Las nueve musas
collage de latas
Promocionamos tu libro

Luis Wells nace en Buenos Aires en 1939, estudia y se recibe de Profesor de dibujo, grabado e ilustración en la Escuela Nacional de Artes Prilidiano Pueyrredon la ciudad de Buenos Aires.

 

Luis Wells
Luis Wells – De Jeronimomv – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0,

Fue distinguido con  numerosos premios, entre ellos: Premio Excellence on Design(Nueva York,1970) ; Konex a las 100 mejores  figuras de la Historia de las Artes Visuales Argentinas(1982); Gran Premio de honor de la Bienal de Valparaíso (1989), premio Konex (1994); Premio  a la Trayectoria Asociación  Argentina de Críticos de Arte (1996); Gran Premio de Honor Salón Nacional de pintura (1997).

Considerado unos de los  introductores del movimiento informalista en Argentina, junto a  Alberto Greco, Mario Pucciarelli, Enrique Barilari, Kenneth Kemble y otros,  que en 1959  hicieron su primera exposición en Buenos Aires. En aquél  momento  estaban en auge  las vanguardias que pregonaban la ruptura con arte figurativo y representacional para dar lugar a expresiones abstractas con preponderancia de lo matérico y desechos, como latas  oxidadas, troncos y maderas envejecidas. Este arte de ruptura desemboca en la desmaterialización  del arte.

En esta muestra  Wells utilizó collages con latas, arpilleras y leños  como en el caso de Objeto de Cobre y Madera y también en  Tributo a Simak  donde privilegia la madera de  cajones de verdura, maderas de muebles viejos  con graffiti, pinturas y troncos encastrados o en Viejas Potrancas que asoció la madera con papel de diario pegado sobre ella y pedazos de hierro. Estas obras  son objetos -relieves cuyo volumen está dado por lo pedazos de tronco, cartón o madera que sobre salen  del plano del cuadro  para resaltar la cualidades del material empleado en la composición.

En 1965 gana el premio especial del jurado Premio Torcuato Di  Tella, otorgado por el Instituto del mismo nombre   por su obra Denotación Espacial consistente  en la decoración de un techo, que consta de diversos paneles con franjas paralela coloreadas en ondulación, en general los techos de Wells están elaborados con sinuosidades y aristas coloreadas que emergen del plano, esto le transmite volumen  y así aparece el techo como una escultura dentro el espacio de la habitación.

Luis Wells
Denotación espacial, techo para el Premio Di Tella – De Jeronimomv – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0

Wells considera que la ornamentación de los techos “no es nada nuevo, es una vieja idea, ya se hacían en el Renacimiento, el mejor ejemplo es la Capilla Sixtina, es un plano de la habitación que se deja sin usar, al recuperarlo lo vuelvo contemporáneo” con la incorporación del volumen realza el cielo raso y le da la preponderancia que no tiene habitualmente, destacando las luces y sombras provocada por las ondulaciones del volumen.

En el mismo año viaja a Londres con una beca del British Council,  en la capital inglesa trabaja en el Royal College of Art. En esa institución se perfecciono en escultura, técnica que ya aplicaba en sus primeras  expresiones en la realización  de sus objetos-relieve.

Luego  de permanecer un año en Inglaterra, donde  no se sentía cómodo  y donde “había hecho todo lo que tenía que hacer”, decidió trasladarse a Estados Unidos, porque estaba interesado en observar lo que  allí se hacía.

Cuando llegó a Nueva York en 1967, se encontró con que todo  “era muy duro y difícil  para los latinos”, ya que esta ciudad  rivalizaba con Paris por ser el centro del arte mundial y de las manifestaciones artísticas del momento; por esta razón sólo exponían norteamericanos, ni europeos y mucho menos latinoamericanos podían hacerlo.

Wells
Legislatura de la Provincia de Córdoba

Como reacción   Wells  unido a otros artistas latinoamericanos que residían en Nueva York, (los argentinos Liliana Porter, Cesar Paternosto, Miguel Ocampo, Fernando Maza, Luis Felipe Noé…; el uruguayo Luis Camnitzer; los brasileños  Ana María Maiolino y Rubens Gerchman; los colombianos Omar Rayo, Fernando Botero  y Leonel Góngora; el guatemalteco Rodolfo Abularach y el mexicano Arnold Belkin, entre otros) decidieron en 1969 fundar el Museo Imaginario Latinoamericano de Nueva York  que se integraba con “los talleres de cada uno de nosotros” .Solo existió la Galería Bonino, Argentina, que inauguró un espacio en Nueva York e hizo algunas muestras de artistas latinos, pero luego se dedicó solo a artistas norteamericanos. El Museo tuvo importancia simbólica.

Allí permanece por 9 años hasta que en 1975 regresa definitivamente a la Argentina y se establece en Buenos Aires.

En la ciudad de Córdoba hay algunas esculturas de Luis Wells. La Serpiente, de la  serie Toys enclavada  en la Avenida Rafael Núñez, es una obra de 5, 50 metros de alto realizado por solicitud de Luis Colombo, dueño del Ristorante Italiano, que quería una escultura como modo de señalización del lugar de emplazamiento de su restaurant. La Serpiente fue elaborada en forma geométrica con varios paneles de hierro ensamblados en forma de triángulo  y  pintados  de colores primarios  y complementarios, donde   el color es el elemento dominante .En una de sus caras destaca los azules y sus complementario  violeta, celeste, verde y en la otra fase los rojos, amarillos, ocre, en algunos cierra la composición el negro. En la obra emerge en un ziz zaz que se eleva hacia arriba en blanco y gris, imitando la cabeza de la serpiente.

Wells
Techo, 2008. Madera policromada – De Jeronimomv – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0

También  la ciudad de Córdoba tiene una escultura homenaje al músico Herbert Diehl ubicada en  el Parque de las Teja en  la entrada de la ciudad Universitaria.

En la rotonda,  a la entrada de la ciudad de Embalse de  Rio Tercero en la  provincia de Córdoba, está en ejecución una nueva obra  del artista.

Actualmente sigue interviniendo techos para familias particulares de las ciudades de Buenos Aires y Córdoba, a la manera de un Miguel Ángel vernáculo

Cabecera: Collage de las latas, 1959 – De Jeronimomv – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0

Alicia Estela Beltramini Zubiri

Alicia Estela Beltramini Zubiri

Profesora y Licenciada en Historia en Historia (Universidad Nacional de Córdoba)

Licenciada en Historia (Universidad Nacional Autónoma de México); Becaria O.E.A. en España, investigación Historia de América.

Profesora Disertante de los Cursos ¨Panorama de la plástica argentina contemporánea¨ en Bolivia Honduras; Costa Rica; Panamá; Ecuador, República Dominicana; México y Paraguay.

Jurado en el l Salón Provincial de Arte Cerámico. Jurado de Selección en APAC para la Feria de Arte Córdoba 2000.En concursos de fotografía por el Fotoclub-Córdoba.

Curadora de la exposición de murales cerámicos de Eduardo Bravetti y Marta Zabala. Octubre 2011.

Publicaciones:
¨La cerámica primitiva de Córdoba¨.
¨Antonio Seguí”.
¨Las pinturas de Genaro Pérez”.
”Octavio Pinto”. Bienal Americana de Arte de Córdoba (1962-1964-1966).Un intento por valorizar la identidad americana”.
“Marcelo Bonevardi. El enigma de sus pinturas construcciones”

Directorio Cultural Hispano

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La ciencia no es asunto de Dioses
Apadrina a un redactor