciones de piezas fílmicas y recitales.

La primera pieza que el público se encuentra es la escultura Abesti gogorra IV (1959-1974) de Eduardo Chillida. Compartiendo sala hay obras de Jackson Pollock, Lee Krasner, Wols y Jean Dubuffet, que sirven para comprobar la variedad de tendencias existentes uniendo en el mismo espacio, la mancha -tachismo-, el color y la materia.

Rafael Canogar
Rafael Canogar – Toledo, 1960 Colección Fundación Juan March, Museo de Arte Abstracto Español, Cuenca © Rafael Canogar, VEGAP, Barcelona, 2022

En el siguiente ámbito los matéricos Tàpies i Dubuffet dialogan con los pintores catalanes Albert Ràfols-Casamada, Tharrats, Cuixart y Joan Hernández-Pijuan. Todos ellos se mueven entorno a la pintura espacialista, destacando por la composición y por la forma de representar el color sin estridencias aparentes y con un lirismo poético muy acusado. Compartiendo espacio hay dos esculturas de Jorge de Oteiza que, junto con Chillida, Néstor Basterretxea y Agustín Ibarrola, forman el núcleo duro de la escultura vasca.

El grupo El Paso lo formaron en un primer momento Rafael Canogar, Manolo Millares, Manuel Rivera, Juan Francés, Luis Feito, Antonio Saura, Pablo Serrano y Antonio Suárez. Más tarde se añadieron Manuel Chirino y Manuel Viola. También estuvieron los críticos de arte José Ayllón y Manolo Conde. Aunque el grupo se fundó en Madrid, la mayoría de sus integrantes eran de fuera de la capital.

informalismo
Eduardo Chillida – Abesti gogorra IV, 1959-1964. Colección Fundación Juan March, Museo de Arte Abstracto Español, Cuenca © Zabalaga Leku, VEGAP, Barcelona, 2022

En el tercer apartado aparecen diversos miembros de El Paso junto con  dos pintores italianos, el gestual Emilio Vedova y el matérico Alberto Burri, así como el conquense Gustavo Torner con la pieza Acero inoxidable y chatarra plateada, 1961.  De Canogar y de Saura hay dos obras de grandes dimensiones, se trata de Toledo, 1960 y Brigitte Bardot, 1959, respectivamente. Ambas destacan por su monocromismo, en el que predomina el negro sobre un fondo gris. Entran de lleno en la tendencia gestual a base de pinceladas violentas, llenas de energía, en las que el movimiento de la mano o del brazo expresan emoción.

La importancia del color puede apreciarse a través de uno de los máximos representantes del espacialismo como es Mark Rotkho con las obras Untitled, 1969 y No. 5 (Untitled), 1964, en las que el artista americano de origen letón construye su propio ideario a partir de aplicar distintas tonalidades en un mismo cuadro, ya que “las áreas de color están abiertas y parecen continuar más allá de los bordes del cuadro”.  Siguiendo esta estela se exhiben pinturas de Ràfols-Casamada, Esteban Vicente y Ad Reinhardt, donde el color es el protagonista.

abstracción
Helen Frankenthaler – Siren’s Hill, 1966 Col·lecció particular © Helen Frankenthaler, VEGAP, Barcelona, 2022

Hay dos obras de Zóbel de diferentes momentos donde se puede observar su forma de trabajar la abstracción desde una perspectiva aparentemente simple pero que destila una enorme pulcritud y minuciosidad, dejando a su vez espacios vacíos que indican la presencia de color.

El arte cinético, mediante obras de Pablo Palazuelo, Eusebio Sempere, Alexander Calder, José Maria Yturralde y el Equipo 57, explican de algún modo una tendencia en la que la idea de movimiento se hace evidente y a la vez se produce una ampliación de la perspectiva.

Finalmente, también se exponen obras de artistas seguidores del informalismo caso de Jose Luis Alexanco, Eva Lootz, Soledad Sevilla y Elena Asins, todos ellos con piezas de finales de los 70.

Ramón Casalé Soler - Artes plásticas

Ramon Casalé Soler

Ramón Casalé Soler (Barcelona. 1955)

Museólogo, historiador y crítico de arte

Miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)

Miembro del Consejo Internacional de Museos (ICOM)

Licenciado en Geografía e Historia, especialidad en Historia del Arte (Univ. Barcelona)

Máster en Museología y Patrimonio Cultural (Univ. Barcelona)

Curso de Anticuario (Barcelona)

He formado parte de la Junta Directiva, con el cargo de Tesorero, de la Asociación Catalana de Críticos de Arte (ACCA), durante el período 2001-2016

Colaborador del programa de radio “Formas y Ängulos en las cadenas Onda Cero y COPE de Barcelona durante 7 años

Excoordinador de Artes Plásticas del Museo de la Marina de Vilassar de Mar (Barcelona)

Exdirector artístico de la Galería de Arte Sant Pol Art, de Sant Pol de Mar (Barcelona)

Fui corresponsal en España de la revista italiana ARTE IN de Venecia durante 20 años

Formaba parte del Comité de Redacción de la revista digital Mur Crític (ACCA)

Actualmente también soy crítico de arte de la revista BONART de Girona, de la revista ARTE por EXCELENCIAS de La Habana, de la revista digital EL TEMPS DE LES ARTS de Valencia , del periódico L’INDEPENDENT DE GRÀCIA de Barcelona y del FULL INFORMATIU de la Societat Catalana d’Arqueologia de Barcelona.

Asimismo, he sido crítico de las revistas Batik, Arte Omega, Marte de Barcelona, Papers d’Art de Girona, Zerovuittresquaranta y Vilassar Actiu de Vilassar de Mar (Barcelona), entre otras publicaciones, desde los años 1987 hasta la actualidad

informes de lectura

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.