Las nueve musas
Miradas perdidas

Miradas perdidas

Promocionamos tu libro

Paz Hinojosa Mellado es una escritora y profesora de Literatura, que ha publicado a finales de 2023 su segundo libro de narraciones: “Miradas perdidas” (Ed. La fea burguesía, Murcia).

Miradas perdidas
  • Hinojosa Mellado, Paz (Autor)

Su anterior libro, Poetas como dioses, publicado en la misma editorial, en 2020, revelaba ya un buen pulso poético en la construcción del relato. No es trivial el recurso de la poesía en manos de esta escritora granadina. Le otorga al relato un nervio, una estructura, una medida en definitiva; de la cual carece casi todo lo que he leído en los últimos narradores españoles, incluyendo autores supuestamente consagrados, y obviamente autores y autoras (aquí no hay distinción) industriales, que confunden llenar páginas con hacer literatura. La poesía, con su disciplina y su exigencia de lo esencial (claro que estamos hablando de la poesía lírica moderna, no de esa otra retórica de versificadores) ha decantado tanto lo anecdótico en el poema, que precisamente, al hacer rara y breve la anécdota, la vuelve más rica y sugerente.

En esta línea, pero con mayor maestría constructiva, se presenta la segunda obra de Paz Hinojosa, Miradas perdidas. Antes de comentar un poco este nuevo texto, dejo aquí constancia también de la vena de poeta en verso que ha demostrado la autora.

Paz Hinojosa obtuvo el Premio Internacional de Poesía Andrés Salom, en noviembre de 2023, con su colección de poemas titulada Brasas. Lo consiguió en la modalidad de castellano-español; Marta Paricio lo ganó en la modalidad de catalán, con la obra Tres voltes de vençut. El lector curioso puede leer las obras premiadas en este enlace:

Limbo

¿Qué sentirá el poema
antes de que lo alumbren?
Limbo de versos y palabras.

En carne viva

 Recortar, podar, pulir, limar,
en carne viva he dejado la palabra.
Y adentro la mano, luego el puño,
hasta su pulpa.

 Estos dos poemas, de Brasas, de Hinojosa Mellado, nos valen por toda una explicación de la poética de la narradora.

Miradas perdidas” se compone de once relatos, agrupados en tres secciones: “Mamá en su jardín”, “Encuentros” y “Maneras de mirar”. Mamá en el jardín presenta tres momentos de una intrahistoria familiar, en torno a una mujer, la madre, sus dos hijos y el esposo; la mujer decide fundirse con la naturaleza. La autora nos relata el marco para enseguida dar voz, en el segundo relato, “Raíces”, a la transformación arbórea de la madre que no se sabe muerta, sino en “otra forma de existencia”, rodeada del cariño filial y de los poemas que a diario su esposo le recita bajo sus ramas. Se apunta en este relato la preocupación básica de la narradora por la vulnerable ancianidad, como reaparece en “El reencuentro” (de la segunda sección), quizá el relato más conseguido, donde describe a doña Matilde, anciana con alzheimer, ilusionada con sus muñecas y juegos con las hermanas Olmedo, como cuando era una niña. En este relato el personaje está muy bien trazado, y el lector quizá pueda reconocerlo en alguna persona que haya conocido. (Este es el arte de la construcción del personaje).

La sugerencia poética domestica, o, mejor dicho, humaniza la dureza de estas historias límite, de pérdida de conciencia o de capacidades con la vejez (lo que supone en esta un proceso de despersonalización e incomunicación con el entorno). Las protagonistas, mujeres, adquieren incluso en su deterioro y soledad una personalidad que irradia de otra forma, convirtiéndolas en centros de fantasía, y haciendo la vida más noble, digna y espiritual a los que le rodean.

En estos relatos lo maravilloso y lo poético no están desligados del horror. En cierto modo, el anterior relato comentado es un relato de terror; psicológico, diríamos.

Pero las dos impresiones van siempre ligadas también en la vida real, cuando hablamos de mayores en el límite de la vulnerabilidad: nos causa horror la enfermedad y nos produce ternura, lirismo, quien la sufre. En literatura, el horror se hace más envolvente y sutil, menos patético, cuando va aliado con la lírica. Y ese es el gran acierto en todos los relatos de esta escritora admirable, Paz Hinojosa Mellado.

Dejo que el lector descubra otros relatos sorprendentes, como “Pájaros en la cabeza”, “Águeda y Ágata”, donde de nuevo se presentan situaciones de mujeres afectadas por la soledad, la necesidad de amar y ser amadas, o, como en “Águeda y Ágata”, otra vuelta de tuerca a la despersonalización, esta vez en forma de huida o aceptación rutinaria, al límite de una Ágata robot que sustituye a la mujer real.

“Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo”, la cita de Rubén Darío, es traída en un ejercicio habilidoso de ironía. Es la lectura favorita de la máquina robot doméstico que acaba sustituyendo a la asistenta real incluso en su cama, sin que el marido lo eche extraño.

Y, sobre todo, recomiendo leer, con atención, el relato de la tercera parte, titulado “Una experiencia”, la narración más compleja. ¿Es una parodia solo de la moda de los chefs que ofrecen experiencias al público, mejorando a los artistas y escritores de ficción con sus platos imaginativos y sus exclusivas mises en scène? La búsqueda de lo “Primigenio” es una compulsión, a veces patológica, propia de algunos extremistas, de la dieta cruda, del rechazo a todo aditivo, del regreso al mundo prehumano. Es un relato también ambiguo, horror y paraíso juntos.

Última actualización de los productos de Amazon el 2024-06-16 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

Fulgencio Martínez

Fulgencio Martínez

FULGENCIO MARTÍNEZ LÓPEZ nació en Murcia; es editor y director de la revista Ágora-papeles de Arte Gramático.

Profesor de filosofía, poeta, ensayista y autor de relatos. Ha publicado, entre otros, los poemarios La segunda persona (Sapere aude, Oviedo, 2021), Línea de cumbres (Madrid, ed. Adarve, 2019), Cancionero y rimas burlescas (Renacimiento Sevilla, 2014), León busca gacela (Renacimiento, Sevilla, 2009), El año de la lentitud (Huerga y Fierro editores, Madrid, 2013).

Ha publicado la antología La escritura plural, 33 poetas entre la dispersión y la continuidad de una cultura, con textos en cinco lenguas españolas: vasco, catalán, gallego, español y sefardí. (Prólogo de Luis Alberto de Cuenca. Ars poética, Oviedo).

Es autor de un ensayo sobre la filosofía de Antonio Machado, publicado en la revista Symposium de la Universidad Católica de Pernambuco (Recife, Brasil). Y del libro de relatos El taxidermista y otros del estilo (Diego Marín, ed. Murcia).

Reseñas literarias

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • La última lección de Manuel Azaña
  • El último experimento
  • palabras
  • ayer-soñe-coverv1-1epub
  • La ópera de México
  • En el Lago Español
  • Bullying Escolar al Descubierto
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Dadme a vuestros rendidos
  • Los abrazos perdidos