Las nueve musas

Josep Maria Camí. Cinco décadas de esculturas poéticas

Promocionamos tu libro

“La escultura es el arte de la inteligencia”
Pablo Picasso

“Es un gran privilegio ser capaz de trabajar con mis sentimientos (y también fuera de ellos) a través de la escultura”
Louise Bourgeois

Josep Maria Camí. Badalona homenajea su labor escultórica

 Aunque Josep Maria (Teixidor) Camí nació en el año 1947 en la localidad leridana de L’Espluga Calba, situada en la comarca de Les Garrigues,  desde los 18 años que reside en Badalona, ciudad donde ha trascurrido prácticamente toda su trayectoria artística. Por ello, la ciudad le rinde un merecido homenaje por sus cincuenta años dedicados al mundo del arte, que en este caso está centrado en el terreno de la escultura, a través de dos exposiciones antológicas que están repartidas entre el Museo de Badalona y la Sala Josep Uclés del Centro Cultural El Carme.

Josep Maria Camí
Josep Maria Camí y Ramon Casalé (autor del artículo) al lado de El rapte de Sabine. 2002

El título de la exposición es 50 anys Camí escultures, donde se puede apreciar una parte de su trayectoria artística que sirve para entender y valorar su enorme aportación a la escultura, tanto a nivel nacional como internacional, ya que existen obras de gran tamaño en espacios públicos y privados en diferentes partes del mundo. Aunque las obras que se exhiben corresponden al periodo de 1973 a 2019, en realidad su trabajo abarca cincuenta años de labor escultórica, representan perfectamente su labor creativa.

La muestra se ha dividido en dos espacios: el Museo de Badalona, que por sí mismo merece que se le dedique un artículo en profundidad, está considerado como uno de los museos romanos más importantes de Europa, ya que en su subsuelo se encuentran vestigios de la antigua ciudad de Baetulo, fundada en el siglo I aC y que se ha musealizado de forma que se pueda contemplar a través de un largo recorrido por ella.

esculturas poéticas
Encarant el demà. 1982

Dentro del museo la exposición se presenta en dos ámbitos diferentes: la sala de exposiciones temporales, que se encuentra en la planta baja del Museo, donde se exhiben una serie de obras de formato medio y pequeño, además de un conjunto de maquetas que hacen referencia a esculturas de gran tamaño que o bien se han realizado al aire libre en diferentes localidades del mundo, o que nunca se llevaron a cabo.

 El segundo ámbito corresponde al espacio denominado Decomanus , o lo que es lo mismo, el termino usado en la planificación urbanística  romana para denominar una calle dentro de la ciudad o de un campamento militar que solía tener una orientación este-oeste. En este caso el Decomanus está situado en el subsuelo del museo, que es donde se ubican los restos de la ciudad romana de Baetulo cercana al Fórum, y en donde se han instalado un conjunto de esculturas de Camí que dialogan con el entorno urbano. Este diálogo entre el pasado y el presente significa una manera de relacionar dos culturas/esculturas que permiten comprender mejor lo que sucedía en aquel momento y que no están muy alejadas de la actualidad, ya que existen diversos aspectos que las unen.

En cuanto al otro espacio expositivo se ubica en el Centro Cultural de El Carme, concretamente en la sala Josep Uclés, que fue un pintor badalonés representante de la neofiguración europea dentro de un estilo marcadamente surrealista en que las connotaciones mágicas y cósmicas reflejaban un mundo lleno de imaginación que va más allá de la propia realidad.

La escultura como una forma de vida

 Josep Maria Camí se formó en la Escola Massana de Barcelona en la especialidad de escultura. Posteriormente se graduó en interiorismo en la Escola d’Arts i Oficis de Badalona y más adelante se licenció en la especialidad de escultura en la Facultat de Belles Arts de Barcelona. Su primera exposición individual tuvo lugar en el Centre Atlètic Laietana de Mataró en 1982.

Ha escrito dos libros relacionados con la escultura a partir de la historia, la estética y la didáctica en colaboración con Jacinto Santamera, titulados La talla. Escultura en madera  y Escultura en piedra ambos publicados por Parramón Ediciones y editados en diez idiomas,. Del primero Juan Bufill destacaba que es un libro que “sabe comunicar cuáles son la sensibilidad y las técnicas adecuadas para extraer lo mejor de la madera”.  Camí es cofundador con Jacinto Santamera y Pilar Miquela del taller BDN de Escultura, y su director desde sus inicios en el año 2005 hasta el 2020.

escultura
Bètulo. 1990

Tiene esculturas públicas en diversas ciudades y parques, tanto europeos como americanos y asiáticos, como por ejemplo en la Plaza de Pep Ventura (Badalona), Pista de Batea a la Pobla de Massaluca (Tarragona), Salida de Santo Tirso a Porto y Cantanhede (Portugal), Parque del Municipio, Quito (Ecuador), Parque Kudurae, Puyó y San-Cheon (Corea del Sur), Albey, Beirut (Líbano), Universidad de Ponce (Puerto Rico)  y Ban Shan Parc. Fushing (Taiwán). Además, su obra se encuentra en una cuarentena de museos, instituciones, colecciones privadas y públicas.

Su trabajo suele mostrarse a modo de series, principalmente de índole conceptual, como son Arquitectura humana, Anatomías de piedra y El trabajo trabaja el cuerpo, que se basan en las formas humanas; Escondido está el eje, relacionado con la arquitectura; Virutas del tiempo, De Naturaleza Mutante, Letargias y Geometrías de la Sinrazón, que se acercan al terreno del hierro fundido obteniendo como resultado formas fosilizadas; Tylopsis -una especie de insectos- , con la idea de buscar significados en el mundo rural, Volaverunt, que se puede interpretar como algo que desapareció y Trobes, relacionado con el mundo de las bibliotecas.

Hermes. 1975
Hermes. 1975

Más recientemente se ha adentrado en series que buscan y proponen situaciones que incluyen aspectos literarios caso de Memento y Tiempos de Sibilas, aunque las obras que están vinculadas con el poeta Marius Sampere, desaparecido en 2018, se sumergen en el terreno existencialista., tal como señala un poema suyo:

“¿Por qué todo comienza por el principio?
No tiene sentido. El tiempo
te hace la boca agua, muchacha. Así
resucita aquella estrella
muerta hacia milenios.
Y, ¿lo ves?
ya se enciende
ya no es mentira, ya
sé que las cosas no acaban
ni comienzan: se entrecruzan. Sí, ya sé
que vivir es intentarlo infinitas veces”

Marius Sampere. Jerarquías. 2003

Precisamente la catedrática emérita de la Universidad de Barcelona Lourdes Cirlot, comentaba con motivo de una exposición que el artista celebró en diversos recintos de la propia universidad en el año 2015, que la colaboración con Sampere “ha dado lugar a obras de una extraña belleza, en el sentido de que, a través de los sentimientos cercanos a la angustia, el sufrimiento e incluso el miedo que se puede sentir ante la muerte, Camí consigue una especial sensación de armonía”.

Camí trabaja con diversos materiales, pero la madera, el hierro y la piedra son los que usa habitualmente. Su obra se centra principalmente en la creación de un diálogo entre el pasado y el presente, tal como se puede comprobar en las obras que se exhiben en subsuelo del museo, ya que confraternizan perfectamente con los vestigios antiguos de la ciudad.

poesía
Vista general exposición

En cada una de sus esculturas se fusionan la realidad y lo conceptual, o sea el objeto y la idea se materializan a partir de un conjunto de simbolismos y de historias tejiendo un discurso propio, que sirven para que el espectador entienda y a la vez comprenda el porqué de sus creaciones, tal como también vemos en las enormes salas de El Carme y en el hall del museo.

50 años de escultura contemporánea

 Lo primero que el público ve en el Museo de Badalona es una pequeña escultura que se halla en la entrada titulada Kepri-2, 1999, realizada en mármol verde de Guatemala, texturada y pulida por el escultor Mariano Andrés Vilella y delante de ella Kepri-1, del mismo año pero de Josep Maria Camí, de piedra volcánica, plastilina negra y escarabajo natural. Khepri es el dios sol representado por un escarabajo en la cultura egipcia. Según la mitología era un dios que se transformaba cada mañana y renacía de nuevo, o sea el dios del amanecer.

Seguidamente aparecen diversas piezas que, en algunos casos, van acompañadas de poemas de autores relacionados con el artista y que han intervenido en varios de sus proyectos escultóricos,  como es el caso del artista conceptual J.M. Calleja, Coloma Lleal, Inés Narváez y el mencionado Màrius Sampere. Al fondo de la sala se exhiben un grupo de maquetas de obras realizadas en espacios públicos, que también se pueden ver en las fotografías expuestas en la pared  y que sirven para conocer cuál ha sido el resultado final de cada uno de los proyectos, teniendo en cuenta que no todos se llevaron a cabo.

Camí
El rapte de Sabine. 2002

La figura femenina se puede contemplar en una de sus obras primerizas como es Fortalesa, 1973-1974, de piedra artificial, pizarra, grifi y pátina al óleo. Se trata de una obra que recuerda de algún modo a Henry Moore. En cambio, el dios olímpico griego Hermes , esculpida en piedra dos años más tarde, es un personaje completamente abstracto, ya que sólo se deja entrever un brazo y una pierna -de todos modos, es necesaria mucha imaginación para saber exactamente la existencia de ambos miembros-.

Como hemos comentado anteriormente una de las primeras esculturas públicas que realizó Camí está ubicada en pleno centro de Badalona. Se trata de Bètulo, que fue inaugurada en 1991. Representa la parte frontal de un barco y las velas. Es un homenaje a la antigua ciudad romana de Bètulo que, en su época, era tan importante como Barcino -la actual Barcelona-. En la exposición se exhibe en pequeño formato usando como materiales hierro fundido y aglomerado de madera.

Camí
Fortalesa. 1973-1974

El rapte de Sabine (2002) forma parte de una colección particular,  en la que el rostro del personaje femenino corresponde a la figura de la propietaria de la pieza. El reverso de la cabeza es de bronce y está abierto como si se tratara de dos alas y descansa encima de una columna de madera de cedro, a modo de tótem. La obra es de un gran realismo.

El bronce Encarant el demà (Encarando el mañana, 1982) está dispuesto en forma de pareja, aunque las figuras sean algo distintas, debido principalmente a las hendiduras y pliegues. La sensación de movimiento es bien evidente debido a las curvaturas que se aprecian en cada una de sus  partes.

Respecto al conjunto de obras del subsuelo del museo, destacan cuatro oráculos que hacen referencia a diferentes luchadoras por la libertad, la justicia y el recuerdo, además de la naturaleza. Están realizadas con materiales tales como el hierro, la madera, la tela e incluso orgánicos (semillas). Estas obras de gran tamaño se expusieron en el Espai Volart de la Fundació Vila Casas en el año 2006 y posteriormente en la galería del Paraninfo, la Biblioteca de Letras y en la Aula Capilla del edificio histórico de la Universidad de Barcelona en 2015.

El primer oráculo está dedicado a la política birmana, Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi , en que se ve un círculo como si se tratara de un gong situado en medio de dos postes de madera que rompen el silencio, del que Josep Maria Cadena destacaba  este “gran gong que se abre al espacio, huérfano de plancha sobre la que percutir y con un gran badajo que , si se impulsa, se balancea en el espacio”; el de la política y ecologista keniana Wangari Maathai, que fue la primera mujer africana en obtener el Premio Nobel de la Paz, y que Camí la recuerda mostrando una mesa en la que aparece la silueta del continente africano y una parte de él se está desvaneciendo, pero con la singularidad de que esta parte conlleva materia orgánica, como símbolo de vida y de existencia, pero sobre todo como fuente de alimento en un continente que suele pasar hambrunas y otras penalidades.

escultura interactiva
L’oracle del silenci. 2019. escultura interactiva

La escultura dedicada a la madre Teresa de Calcuta consiste en una especie de parihuela o carro que lleva en medio la llama de la libertad y de la esperanza y en Las Madres de Mayo, la presencia de una cama con unas sábanas blancas en medio de unos barrotes de madera en forma de cárcel en las que la presencia de la tortura se adivina perfectamente, y como nos advierte Marius Sampere en el poema que acompaña esta pieza:

“Se trata de la pureza, pues la tortura
En esta cama no se duerme,
se pasa la eternidad.
El horror de estar despierto,
atento a la vida.
para aprender que es inútil resistir.
Para ver que los siete verdugos se relevan.
que los instrumentos se hunden.
que los salvadores te abandonan,
que todo esto tan injusto es el límite.
Que el límite continuo”.

 En cuanto a la sala Josep Uclés de El Carme, se exhibe un gran número de obras que representan fielmente el talante y la labor introspectiva y creativa del artista, ya que despliega toda su faceta escultórica en la que, como hemos mencionado anteriormente. la prosa y la poesía forman parte. Varias de sus esculturas están asociadas a pequeños textos de críticos, poetas, galeristas y artistas que contribuyen a un mejor entendimiento de sus propuestas. Propuestas que no dejan a nadie indiferente, tanto por la obra en sí como por lo que representan en realidad.

Camí
Pactem cotidianum. 2017

De la serie De natura mutante que abarca el periodo 1990-1993, y que tuve ocasión de presenciar en la desaparecida galería Greca de Barcelona, hay un conjunto de piezas todas ellas de hierro que están colgadas en la pared, de las que Conxita Oliver en el catálogo señalaba que son obras en las que se fusionan la realidad y la ficción, debido a que muestra una serie de piezas con “aristas puntiagudas y vértices en fuga, siluetas serradas y dentadas, cortes contundentes, prolongaciones espinosas que se lanzan dramáticamente, caparazones chascados brutalmente (…) siempre nos acercan al tránsito entre la vida y la muerte”.

Otras obras que también están situadas en la pared forman parte de la serie Amagat és l’EIX. Se trata del conjunto de siete piezas de metal Càbala (1990) donde emplea diferentes materiales: bronce, cobre y hierro tratados y cuerda. En Pactem cotiduanum (2017) el artista emplea como principal material el alabastro en cuyo centro surge una copa de metal plateada como si estuviera fosilizada. Otra pieza con el mismo material es Tymphanic sortis (2017), pero en lugar de una copa aparece un colmillo. Ambas esculturas pertenecen a la serie Silencis.

Camí
Camí

 Gravitas (2004) es una instalación interactiva colocada en medio de la sala que se divide en tres partes: en el suelo aparece un círculo donde se ha depositado un polvo negro, y encima de él aparece una piedra redonda de grandes dimensiones de la que surge una barra de hierro que sirve para mover la piedra.

Otras piezas interactivas pertenecientes a la serie Silencis son las imponentes Resurrecció (2010/12) y Tristany & Isolda (2015). La primera tiene forma de ataúd o lápida, en cuya parte inferior aparece un poema de Marius Sampere. La presencia de la muerte, el padecimiento y la angustia suelen estar bien presentes en este tipo de obras.

“Tumbado en la litera,
el cuerpo extendido se abandona
a las corrientes inferiores
hacia la eterna resurrección
de este amor extraño
que nos recoge del suelo
y nos consagra únicos,
todos nosotros, criaturas
malvadas y bellísimas”.

En cuanto a la segunda son las cubiertas de un libro abierto y debajo de él hay un poema del mismo autor. Para Josep Duran, comisario de la exposición “la obra pausada y silente de Camí ha provocado el efecto de atraer las palabras. Son muchos los poetas que se han atrevido a hacer palabra de lo que es forma tridimensional. Arte del arte”.

Ramón Casalé Soler - Artes plásticas

Ramon Casalé Soler

Ramón Casalé Soler (Barcelona. 1955)

Museólogo, historiador y crítico de arte

Miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA)

Miembro del Consejo Internacional de Museos (ICOM)

Licenciado en Geografía e Historia, especialidad en Historia del Arte (Univ. Barcelona)

Máster en Museología y Patrimonio Cultural (Univ. Barcelona)

Curso de Anticuario (Barcelona)

He formado parte de la Junta Directiva, con el cargo de Tesorero, de la Asociación Catalana de Críticos de Arte (ACCA), durante el período 2001-2016

Colaborador del programa de radio “Formas y Ängulos en las cadenas Onda Cero y COPE de Barcelona durante 7 años

Excoordinador de Artes Plásticas del Museo de la Marina de Vilassar de Mar (Barcelona)

Exdirector artístico de la Galería de Arte Sant Pol Art, de Sant Pol de Mar (Barcelona)

Fui corresponsal en España de la revista italiana ARTE IN de Venecia durante 20 años

Formaba parte del Comité de Redacción de la revista digital Mur Crític (ACCA)

Actualmente también soy crítico de arte de la revista BONART de Girona, de la revista ARTE por EXCELENCIAS de La Habana, de la revista digital EL TEMPS DE LES ARTS de Valencia , del periódico L’INDEPENDENT DE GRÀCIA de Barcelona y del FULL INFORMATIU de la Societat Catalana d’Arqueologia de Barcelona.

Asimismo, he sido crítico de las revistas Batik, Arte Omega, Marte de Barcelona, Papers d’Art de Girona, Zerovuittresquaranta y Vilassar Actiu de Vilassar de Mar (Barcelona), entre otras publicaciones, desde los años 1987 hasta la actualidad

Corrección de textos

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.