Las nueve musas
El tercer ojo

La Glándula Pineal el Sendero recto hacia D/os

Promocionamos tu libro

Come, run, be filled with joy. Here we are freeing the human from his Stone

vengan, corran, llénense de alegría. Aquí estamos liberando al humano de su piedra

En este continuo y sinuoso recorrido del Tiempo, pareciera que lo Sagrado se ha separado de la Materia, al ser considerada erróneamente profana, y digo erradamente porque la Materia al ser Creación de D/os tiene en todos sus grados la Sacralidad. Sin embargo, considerarla en un posición más baja ha provocado una Crisis Existencial, llamada así, porque la Vida, el Tiempo, el Espacio son separadas de la Eternidad y de la Belleza de la Nada, la cual pareciera inentendible, pero la cual es profunda, especialmente porque nos recuerda el Origen donde todo estaba invadido de D/os, es decir, se estaba Vacío del Todo, porque entre más Vacío más lleno, de esta manera, la Nada es el estado donde sólo existe D/os, donde su lugar no es ocupado por Nada (valga la redundancia).

La Materia es Sagrada porque fue Creada por Allah a lo largo de Seis días, descansando Él el Séptimo, para que el Ser Humano lo trabaje, para que continúe Su Creación, así estos Seis días de Creación son la analogía de la Existencia, y el Séptimo el reflejo de la Vida, la cual debe de forjarse a partir de este Trabajo de D/os y de fortalecerse de su Descanso, porque en este, D/os hace a la Humanidad responsable de la Creación. Es decir, en seis Días, Allah creó y el Séptimo también trabajo a través del Ser Humano en cada uno de sus actos.

Así está escrito en el Sagrado Qur´an, y la Torah, Libros Sagrados que nos explican que la voz Descanso no significa flojear, sino limpiar y purificar la Casa, que es cada ser humano, a través del trabajo el cual no sólo fortalece el Espíritu sino que lo une al Cuerpo por medio del Alma, pactando con la Loca de la Casa, como llama Santa Teresa de Jesús a la Mente y a la Imaginación, así estos Siete días de la Creación, reflejo de los siete lenguajes, de las siete Moradas, de los siete Cielos, de las siete Leguas, siete Sabios, siete Colores, siete Chacras retornarán a la Nada Primigenia.

Este descanso, este día del Señor, es el retorno a esa Energía Oscura, a partir del trabajo espiritual que todo creyente más allá de su religión, tiene consigo mismo, teniendo como puntos de apoyo la triada descrita en los Libros Sagrados, los cuales se dividen en: la Palabra, la Escucha y el Silencio, las cuales dentro de muchas otras lecturas corresponden a la Religión, la Espiritualidad y la Mística.

Es decir, la Religión se apoya y necesita de la Palabra, la Espiritualidad de la Escucha y la Mística del Silencio, siendo en este punto donde todo se devela cinestésico, de ahí que para muchos místicos los alucinógenos sean un centro fundamental. Sin embargo, mencionan los chamanes, los alucinógenos de manera semejante a la oración, son maestros que guían, muestran y enseñan al Cerebro a conectarse con el punto de encuentro, con ese Principio, con esa Energía Oscura que habita de manera micro cósmica en el interior, llevando al ser humano al enlazar con los hemisferios cerebrales, con ese Macrocosmos que habita en nuestro interior, y el cual, aunque parezca absurdo, reside en el microcosmos que somos y que toma sentido a través de las palabras pronunciadas por Einstein:

Dios es tan grande que no cabe en nuestro entendimiento, y tan pequeño que habita en nuestro corazón.

Pero el Corazón para los pueblos antiguos no es un órgano donde habita el Amor, sino donde reside la Comprensión y el Entendimiento, y es aquí donde paralelamente se habla del Tercer Ojo, el cual metafóricamente es llamado Estrella de Oriente, como se menciona en la Epifanía y en el Evangelio de Lucas, porque el Oriente para todos estos pueblos se encuentra en el centro de la frente. Esta estrella, es el Tercer Ojo, el cual se ha abierto a diversos Pastores, quienes representan a diversos pueblos los cuales han entendido y contemplado a Jesús como alguien especial, ya sea como Hijo de D/os, como Mensajero, Profeta o un rebelde, llevando al ser humano a entrar en una Crisis Existencial que lo conduce a provocar una Crisis Social, ¿por qué? Sencillamente, porque la Crisis de la Existencia lleva a percibir con Misericordia la Vida, por eso, quizá las Crisis Existenciales son esenciales en el desarrollo de la Vida de toda persona.

Lo Espiritual necesita de la Materia, el Neshama se fortalece del Nefesh, mientras el Ruaj, ese Aliento del Alma – Mente lo pone a prueba y lo fortalece. Por ello, el Alma es el Satán, la Conscupiscencia, quien a través de la Responsabilidad nos hace elevarnos o por medio de la irresponsabilidad rebajarnos al traicionar nuestra Dignidad.

Glándula Pineal

Porque de Tu creación escogerás y pondrás a prueba a alguien, está escrito en el Sagrado Qur´an.

El Satán es la Mente, la Loca de la Casa, que se encuentra entre la Materia y el Espíritu, entre el Hemisferio Izquierdo y el Hemisferio Derecho, entre lo Femenino y lo Masculino, entre al anima y el animus, por lo que desde tiempos muy antiguos, incluso cientos de siglos antes de Cristo, a este Satán, se le ha nombrado la Piedra de la Locura, porque en esta Glándula Pineal, toma su origen el sentido del Misterio y la base del Libre Albedrío, por esto, muchos estudiosos predican que en ella se encuentra  la Raíz de la pérdida del sentido Sagrado de la Creación colocándola en un estado profano.

Coman del fruto y seréis como D/os, menciona una voz entre el Hemisferio Izquierdo, vientre del Yang – lo Masculino, y en el Hemisferio Derecho, el Ying – lo Femenino, separando el Cerebro, y provocando ante esas dos primeras preguntas de D/os, ¿Dónde estás? Y ¿Cómo sabes que estás desnudo?, la primera Crisis Existencial del Ser Humano, porque al activarse el Satán se fragmenta la unión de la Materia y del Espíritu, separando lo Masculino de lo Femenino; ahora al reflexionar y cuestionarse, están desnudas ante D/os, han dejado de pertenecer a la Unidad. Antes eran parte de D/os, ahora ya no saben quienes son, se han separado de la Pregunta Primigenia, quedándose con las respuestas en sus adentros, las espirituales en el Hemisferio Derecho y las materiales en el Hemisferio Izquierdo, quedando unidas por cuatro ríos o lóbulos cerebrales, abriendo la puerta a otra Crisis Existencial.

El ser humano al separarse de la Unidad ha dejado de saber quién es, de dónde viene, y hacia donde va, ha dejado de pertenecer a la Eternidad, ya no es Energía Oscura, ahora debe ser cubierto con vestimentas de Carne, de Tiempo y de Espacio. Ha sido expulsado del Paraíso y despojado de la Gracia, ahora debe encontrar en el Exterior la Pregunta correcta que lo lleve a entender todas esas respuestas internas, por eso,  llevará en sí mismo a quien lo hizo dudar, al Satán, al Alma, a la Mente en la Glándula Pineal, la cual lo traslada a la Sabiduría, pero también a la Locura.

La Glándula Pineal resguarda en cada ser humano la Pregunta Original de la cual fue despojado, por ello, a lo largo de los siglos ha causado infinidad de explicaciones e interrogantes, particularmente porque para muchos en ella no sólo se ha contraído el significado de D/os, siendo que también otorga pequeñas revelaciones de su existir al ser humano con la ayuda de la llamada Hormona de Oscuridad, nombrada científicamente como Melatonina.

La melatonina se produce y libera al comenzar el atardecer, provocando un disparo de sueño en todos los seres vivos, incluidos los unicelulares, así el sueño de Adán, es producido en el atardecer del Espíritu para sacar de él a su compañera, a lo femenino, para quitar de él este sentido de soledad, porque sí, la melatonina elimina la depresión. Así cuando la melatonina produce su efecto en Adán, su Celebro se divide y los Hemisferios se vuelven un reflejo del otro, ahora no sólo tiene la capacidad de tomar decisiones y nombrar, sino que tiene la capacidad de sentir y de amar, a partir de ese Instante no será Dominado por su fortaleza o por su razón, sino que ha surgido el Equilibrio.

Sin embargo, surge una crisis, no de Vida, porque la Vida se Trabaja con la Fortaleza del Cuerpo, sino una Crisis Existencial, al no saber que hacer con el Espíritu.

Estas Crisis Existenciales, se comenzaron a percibir como una lucha entre el cuerpo y el Espíritu, entre el Tiempo y el Espacio frente a la Eternidad, provocando angustia, ansiedad, miedo, burla, soledad, las cuales fueron consideradas una especie de Locura, porque provocaba un alejamiento de la realidad común. El Hombre comenzó a preguntarse qué provocaba que el Espíritu y el Cuerpo enfermarán, así se entendió que en medio de estos existía un Demonio, un Alma, una Mente que ponía prueba a todo Ser Humano, quien podía elevarse o perderse.

Los estudiosos antiguos encontraron que el hábitat de este Demonio tenía que ser la cabeza, y tras diversas investigaciones, encontraron una pequeña piedra, -la cual ahora se sabe se forma en cada dos de tres adultos-, la cual pensaron era la causante de estos males, por ello, comenzaron a extraerla utilizando la Trepanación, la cual consiste en retirarla a través de perforar el hueso del cráneo con un trepano, es decir, un perforador.

De esta manera se creía que al extraerla se liberaba a la persona de aquel demonio, de aquella loca que habitaba ese espacio sagrado, ese Satán que tenía como misión expulsar a cada ser Humano de su propio Paraíso.

Actualmente se han encontrado más de 1500 cráneos trepanados en Francia, Pakistán, Cachemira, China, Japón y alrededor de 200 en las culturas precolombinas. Lo cual nos lleva a cuestionar el sentido universal de la búsqueda de la Verdad Espiritual. En Grecia se realizaba este proceso para curar la epilepsia, así lo describe Hipócrates y Celso en el siglo I. d.C.,  y Galeno un siglo después. Se sabe, que todavía en estos días esta creencia existe entre ciertas comunidades de África para curar males físicos y espirituales de manera mágica.

Esta actividad como puede entenderse es completamente cruel, como lo deja ver el Médico persa Rhazen alrededor del 854, al declarar que estos actos dañaban la dignidad humana-divina, y que sólo exponía la ignorancia y el interés económico de los charlatanes.

El cirujano
El cirujano

Muchos de los documentos donde se explicaba la manera en cómo se realizaba se perdieron, sin embargo; además de lo señalado en otros textos la base de su conocimiento lo ha dado la pintura, así está la obra El cirujano del pintor Jan Sanders Van Hommessen del 1500 y el cual puede verse en el Prado, o La Extracción de la Piedra, de Jan Steen en el 1670, en el museo de Holanda, algunas otras obras como las del Bosco también la describen.

La extracción de esta piedra, como ha sido llamada tiene su principio en la misión de sanar, curar, liberar de la dolencia mental, provocada por una piedra que parece estar estorbando el camino. Esta piedra en muchas ocasiones se hacia referencia a la creencia de un D/os antiguo, quien había logrado quedarse en la cabeza para perturbar y estorbar en el encuentro con el Único D/os, así, la analogía, Tú serás mi Piedra, palabras dichas por Jesús a Pedro, significan que el será uno de los causantes que hará que no se entiendan sus Enseñanzas, y de que la religión se torne un estorbo, una locura para la Espiritualidad.  Además de esto, se realizaba una sangría y se fracturaban ciertas partes del cuerpo, como una manera de sacar esa mal Alma, porque como se sabe, la Sangre es donde el Alma camina al salir de su casa, la Glándula Pineal, y recorrer el Cuerpo, llevándolo hacia la luz o hacia las tinieblas.

En los Vedas, Libros Sagrados del Hinduismo está escrito que Pavarti le cubre los ojos a Shiva dejando a la Creación en las Tinieblas, por lo que Shiva hace aparecer en el centro de su frente un Tercer Ojo, con el cual salva a la Creación. Este Tercer Ojo, Órgano Místico o Glándula Pineal proporciona en palabras de Mondeak, una ventana Espiritual.

Por otra parte, tanto el hinduismo como el budismo los chacras cuyo punto inferior se localiza en el ano y los órganos sexuales (Muladhana chacra) proporcionan una energía llamada Kundalini Shakti o poder de la serpiente, al activarse y recorrer los otros lenguajes o chacras hasta salir por Ajna chacra o Tercer Ojo, como menciona Ray R. en Secret of the Vajra World.

La extracción de la piedra
La extracción de la piedra- Jan Steen

Este Tercer Ojo o Glándula Pineal proporciona una ventana hacia la Vida Espiritual, la cual comienza a abrirse por medio de la Melatonina y la Oración siendo su punto más fuerte entre las dos y las cuatro de la madrugada, lo cual está comprobado científicamente, por ello, las principales oraciones de las Cinco Grandes Religiones tienen su inicio a esta hora.

La Melatonina puede considerarse como una voz divina que busca dialogar con su Creación©

En este sentido Hipócrates en el siglo IV. a.C., consideró al Alma ligada a la corporalidad, conocimiento tomado por la escuela de Medicina de Alejandría, teniendo su punto más fuerte en el siglo III d.C., siendo Erófilo y Erasistrato sus representantes. Este último, consideraba al Aire como el Pneuma Cósmico, y describe que el Aire que viaja hacia a los pulmones hasta el corazón se transforma en un músculo llamado zootikun o espíritu vital, el cual transmite oxigeno a través del torrente sanguíneo hacia el cerebro donde se transforma, según menciona López-Muñoz, por medio de los ventrículos cerebrales en pneuma psychikon o espíritu animal.

Estas hipótesis derivan de los pensamientos fisiológicos sobre el funcionamiento cerebral desarrollados por los presocráticos en el siglo X a.C., como Alcmeón, Demócrito, Diógenes y Anaxímenes. Por otra parte, para Areteo de Capadocia en el 100 d.C., las enfermedades mentales eran provocadas por la discrasia de las cuatro cualidades elementales del Aire -Caliente, Frio, Seco y Húmedo – las cuales tienen una referencia clara con los Cuatro Puntos Cardinales no sólo de la Creación sino del Ser Humano como lo deja señalado Leonardo da Vinci en el Hombre de Vitruvio, realizado en el 1490 aproximadamente. Por lo tanto, toda Enfermedad del Alma, es producida al separar al Espíritu del Cuerpo en su totalidad. Lo cual desde la mística de las religiones es derivada porque el Satán baja el párpado del Tercer Ojo o porque según Sorano de Éfeso en el siglo II d.C., y Celio Aureliano en el siglo VI d.C., era causada por un desorden del movimiento de los átomos a nivel cerebral, a causa de la tensión, la asedia, la pereza, o por alteraciones provocadas por la mezcla de estas.

Para Herófilo de la Escuela de Alejandría la Glándula Pineal era semejante a un esfínter sólo que esta regula el flujo de los espíritus vitales del ventrículo medial, ahí donde se encuentra la Mnema o memoria, según Aristóteles, quizá por ello, Borges escribió que la Memoria es un resquebrajamiento del Olvido, pero de ese Olvido de lo Divino.

Hipólito de Roma en el siglo II remarca nuevamente que la Glándula Pineal es la causante de las Enfermedades del Alma, y se une a la mística que menciona que ahí queda el eco del Satán, la concupiscencia. Esto es negado por Galeno para quien existe un alma racional localizada en el Cerebro, y a la cual da el nombre de Dynamis o facultad humana, correspondiente a los espíritus (Pneumatas), los cuales llegan al Cerebro a través de la Sangre dando lugar al pneuma mental o Espíritu Animal. No se debe olvidar que para Galeno, el Cerebro funciona igual que una bomba hidráulica con la diferencia de que esta distribuye el pneuma mental por todo el cuerpo, siendo este el tercer lenguaje perteneciente a los Instintos. Sin embargo, ante esto la mística responde que el alma racional no es más que una carencia y a la vez una bendición de D/os quien la otorga al ser humano para que pueda regresar a la Unidad, la razón, por un acto Compasivo de D/os, le fue otorgada para que, por medio de ella, se cuestione y encuentre su Pregunta Original y de esta manera encuentre el camino hacia la Eternidad.

Así al ser la Pineal un órgano extra cerebral para Galeno, esta no puede tener movimiento, por lo tanto las Enfermedades del Alma son producidas por los Cuatro Humores: sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra, analogía de los ejes o puntos cardinales no sólo de la tierra sino del cuerpo, como lo explica da Vinci, y los cuales tienen para la mística una referencia clara con los cuatro ríos mencionados en el Séfer Bereshit o Libro del Génesis, (Pisón /Arabia, Gihón/Etiopia, Hidekel/Tigris y el Éufrates) los cuales son una analogía de los Cuatro Lóbulos del Cerebro (occipital, frontal, temporal y parietal).

Así para los médicos medievales el Cerebro se convirtió en el lugar donde el Alma-el Satán se construyó su casa, encerrando a la Fantasía, la Comprensión y la Memoria, las cuales según el obispo Nemesio de Emesa en el siglo IV d.C., habitaban en tres celdas: Anterior, Media y Posterior acompañadas de la Palabra, la Escucha y  el Silencio, y distribuidas en el Cuerpo, Alma y Espíritu, donde habitan la Fantasía, la Comprensión y la Memoria.

Mientras tanto en el siglo IX, en el mundo islámico, Costa Ben Luca, mezcló la teoría de Nemesio y Galeno y dijo que existía una válvula de la memoria llamada Vermis, la cual regula el paso entre el ventrículo medial y posterior, es decir, esta válvula, Alma, Satán o Glándula Pineal, alimenta o desnutre al Cuerpo y al Espíritu.

Por ello, en la Edad Media la Glándula Pineal, dice López Muñoz, es una válvula distribuyendo el flujo de los espíritus. Esta teoría es negada por Vesalio en el siglo XVI, pero no es hasta el siglo XIX cuando Francois Magendie afirma que la Glándula Pineal es una válvula de apertura y cierre del acueducto cerebral, donde dice la mística se afirma y se niega la divinidad, sometiéndose o negándose a la Voluntad de D/os, de manera semejante a como los ángeles obedecieron a D/os mientras otros lo negaron.

De esta manera explica que cuando las personas quieren comprender bajan la mirada, porque la vermis o memoria, mira al espíritu para que este se expanda en las ideas, mientras que cuando se recuerda y se ora los ojos se levantan, es decir, el vermis, contempla al Espíritu.

Tomando muchos de estos puntos el cristianismo crea una nueva enfermedad mental o trastorno del alma, es decir la posesión diabólica, la cual tiene sus principales síntomas en la histeria y la asedia, considerada en la antigüedad el octavo y el más despiadado pecado capital, y el cual está relacionado con el Pecado Original como lo expresa Hildegard de Bingen en el siglo XI d.C.

Ante esto el padre de la anatomía moderna, Vesalio refuta estas teorías y menciona que los espíritus animales se distribuyen a través de los nervios, y Paracelso en el siglo XVI, ya en el Renacimiento menciona que las enfermedades representan alteraciones en el Arché, considerado como un Alquimista del Cuerpo, lo cual es interpretado por la mística como una fragmentación en la Unidad y principio cerebral, cuando la Unidad crea la Dualidad, es decir, su Imagen y Semejanza, para dialogar con el Cuerpo y el Espíritu y esta sufre una alteración desconociendo a la otra parte, creando así una lucha constante, manifestándose en enfermedades físicas, y espirituales, las cuales fueron consideradas posesiones demoniacas, particularmente porque el Alma-el Satán se posesiona de la Mente al provocar un desconocimiento total del Cuerpo hacia el Espíritu y viceversa. Esto se puede ver en la lectura del Malleus Maleficarum, escrito en 1487. Por ello, Girolamo Francastorius, llama a la Glándula Pineal, Apéndice del Pensamiento, porque en ella se resguarda una bibliografía selecta, de la divinidad creada de la unión del Cuerpo y del Espíritu.

En el siglo XVII Descartes considera la Glándula Pineal el centro donde el Cuerpo obtiene su control, en ella se encuentran las Emociones y las Sensaciones, Piel y Carne del Alma. Por ello, considera a todos los órganos sensoriales y cefálicos duales a excepción de la hipófisis o pituitaria, la cual se encuentra encima y detrás de la nariz, recibiendo signos del encéfalo para elaborar hormonas  y controlar glándulas que dan ciertas funciones al cuerpo,  y la Epífasis Cerebral, es decir, la Glándula Pineal relacionada con el Sueño y la Vigilia, con esa línea que une el Tiempo y el Espacio con la Eternidad  con la ayuda de la Melatonina, línea invisible que traslada, retorna y mezcla la Vida con la Muerte y la Existencia, provocando cada despertar un estado de Resurrección.

Es de recordar que antes de Descartes, el alma se dividía en tres:

  1. La Consciente / Cognoscitiva – ubicada en el Cerebro, resguardo del Espíritu.
  2. La Irascible situada en el Corazón, hogar del Entendimiento
  3. La Concupiscente limitada en el Hígado, regulador de la Sangre y de la Bilis, quien toma al Cuerpo como estancia.

De esta manera se entendía al Cuerpo unido por completo a lo Sagrado, pero al mismo tiempo, se consideraba Profano,  ya que no mantenía el Equilibrio entre esta triada, de ahí la supremacía hacia quienes eran llamadas personas espirituales, porque significaba que comprendían el sentido de sacralidad, fundamentada en la Palabra, la Escucha y el Silencio, teniendo claro que la Palabra pertenece al Cuerpo, el Silencio al espíritu y la Escucha al Alma, siendo en esta donde el Satán toma su fuerza a partir de la duda y confusión provocada por la concupiscencia, vientre del Libre Albedrío.

Por todo esto dicho, la Glándula Pineal, es considerada la Puerta de Brahma, del D/s Creador por donde las pasiones se fusionan con el Alma del Universo, la puerta de la Cuarta Dimensión, que abarca todos los ejes, es el Tercer Ojo, relacionado con la Estrella de Oriente, y el Ojo del Cíclope Polifemo, quien nos muestra que cuando se tiene abierto en su totalidad este Tercer Ojo, no se necesitan los ojos físicos para contemplar y profundizar en la esencia de los Hombres.

Es así como tiempo después Ramón y Cajal, a través de la sinapsis neuronal explica que el espacio entre el extremo de una Neurona y otra Célula, provocan impulsos los cuales se transmiten por medio de sustancias químicas nombradas neurotransmisores, los cuales al ser liberados intercambian a manera de espejo sus funciones, así la mística señala que donde la Neurona es la Palabra y la Célula la Escucha, el Silencio da forma al Misterio de no saber no sólo quien habita en el Interior sino quien se expresa en el Exterior, llevando a entender que la Vida es la Escucha de la Palabra de la Existencia develada Silencio por medio de la Muerte, la cual al hacerse presente provoca que los Hemisferios Derecho e Izquierdo retornen a la Nada,  a ese Principio Creador donde la Energía suelta al Alma, haciendo que el Satán se refugie en el Inframundo del Todo donde habita la Luz, porque la Luz de la Glándula Pineal es un reflejo de la Oscuridad de esa Noche Oscura donde la Energía Oscura o la Nada es D/os…

Foto del avatar

Martha Leticia Martínez de León

Martha Leticia Martínez de León

Hermeneuta en Libros Sagrados y Lenguas Antiguas.

Maestra en Ciencias Bíblicas y Hebreo Antiguo. Maestrante en Estudios Judaicos por la Universidad Hebraica. Licenciada en Ciencias Religiosas por la Universidad Pontificia de México. Especialidad en islam por la Universidad de Al Azhar de El Cairo, Egipto.

Especialidad en el Pensamiento del Papa Francisco y el Libro del Apocalipsis por el Boston College.

Especialidad en Música Contemporánea (Piano-guitarra).

Generación XXXII de la Sociedad de Escritores Mexicanos (SOGEM).

Ha publicado treinta y siete libros en México, España, Estados Unidos e Italia en diversos géneros literarios y teológicos.

Conferencista a nivel internacional.

Creó y desarrolla la teología del Silencio y de la Carne la cual entrelaza con la investigación mística, científica y musical bajo el nombre de “Lectura gemátrica, pitagórica y cuántica del Séfer Bereshit 1-3 -Hashem se revela a través del Big Bang-

PUBLICAMOS Y PROMOCIONAMOS TU LIBRO

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Los tres hilos de Ariadna

  • El consejero de Roma
  • palabras
  • Las vírgenes confinadas
  • Tejiendo sueños y realidades
  • Dadme a vuestros rendidos
  • La ciencia no es asunto de dioses
  • A la sombra del palo en Cuba
  • Elixir de Pasados
  • Amarte más allá de la muerte

Los + vendidos en Amazon

Última actualización de los productos de Amazon el 2022-12-21 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

  • Espacio disponible para tus productos o servicios
Las nueve musas ediciones
Raiola Networks
Apadrina a un redactor