Las nueve musas
Los españoles se fueron

Los españoles se fueron… ¿y ahora?

Promocionamos tu libro

La guerra entre EEUU y España se acabó, la bandera española ondeó por última vez el 13 de agosto de 1898, y los españoles se retiraron de Cuba, dejando a los cubanos solos con sus “salvadores” norteamericanos.

Los cubanos celebraban su liberación, pero había algo que los confundía. ¿Por qué ondeaba la bandera de EEUU en lugar de la cubana, ya que la española se había retirado?

EEUU había prometido independencia y libertad, sobre todo en boca de Teddy Roosevelt, cuya participación en la guerra contra los españoles, como encabezado de los “Rough Rangers”, le allanó el camino hacia la Casa Blanca.

Teddy Roosevelt como comandante de los Rough Rangers y presidente de EEUUPor cierto, eso de militares que se convierten en políticos de primera clase hasta el punto de conseguir el liderazgo de un país no es un fenómeno raro en la historia, pero seguro que no inculca sentimientos particularmente democráticos. Teddy Roosevelt, en particular, era un aficionado de la eugenesia, algo que constituyó una página bien oscura de EEUU. Consecuentemente, ¿cuán democrático puede haber sido?

Sí que el ex encabezado del regimiento de caballería Rough Riders (jinetes duros) prometió libertad e independencia, pero ¿cuán conseguible sería esa libertad con todo el capital estadounidense ya habiendo extendido sus tentáculos casi en todas partes de la isla?

Así que surgió la llamada “Enmienda Platt”, según la cual, los norteamericanos exigieron la inclusión de una disposición constitucional, verdaderamente chocante y humillante para los cubanos. Dicha disposición contemplaba la intervención del ejército norteamericano en cualquier momento si EEUU lo considerara necesario, como garantía de protección de las inversiones y las propiedades estadounidenses. Obviamente, los cubanos sucumbieron al chantaje y firmaron la enmienda en 1901. No tenían otra opción si querían que se fuera el ejército que se había vuelto, de la noche al día, de liberador a ocupante.

No obstante, el derecho a intervención militar no fue la única concesión cubana. Según la enmienda, EEUU tenía el derecho a establecer bases militares y navales en distintas partes del país. La más famosa, o notoria, es la de Guantánamo, que, a propósito, hoy sirve como centro de detención y torturas de cada “enemigo” de EEUU.

La presencia militar estadounidense en esa área se vinculaba, sobre todo, con el control del canal de Panamá, que todavía se estaba construyendo.

El canal de PanamáDicho sea de paso, ese canal ya había provocado la secesión artificial panameña de Colombia. Panamá siempre formaba parte de Colombia hasta EEUU decidió separarlo, bajo el pretexto de liberarlo de la opresión (?) colombiana, pero, por supuesto, en realidad, para apropiárselo.

En pocas palabras, EEUU logró controlar todo el tráfico marítimo entre 2 océanos con 2 “independizaciones”, una de Panamá, y una de Cuba.

Si echamos un vistazo al mapa y la historia mundiales, vamos a constatar que los anglohablantes tienen un rasgo especial, en comparación con los demás.

Son expansionistas hasta la médula, como muchos, pero su diferencia principal es que NO PIERDEN CASI NUNCA.

Empezando por su propia fuente étnica y lingüística, Inglaterra, no es difícil averiguar la incuestionable supremacía de los ingleses, que crearon un imperio, donde, como ellos dicen, vanagloriándose, “El sol no se ponía nunca”.

Pues, es verdad. No se ponía. ¡Vale la pena mencionar la existencia de libros y documentales que hablan de los lugares, que los británicos NO invadieron!

Además, mirando las guerras o, aún más detenidamente, las batallas individuales de cada guerra, observaremos que los británicos no perdían casi nunca.

Imperio BritánicoSu imperio y su prevalencia global dieron a luz “hijos” bien fuertes y dignos de heredar el imperio en cuestión. EEUU, Canadá, Australia, etc.

Aquí valdría la pena relatar otro aspecto sobre el deseo insaciable de expansión de los británicos, según el cual, estaban dispuestos a tomar parte en guerras, en cualquier lugar del mundo, con tal de irse de un país húmedo, oscuro, aburrido y deprimente que no se aguantaba, pero eso es otra historia.

Parece que el “hijo primerizo”, y, a la vez, más rebelde de esa familia fue EEUU. Un país que, aunque comenzó como un, relativamente, pequeño conjunto de 13 colonias que luchó por conseguir su independencia de la “mamá” autoritaria, acabó con un área casi igual a la de Europa, tragando literalmente tierras indígenas y mejicanas. Un país, cuya hambre por expansión, no parecía saciarse nunca, como vemos en nuestra historia también.

Apenas hemos entrado en el siglo XX, y todavía EEUU no ha mostrado su monstruoso poder durante las 2 guerras mundiales, después de las cuales el Reino Unido, oficialmente, le otorgó el cetro del líder global. Sin embargo, todas las señales nos muestran clara e indiscutiblemente que dicho país va a reinar en el mundo entero, casi sin rival.

Aquí hay que añadir que tenía un enorme privilegio. Mientras que los países europeos estaban ocupados con agotarse con guerras infinitas entre sí, EEUU jugaba totalmente solo en un campo enorme, libre de contrincantes serios.

Para una potencia así, los países latinoamericanos eran, y siguen siendo, simplemente presas fáciles. Agotados por las guerras de independencia y el saqueo perpetrado por los colonizadores, con poquísima cohesión social, y con su raza principal, los indígenas, casi diezmados, tanto por los colonizadores blancos, como por sus descendientes que heredaron el liderazgo de los países, parecían condenados a hundirse en la pobreza, la ignorancia, la delincuencia y la violencia.

Por consiguiente, un país con la organización, educación, infraestructura, disciplina y ambición anglosajona de EEUU, que, por cierto, integraba, de modo ejemplar, a los infinitos inmigrantes, que, ya al principio del siglo XX, lo veían como “tierra prometida”, claro que vería a sus vecinos hispanohablantes como “bananeras”, un término que fue acuñado después de las “hazañas” de la notoria United Fruit Company (hoy Chiquita), que funcionó como una de las puntas de la lanza capitalista estadounidense durante varios años.

Consecuentemente, Cuba fue, simplemente, una “bananera” más, o, para ser más preciso, una “azucarera”, ya que la necesidad insaciable de EEUU por azúcar convirtió la economía cubana en casi monocultora.

Teóricamente, hubo elecciones por primera vez en su historia en 1901, tras la permisión del presidente de EEUU, por supuesto, pero el candidato Tomás Estrada Palma, que ganó, era nada más que un títere de EEUU.

Tomás Estrada PalmaEn cualquier caso, no habría ninguna diferencia, fuera lo que fuera el resultado de las elecciones, ya que el patrón verdadero de Cuba era el embajador estadounidense, cuya función era más o menos de gobernante de una provincia lucrativa con inversiones de más de 150 millones de dólares de valor.

Además, el águila norteamericana en la cumbre de un monumento enorme, erguido en honor a las víctimas del USS Maine, que “vigilaba” el puerto de la Habana, no dejaba lugar a duda sobre el régimen verdadero del país, el cual se demostró rotundamente en 1906, cuando el ejército norteamericano invadió sin ninguna advertencia, bajo pretextos que, de verdad, no valen la pena mencionar.

Monumento en honor a las víctimas del USS MaineEs que los invasores siempre encuentran excusas, aún las más absurdas, para transgredir la soberanía de otros países.

De una manera mágica, no son nunca invasores, sino siempre liberadores, pacificadores y muchas cosas más, dependiendo de la fantasía o del descaro de cada uno.

Un buen ejemplo de esta práctica es el diálogo entre el embajador italiano en Grecia, en 1940, durante el cual, el embajador, prácticamente, estaba dando un ultimátum al líder griego, un poco antes de la invasión del ejército italiano.

Le dijo: “A causa de la situación bélica con Inglaterra, nuestro ejército necesita tomar control de algunos puntos estratégicos dentro del territorio griego. Eso no insinúa, para nada, ¡una invasión! Pero, por favor, no resistáis, porque cada tipo de resistencia se va a reprimir con fuerza (!!)” El líder griego, entendiendo 100% lo que se le decía, planteó una pregunta sencilla. “¿Cuáles son estos puntos?” El embajador italiano quedó perplejo. “Es que… no tengo la menor idea”

Cuba: desde el descubrimiento hasta la “independencia” (2)

Vasilis Dinas

Vasilis Dinas

Vasilis Dinas nació en Tesalónica, la capital de la región de Macedonia en Grecia del norte, en 1976.

Sus principales pasiones siempre han sido dibujar y hablar idiomas, así que no es una sorpresa que acabó estudiando arquitectura e interpretación y traducción.

Habla griego, inglés, alemán, español y portugués a nivel profesional y francés, serbio e italiano a nivel medio.

Fue a la Escuela Alemana de Tesalónica, estudió Arquitectura en la Universidad de Aristóteles de Tesalónica e interpretación en Atenas y trabajó varios años en Tesalónica y Atenas como arquitecto y traductor hasta que se mudó a Australia, dónde pasó 6 años trabajando como gerente de proyectos de construcción e intérprete entre españoles, australianos y griegos en las obras de las tiendas de INDITEX.

Ha traducido entrevistas de jugadores, entrenadores y árbitros durante copas mundiales de fútbol del griego, español, portugués y alemán al inglés, ha subtitulado documentales del español y portugués al griego, ha hecho interpretaciones en tribunales entre griego y español, ha traducido libros literarios del portugués brasileño al griego y ha trabajado como periodista, buscando temas interesantes en 8 idiomas en la prensa internacional y redactando artículos, analizando temas políticos de la actualidad, vinculándolos con el pasado y con acontecimientos históricos.

Además, participó en la conferencia anual de FIT (Federación Internacional de Traductores) en 2017 en Brisbane, Australia, representando la delegación griega.

Otras pasiones suyas son los viajes, la geografía, la historia y sobre todo la geopolítica.

De momento vive en Tesalónica impartiendo clases particulares de inglés, español, portugués y alemán, traduciendo y sigue aprendiendo idiomas.

Reseñas literarias

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las bestias nazis

 Aforismos – Antropología – Arqueología – Arquitectura – Astronomía – Biografías – Biología – Cabaré – Cerámica – Cine – Cómic – Comunicación – Crítica literaria – Danza – Derecho – Dibujo – Diseño – Ecología – Economía – Educación – Ensayo – Escultura – Filología – FilosofíaFísicaFotografía – Gastronomía GeologíaGrabado – Historia – Ilustración -  Jazz  – MarketingMatemáticasMemorias – Música – Narrativa – Ópera – Ortografía y Gramática – Performance – Pintura – Poesía – Poesía visual – Política – Psicología – Química – Religión – Salud – Sociología – Tapices - Teatro - Viajes -Zarzuela
Apadrina a un redactor