Las nueve musas
Salam ya Mahdi
Promocionamos tu libro

«… y pondré mis palabras en su boca, les diré todo lo que les ordenaré…”
Deuteronomio

Quienes obedecen a Dios y al Enviado, están con los profetas, los veraces, los testigos y los justos a los que Alá ha agraciado. ¡Qué buena compañía!
Sura 4: 69

El ser humano desde ese Y en el Principio el cual se relaciona no sólo con el inicio de la historia cronológica, sino con el comienzo de la propia Existencia – Vida, ha buscado tanto exterior como interiormente a ese Ser superior que le ayude a comprender y a resolver diversos conflictos que tienen su cauce más en el interior de la Existencia, que en cuestión de la Cotidianidad.

Ante esto, las Antiguas Civilizaciones y Religiones dieron origen a seres como las Musas y los Ángeles, a quienes renombraron como Mensajeros de D/os, es decir, como aquellos que intervienen entre los dioses, D/os y lo divino.

Los dioses para las mitologías y religiones politeístas y D/os para las religiones monoteístas, habita en un lugar donde, como bien se menciona en la Torah, es inadmisible entrar, aunado a que el fuego y la luz de D/os es tan fuerte que nadie sobrevive a esta visión.

Es así como, para poder entrar en contacto directo con lo sagrado, D/os envió diferentes tipos de mensajeros y profetas.

Pero ¿quiénes son estos y cómo los consideran las diversas religiones?

Los profetas y mensajeros son personas elegidas por D/os que tienen como misión ser intermediarios entre lo divino, lo humano y natural. Aquellos que tras haber tenido una experiencia fuerte con D/os tienen el cometido de comunicar al ser humano las palabras y peticiones reveladas por la divinidad, y viceversa.  Cada uno de los profetas entrelaza su historia y la de su pueblo con el tiempo de D/os, resaltando el valor de comprender el significado de la Voluntad de D/os.  En este punto, es importante resaltar que nunca se debe comparar un Profeta o un Mensajero con los videntes.

Los profetas son mensajeros de D/os, como lo describe claramente su etimología hebrea, en donde la voz naví designa al mensajero, es decir, aquél, portavoz e incidente político que tiene como sendero compartir la palabra revelada por D/os.

Es así como en el judaísmo, los Profetas o nevi´im son considerados adalides de D/os, porque a través de ellos, D/os aconseja, reprende, castiga, y perdona a su pueblo. Sin embargo, este proyecto de vida que les ha sido otorgado, no hace nada fácil su vida, ya que se enfrentan a la incredulidad, a la ira y al dolor. Regularmente estos Profetas tienen una manera diferente de expresarse, ya que su mensaje se oculta dentro de la belleza de las palabras, de forma análoga a como D/os se oculta en el fuego, en la lluvia, en el viento, pero sobre todo se encubre en la Palabra, por ello, es tan importante el Shema Israel, Escucha Israel, y por esta razón se vuelve fundamental el Silencio.

Cada uno de los Profetas camina en contracorriente a la cotidianidad humana, por ello, los persiguen, asesinan, repudian y, sobre todo, son objetos de burla, al ser comparados con los llamados ro´eh, es decir, con los videntes, quienes hacen alarde de poder interpretar signos, símbolos y seres naturales. Los profetas son muchos, por ello, diversas tradiciones judías los consideran mayores y menores, además de creer que existen más de un millón de ellos, sin embargo, El Talmud y la Guemará mencionan a 48 profetas varones y siete mujeres.

Mientras tanto en el cristianismo, un profeta es aquella persona inspirada por D/os a través del Espíritu Santo para comunicar un mensaje, siendo los profetas del Tanaj parte de quienes conforman la Iglesia católica. Los Profetas están llamados a ser quienes compartan al mundo la palabra revelada de D/os, quien se acerca a ellos, por medio de manifestaciones misteriosas e incomprensibles.

Sin embargo, para el cristianismo Jesús no sólo es el último profeta y mensajero, quien determina el final del profetismo, sino que es el Hijo de D/os, concepto definido por la doctrina católica como “Deposito de fe”, Jesús para el cristiano es el Principio y el Fin, por lo que cualquier otro profeta es considerado como falso, ya que para esta religión el Evangelio, es la conclusión de la Palabra Revelada por D/os.

Es importante señalar que dentro de esta institución los Santos y Santas no se relacionan con los Profetas, ya que su misión es otra, de manera semejante a como ciertos movimientos considerados proféticos manifiestan otro sentido del profetismo relacionado más a una misión dirigida a compartir el mensaje revelado, y a mostrar determinadas manifestaciones llamadas milagros, en donde D/os a través de personas o actos relacionados con la naturaleza muestra su escucha hacia las peticiones del ser humano o por medio de las cuales habla al Hombre, y de los cuales surgen grupos de personas que se dedican a continuar con ese mensaje, un ejemplo de ello son los franciscanos o los carmelitas descalzos, por otra parte, los Santos y Santas son ejemplos de vida llenos de virtud donde la persona alcanza un lugar privilegiado a causa de su comportamiento fiel a la Revelación, ante esto, el pueblo católico los considera más dignos de acercarse a D/os, ante esto, la persona al no  sentirse digna de pedirle algo a D/os, le solicita a estos hombres llenos de virtud intercedan ante D/os.

A diferencia de esto en el islam, los profetas son hombres enviados por D/os para mostrar un camino de vida diferente, basado en la ética objetiva, donde la conducta ideal es lo pronunciado por cada uno de los Profetas y lo cual se resguarda en la Sharia o ley islámica.

Para los musulmanes el ultimo profeta es Muhammad, considerado khatam an – Nabiyyin o sello de los Profetas, ya que cierra la línea profética transmitida de Adán a Jesús.

La fe de los musulmanes se fundamenta en la revelación que Allah reveló al profeta Muhammad a través del Qur´an, Libro Sagrado que resguarda cada una de las Palabras y Enseñanzas reveladas al profeta. Ante esto Muhammad es el último profeta, quien sana y vuelve abrir el camino para la Parusía o segunda venida de Jesús, sin embargo, para el islam chiita se espera otro mensajero.

Y es aquí donde toma un mayor sentido la diferencia entre Mensajero y Profeta.

Pueblo palestino

La voz Rasul, se enfoca en la descripción del mensajero de D/os, de frente a Nabi que indica a un Profeta, teniendo claras dos diferencias: el primero es considerado más como un Mursal o apóstol, por lo que todo Rasul –Mensajero- es un profeta mientras que no todo Nabí es un Rasul. Sin embargo, ambos tienen como misión transmitir el mensaje revelado, aclarando que mientras los profetas y mensajeros anteriores tienen destinado compartir el mensaje a una sola comunidad o nación, Muhammad como Mensajero de D/os tiene como misión transmitir un risala o mensaje profético al mundo.

Otro punto que marca la diferencia es que el Rasul o Mensajero ofrece una mensaje nuevo o norma llamada (Sharia) recibida por un ángel, mientras que los Profetas reivindican los mensajes antiguos y se apoyan en enseñanzas otorgadas por medio de sueños.

El islam considera a través del Hadith o enseñanzas del profeta que han venido al mundo más de 124 000 mensajeros, dentro de los cuales cinco sobresalen y son llamados Ulul Azmi, es decir, imanes de los profetas, siendo estos: Nuh (Noé), Ibrahim (Abraham), Musa (Moisés), Isa (Jesús) y Muhammad. Aunque es de resaltar que tanto Isa como Muhammad son Rasul Mensajeros-.

Isa y Muhammad son Rasul porque recibieron la Wahy o revelación a través de un ángel, por lo que se les designa estos principales atributos: ʿimat:  honestos y sin pecado; imānat:  loables de confianza; fitānat:  sabios; idq:  sinceros, nunca mienten; tablīġ: perpetran y cumplen todos los mandamientos y prohibiciones de D/os.

Y es aquí dentro de toda esta gama de significados que surge la imagen de Al-Mahdi, quien últimamente es continuamente exaltado y mencionado en redes sociales por el pueblo Palestino ante la invasión sionista al territorio Palestino, pero ¿quién es este personaje a quien se le llama Salam al-Mahdi y a quien se le espera?

El Mahdi o el Guiado, es estimado dentro de la religión islámica como una figura que toma sentido en la llamada Realidad Última estudiada por la escatología, teniendo como misión venir y guiar al mundo para que la humanidad recapacite sobre el mal, sane su espíritu y con ello su comunidad, antes del fin del mundo, esta creencia menciona que Mahdi como descendiente del profeta Muhammad llegará antes de la parusía o segunda venida del profeta Isa o Jesús, para guiar al mundo.

Es de resaltar que este Mensajero no es aceptado por todos los musulmanes, en particular por la comunidad más ortodoxa, porque no se alude a él en el texto sagrado, sin embargo, los hadices o enseñanzas del profeta sí lo mencionan

La creencia en el Mahdi se enfatiza alrededor del siglo VII y VIII, cuando ante las interminables batallas de Mujtar al Thagafi, (entre ellas las del califato omeya en 685 y durante la Segunda Fitna) declaró a Muhammad ibn al Hanafiyyah como el Mahdi, convirtiendo esta presencia en parte de la ʿaqīdah  o credo.

La presencia del Mahdi es fundamental dentro de la corriente chiita, al creerse que desciende del Profeta Muhammad. Los chiitas esperan Su llegada, porque está les traerá libertad y los liberará de la opresión dando al mundo una nueva perspectiva, además de establecer el islam en todos los pueblos, haciendo a todos musulmanes, no en un sentido religioso, es decir, establecerá la paz al hacer que toda la humanidad se someta a la voluntad de D/os. denotemos aquí que musulmán significa el sometido a D/os, quien sabe que todo es para bien, porque viene de la Voluntad divina.

Es de mencionar que los chiitas, se consideran descendientes del Profeta por parte de su hija Fátima y de su primo Alí, considerándose ser los únicos con la autoridad de continuar la revelación.

En contraparte los sunníes, no tienen al Mahdi como un mensajero importante dentro de la tradición teológica, es decir, no es parte del Credo, quedándose en una cuestión de creencia religiosa. Para esta corriente el Mahdi surgirá y nacerá en los Últimos Tiempos, un poco antes del retorno de Jesús, para hacer del mundo una estancia llena de Justicia, Paz y Misericordia.

Como podemos comprender la figura del Mahdi tiene una visión no sólo escatológica, sino utópica, el Mahdi simboliza la esperanza de poder vencer la maldad individual por medio de la comunidad, porque sólo de esta manera el mundo se hundirá en la misericordia resurgiendo en la compasión.

El Mahdi es el símbolo de la justicia, quien más allá de mostrar el bien y el mal subjetivo, devela la bondad y la maldad, que resurge desde la objetividad humana. El Mahdi rompe las fronteras y une cada camino construyendo un solo sendero recto que beneficie a la humanidad.

De cierta manera, el Mahdi, puede ser toda persona que abre cada uno de sus lenguajes poniéndolos a disposición de la humanidad, para abrir en el otro cada uno de estos siete lenguajes: corporal, emocional-sentimental, instintivo, sensorial, racional, sexual y espiritual. El Mahdi es una figura que abrirá caminos y romperá fronteras regresando a la humanidad a su origen de Unidad, sin embargo, una porción del Mahdi está implícita en cada ser humano y se realiza en cuanto una acción le abre el camino a otro.

Actualmente el Mahdi, es un mensajero esperado por el pueblo Palestino para poner fin a tanta muerte e injusticia, por lo que, la espera de este mensajero nos lleva a reflexionar sobre la importancia de que cada uno de los seres humanos, seamos un pequeño fragmento de este Mensajero y apoyemos a este y a cada uno de los pueblos que no pueden vivir en Paz y bajo la protección de la Justicia y la Verdad…

 

Oh mi amor,
Imam salam al Mahdi
oh mi amado
Este mundo sin ti
No tiene sentido
Luz de mis ojos
Aroma de flores
A ti te saludo (bis)

Salam ya mahdi
Oh mi señor Mahdi
Hoy estoy aquí
Salam ya Mahdi
Te prometo siempre, siempre
Cumplir tu promesa

Salam ya Mahdi
Imam ven a nosotros
¿Cuándo, dime cuándo Te veré?
Te esperé tanto
Esperanza amada
Entre tus soldados
Mi Señor, elígeme (bis)

Ven a nosotros
Cuando, dime cuando
Te veré, cuándo
Salam ya mahdi
Oh mi señor Mahdi
Hoy estoy aquí
Salam ya Mahdi
Te prometo siempre, siempre
Cumplir tu promesa
Salam ya Mahdi

Soy pequeño, pero espero el camino de karbala, Maulai
Soy pequeño, pero te llevo en la sangre
Soy pequeño, pero te defiendo como nadie más lo hará
Salam ya Mahdi
Soy soldado, pero vengo con lealdad
Dime como combatir

Salam ya mahdi
Por ti suplico con mis lagrimas mi Señor
Juro por mis padres
Que mi alma es para ti
¿Cuándo nos verás y te veremos?

Salam ya Mahdi
Oh mi Señor Mahdi
Hoy estoy aquí
Salam ya Mahdi
Te prometo siempre, siempre
Cumplir tu promesa
Salam ya Mahdi

Me comprometo
No defraudar mi religión
Me comprometo
Seguir tu guía
Me comprometo
Amar a D/os en mi oración
Defender mi hiyab y el Qur´an
Es mi juramento

Te prometo
En tu presencia
que Serás feliz
Me comprometo hasta el final
Seguir los sabios
y aprender más y más

oh, Luz esperanzadora
Eras la elección de mi vida
Nunca faltaré a mi Señor
Tú s+i vendrás con Jesús

Salam ya Mahdi
Oh mi Señor Mahdi hoy estoy aquí
Salam ya Mahdi
Oh mi Señor Mahdi
Hoy estoy aquí
Salam ya Mahdi
Te prometo siempre, siempre
Cumplir tu promesa

Salam ya Mahdi

Sea la comprensión de este canto palestino lo que una al mundo y otorgue Justicia a través del Amor, la Compasión y la Misericordia.

Foto del avatar

Martha Leticia Martínez de León

Martha Leticia Martínez de León

Hermeneuta en Libros Sagrados y Lenguas Antiguas.

Maestra en Ciencias Bíblicas y Hebreo Antiguo. Maestrante en Estudios Judaicos por la Universidad Hebraica. Licenciada en Ciencias Religiosas por la Universidad Pontificia de México. Especialidad en islam por la Universidad de Al Azhar de El Cairo, Egipto.

Especialidad en el Pensamiento del Papa Francisco y el Libro del Apocalipsis por el Boston College.

Especialidad en Música Contemporánea (Piano-guitarra).

Generación XXXII de la Sociedad de Escritores Mexicanos (SOGEM).

Ha publicado treinta y siete libros en México, España, Estados Unidos e Italia en diversos géneros literarios y teológicos.

Conferencista a nivel internacional.

Creó y desarrolla la teología del Silencio y de la Carne la cual entrelaza con la investigación mística, científica y musical bajo el nombre de “Lectura gemátrica, pitagórica y cuántica del Séfer Bereshit 1-3 -Hashem se revela a través del Big Bang-

informes de lectura

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Cuando crecen las sombras

  • El último experimento
  • palabras
  • ayer-soñe-coverv1-1epub
  • La ópera de México
  • La Apoteosis de la inercia

  • Dadme a vuestros rendidos
  • Entretanto, en algún lugar

  • Poemas del Botánico
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
Raiola Networks