Las nueve musas

El verdadero «Napoleón» es una serie de televisión de1987

Promocionamos tu libro

La semana anterior pudiste leer mis impresiones sobre la peli “Napoleón”, de Ridley Scott. Algo bueno tuvo aquella ocasión perdida de ver buen cine: tras leer mi comentario, Soledad, mi compañera, que se acordaba de haber visto hace muchos años, en la tele, una estupenda serie sobre Napoleón y Josefina, la consiguió encontrar en youtube —aunque solo en versión inglesa (puedes ponerle subtítulos en español, pero te advierto que la traducción automática es surrealista. Con todo, ayudado por una escucha en inglés, merece la pena).

La miniserie consta de tres capítulos de 1 hora y media. En inglés se titula: Napoleon and Josephine. A love story. 

 

La serie es de coproducción francesa-estadounidense y sus principales actores son Armand Assant, en el papel de Napoleón Bonaparte, y Jacqueline Bisset, caracterizando a Josephine de Beauharnais (Josefina).

Ambos protagonistas, están soberbios. En especial la actriz francesa quien, en 1987, año de realización de la serie, brillaba en la plenitud de su belleza y en el maravilloso dominio de su arte interpretativo. Viéndola… Se queda corto el verbo ver ante esta mujer. Admirándola en cada una de las escenas en que se muestra Jacqueline Bisset, no haciendo de sí misma, sino con la transparencia del buen actor o buena actriz, que deja sacar al personaje, en este caso, la bellísima y atribulada Josefina, uno piensa qué barato sale últimamente el Oscar, comparando con los méritos de esta actriz los de muchos que lo han obtenido desde hace más de medio siglo.

La miniserie refleja con acierto la pasión, en varios tiempos, entre los dos personajes históricos, entendemos sus reacciones ante el amor, los celos, el despecho, la venganza y la obsesión.

El ritmo interno, la interpretación espectacular, sobre todo—como he dicho antes —de la actriz francesa (¡qué generación de grandes actrices bellísimas, tanto como grandísimas intérpretes!, las italianas, las francesas de los años 60 a los 80, del pasado siglo: Bisset, Claudia Cardinale, Sofia Loren, aun la madura Silvana Mangano, bellísima en los films de Visconti. Recuerdo un film del Oeste malísimo donde la sola presencia de los ojos de la Cardinale llenaba la pantalla).

Jacqueline Bisset
Jacqueline Bisset

La película se rodó originalmente en inglés.  Es una delicia escuchar a la Bisset en esa lengua, casi tanto como verla. Es un espectáculo, sencillamente. Igual que sus silencios, sus caídas en la mirada reflexiva interna, la interpretación tan natural de sus accesos de emoción, ternura, amor, ira, repentinos; su sentirse los cambios que en ella pasan: esa doble interpretación, o metainterpetación, que da constancia del interior del personaje en evolución, y que solo los grandes intérpretes saben transmitirnos.

La serie está dirigida por un casi desconocido director:  Richard T. Heffron sobre el guion de James Lee.

No resiste la comparación el guion de James Lee con el remedo de David Scarpa. La imitación de Scarpa le ha salido tan mal que casi, por momentos, no parece ni mímesis, sino espejo deformante del Callejón del Gato. Lo que irrita no es tanto el nulo resultado estético de la película de Scott basada en el guion de Scarpa, sino que se anuncie este como guion original. Nos toman el pelo, pero oye, que tampoco pasa nada. Me sucede, sin embargo, que, a partir de ahora, yo al menos voy a revisar la filmografía de Ridley Scott y no le voy a pasar por alto una.

Decía el poeta T.S. Eliot que Dante, el autor de La divina Comedia, era un contemporáneo nuestro y que su obra estaba siendo cada día más valorada (pues los lectores y la crítica contemporánea influyen sobre el estatus de las obras del pasado). Debería saber Ridley Scott que un bluff como su peli “Napoleón” —una “metía” que decimos en mi tierra— un subproducto hecho para ganar cuartos de manera facilona si el público se deja llevar por la inercia— eso le puede perjudicar en su anterior trayectoria. No hay nada definitivo en el estatus de una obra, y la crítica puede volver a juzgar y revalorar. Le perdonamos, sí, a una película como “Gladiator” su tomadura de pelo histórica -su Cómodo convertido en hijo del emperador estoico Marco Aurelio, su fácil sentimentalismo, cosa que no hicimos con pelis americanas como “Alejandro” o «Troya“, donde el respeto a lo histórico es infame como en esa otra película de Scott. Se debería añadir en la Carta Magna un derecho humano esencial: el derecho a la verdad.

Los actores secundarios de la serie están espléndidos: la bella Stephanie Beacham, el gran actor americano Anthony Perkins. Las batallas tienen dramatismo y emoción —ya que de batallas napoleónicas mal dirigidas hablamos en el artículo anterior—. El secreto es el del cine de siempre: la emoción, la empatía con los personajes que antes hemos conocido nos tramite de la mejor forma el sentimiento de los desastres de la guerra. Si, por el contrario, pretende el director hacer un film documental sobre estrategias y despliegue de batallas históricas, eso es otra cosa; pero en este punto tampoco ha acertado mucho la película de Scott, pues los entendidos le han señalado muchos defectos en su calco de la verdad histórica.

Bien, quizá el cínico director inglés pueda decir, como ha dicho: nadie me critique si no estuvo allí.

Desde luego estuvimos ante su película y sobrevivimos para contarlo y poder encontrar y compartir contigo, lector, una pequeña joya, obra maestra, como esa miniserie de televisión: Napoleon and Josephine: a love story. Búscala y disfruta en estas vacaciones próximas.

Hasta el año que viene, si José Rico quiere y ustedes gustan de seguir leyéndome.

Napoleón y Josefina [DVD]
37 Opiniones
Napoleón y Josefina [DVD]
  • Armand Assante, Jacqueline Bisset, Stephanie Beacham (Actores)
  • Richard T Heffron (Director)
  • Calificación de la Audiencia: Pendiente de calificación por edades

Última actualización de los productos de Amazon el 2024-02-23 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

Fulgencio Martínez

Fulgencio Martínez

FULGENCIO MARTÍNEZ LÓPEZ nació en Murcia; es editor y director de la revista Ágora-papeles de Arte Gramático.

Profesor de filosofía, poeta, ensayista y autor de relatos. Ha publicado, entre otros, los poemarios La segunda persona (Sapere aude, Oviedo, 2021), Línea de cumbres (Madrid, ed. Adarve, 2019), Cancionero y rimas burlescas (Renacimiento Sevilla, 2014), León busca gacela (Renacimiento, Sevilla, 2009), El año de la lentitud (Huerga y Fierro editores, Madrid, 2013).

Ha publicado la antología La escritura plural, 33 poetas entre la dispersión y la continuidad de una cultura, con textos en cinco lenguas españolas: vasco, catalán, gallego, español y sefardí. (Prólogo de Luis Alberto de Cuenca. Ars poética, Oviedo).

Es autor de un ensayo sobre la filosofía de Antonio Machado, publicado en la revista Symposium de la Universidad Católica de Pernambuco (Recife, Brasil). Y del libro de relatos El taxidermista y otros del estilo (Diego Marín, ed. Murcia).

Reseñas literarias

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Poemas del Botánico
  • El último experimento
  • palabras
  • ayer-soñe-coverv1-1epub
  • La ópera de México
  • La Apoteosis de la inercia

  • Dadme a vuestros rendidos
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Poemas del Botánico
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
Raiola Networks