Las nueve musas
Pleonasmo

Valga la redundancia: una reflexión acerca de las locuciones pleonásticas

Promocionamos tu libro

La redundancia, también conocida con el nombre de pleonasmo, es un fenómeno lingüístico que ha sido estudiado durante mucho tiempo por la gramática. En este artículo reflexionaremos acerca de las razones que motivaron este singular interés.

  1. Entre la tautología y el énfasis

Las locuciones pleonásticas —es decir, aquellas que se han visto afectadas por la redundancia o el pleonasmo— se caracterizan por emplear, en una misma frase, una palabra o una secuencia de palabras que, al parecer, sobra desde el punto de vista lógico, pues la idea que esa palabra o secuencia de palabras representa ha sido expresada ya en la frase por voces de significado parecido.

En la escritura, quizá porque la concisión se ha impuesto como modelo de corrección y de buen gusto, las locuciones pleonásticas se asocian a lo superfluo, a lo tautológico, a lo que está de más. Por ejemplo, es absolutamente innecesario, aunque no incorrecto, decir subir arriba, bajar abajo, lo vi con mis propios ojos, lo escribí de puño y letra o voló por los aires. Si se hace es porque, en el fondo, los hablantes sentimos la necesidad de aportarle mayor comprensibilidad o plasticidad a la oración, cuando no de darle mayor énfasis.[1]

La redundancia, en casos como los mencionados hasta aquí, carece de importancia gramatical, ya que no se trata de un fenómeno que pueda justipreciarse desde el punto de vista morfológico o sintáctico. No en vano, Vossler veía en el pleonasmo una suerte de quimera gramatical.[2] Recordemos lo que decía al respecto: «Suele entenderse por pleonasmo un realce o acumulación de los medios expresivos. En rigor, semejante uso no pasa nunca de ser derecho privilegiado del individuo, no de la lengua»[3]. Queda claro que, para el célebre filólogo, el pleonasmo no es un problema gramatical, sino más bien retórico o estilístico. Pero, entonces, ¿por qué este asunto les interesó durante tanto tiempo a los gramáticos? La respuesta resida quizá en el hecho de que, aunque no declaradamente, la gramática siempre albergó pretensiones muchísimo más vastas que las que le cuadraban por derecho propio.[4] Aun así, el interés es legítimo en casos como los que explicaremos enseguida.

Rebajas
Filosofia Del Lenguaje
  • Vossler, Karl (Autor)
  1. Cuando el pleonasmo sí es competencia de la gramática

Si bien en la Nueva gramática del español (RAE y ASALE, Madrid, Espasa, 2009) no se hace ninguna mención explícita sobre el tema, la Academia supo dedicarle algunas líneas en su edición de 1930. Ahí se lee que la redundancia «es viciosa cuando sin necesidad se usa de palabras que ni hacen falta en la locución ni le añaden belleza alguna; pero es útil cuando ciertos vocablos, al parecer superfluos, se emplean para dar más fuerza y colorido a la expresión, y para que a las personas que nos oyen no quede duda alguna de lo que les queremos referir o asegurar»[5]. La pregunta es qué criterio deberíamos utilizar para distinguir entre lo que es vicioso y lo que es útil.

Más adelante, sin embargo, la Academia advierte que «en ciertas locuciones, nunca o muy rara vez se excusa la repetición de los pronombres personales, aun cuando recaen sobre una misma persona; v. gr.: a mí me dicen, a ti te llaman; a él le buscan; a sí mismos se agravian; a nosotros no nos corresponde»[6]. En estos ejemplos no cabe suprimir el acusativo me, te, le, se, nos, que no es pleonástico, sino complemento natural del verbo; en cambio, la construcción preposición + pronombre puede suprimirse en cualquiera de los casos sin que el sentido de la locución se altere en lo más mínimo. Como podemos apreciar, la perspectiva de análisis es aquí lisa y llanamente gramatical.[7]

El pleonasmo también es competencia de la gramática en frases en las que se indica dos o más veces la misma acción, como en volver a reincidir, reiniciar de nuevo o repetir otra vez, frases en las que la partícula re indica ya el significado encerrado en los términos que preceden o siguen a los verbos expresados. O en construcciones como A las ocho semanas después del accidente, en la que, o bien sobra el adverbio después (alternativa en la que lo correcto hubiera sido escribir A las ocho semanas del accidente), o bien la preposición más el artículo que aparecen al inicio (alternativa en la que lo correcto hubiera sido escribir Ocho semanas después del accidente).

  1. Dos párrafos aclaratorios a modo de conclusión

 No debe confundirse el pleonasmo o redundancia con la reiteración de una misma palabra, como cuando se habla de Hacer frente a los dos frentes, en lugar de utilizar otra forma de expresión, como, por ejemplo, Tener en cuenta los dos frentes o Presentar cara a los dos frentes.

Si hacemos esta aclaración es porque es muy común escuchar en los medios frases como «Perdonen la redundancia» o «Valga la redundancia», cuando en realidad solo se trata de una simple repetición. Recordemos que la redundancia es la repetición de conceptos o significados, no precisamente de palabras.

Rebajas

[1] Esto puede apreciarse en expresiones como blanca luna o noche oscura, en las cuales, por razones poéticas, se acompaña al sustantivo mediante un adjetivo que no aporta información nueva al enunciado (se sobrentiende que la luna es blanca y que la noche es oscura), pero que sí resalta las cualidades intrínsecas de los mencionados sustantivos. Este tipo de adjetivos son los que se conocen con el nombre de epítetos, y nadie diría de su uso que es superfluo.

[2] Más o menos lo mismo pensaba de la elipsis, figura con la cual, por lo general, se contrasta al fenómeno que aquí glosamos.

[3] Karl Vossler. Filosofía del lenguaje, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1941.

[4] No es un secreto que, para muchos autores del siglo XX, la gramática no se limitaba a la morfología, la sintaxis, la fonética y la fonología, por mencionar las cuatro ramas que aparecían en los manuales oficiales (a pesar que las dos últimas nunca fueron del todo relevantes para el usuario no especializado), sino que incluía a la semántica, la lexicología y la estilística.

[5] Academia Española. Gramática de la lengua española. Madrid, Espasa-Calpe, 1931.

[6] Ibíd.

[7] Vale la pena mencionar que casos similares a los propuestos en estos ejemplos son estudiados en la ya citada Nueva gramática del español, aunque ya relacionados con en el fenómeno de duplicidad pronominal.

Última actualización de los productos de Amazon el 2023-02-08 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

Flavio Crescenzi

Flavio Crescenzi

Flavio Crescenzi nació en 1973 en la provincia de Córdoba, Argentina.

Es docente de Lengua y Literatura, y hace varios años que se dedica a la asesoría literaria, la corrección de textos y la redacción de contenidos.

Ha dictado seminarios de crítica literaria a nivel universitario y coordinado talleres de escritura creativa y escritura académica en diversos centros culturales de su país.

Cuenta con cinco libros de poesía publicados:
«Por todo sol, la sed», Ediciones El Tranvía (Buenos Aires, 2000);
«La gratuidad de la amenaza», Ediciones El Tranvía (Buenos Aires, 2001);
«Íngrimo e insular», Ediciones El Tranvía (Buenos Aires, 2005);
«La ciudad con Laura», Sediento Editores (México, 2012);
«Elucubraciones de un "flâneur"», Ediciones Camelot América (México, 2018).

Su primer ensayo, «Leer al surrealismo», fue publicado por Editorial Quadrata y la Biblioteca Nacional de la República Argentina en febrero de 2014.

Su más reciente trabajo publicado es «Del nominativo al ablativo. Una introducción a los casos gramaticales» (Editorial Académica Española, 2019).

Desde 2009 colabora en distintos medios con artículos de crítica cultural y literaria.

Informes de lectura

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Los tres hilos de Ariadna

  • En el país del tiempo posible
  • palabras
  • ayer-soñe-coverv1-1epub
  • Tejiendo sueños y realidades
  • La herida narcisista
  • La ciencia no es asunto de dioses
  • A la sombra del palo en Cuba
  • Elixir de Pasados
  • Amarte más allá de la muerte

Los + vendidos en Amazon

Última actualización de los productos de Amazon el 2022-12-21 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

Publicamos tu libro
Raiola Networks
Apadrina a un redactor