Las nueve musas
Kurripaco

Los kurripako

promocionamos tu libro

En las cuencas de los ríos Isana, Atabapo y Guainía, entre el río  Guaviare y el Orinoco y en los estados de Amazonas de Venezuela y Brasil, se asientan los indígenas kurripako.

 Organizados territorialmente en clanes, establecen sus relaciones matrimoniales entre los mismos y, a pesar de la fuerte influencia de las misiones evangélicas, conservan sus ritos y creencias tradicionales. Cada clan posee su propio territorio y las alianzas matrimoniales se realizan, generalmente, entre clanes.

KurripakosSus asentamientos se configuran en casas de barro y palma alrededor de una plaza central donde se ubican, también, un centro para el culto, una escuela y un centro de salud. La distribución de sus casas es una curiosa mezcla de la influencia exterior y la tradición indígena; un amplio salón con hamacas, varias habitaciones y dos cocinas, una donde se guardan los utensilios y otra dedicada exclusivamente a la preparación de los alimentos.

Con una economía centrada en la agricultura, siembra de la yuca, maíz, banano, piña y achiote (entre otras) en las chagras, la pesca en los ríos y lagunas y la caza de dantas, venados, babillas y aves, sus ingresos provienen de la venta en los mercados de productos artesanales que ellos mismos elaboran como canastos de bijao y escobas elaboradas con chiquichiquvaina de las hojas de la palma del Orinoco.  El aumento de la demanda por parte de la población criolla ha impulsado a la incorporación de las mujeres al oficio innovando la cestería ornamental dotándola de formas y técnicas más modernas.

Las historia de este pueblo está ligada, a partir de 1948, a la misionera evangélica Sofía Müller que consiguió aunar los ritos tradicionales de los kurripako con los propios de la práctica evangélica.

La lengua kurripako pertenece a la familia lingüística arawak al tronco lingüístico maipure (Introducción a la lengua kurripaco – Maribel Ortiz Ovalle)

Ñapiríkuli, después del juego de la pelota, regresó a su casa en Waitjipan, un cerro a orillas del Guainía. Allí encontró una mujer con su hijo, al que llamó Kuwai, el secreto. Este nombre se le daba para que no muriera nunca. Ñapiríkuli no sabía todavía como iba a quedar el hombre, pero esperaba que éste nunca muriera, quería que la humanidad fuera eterna. Tenía planeado que cuando un hombre llegara a cierta edad avanzada, entonces debía meterse tres días en una pieza en memoria del seso, de la voz y del pensamiento. Los tres principios de la existencia humana. De allí saldría como nuevo. La pieza ya la había preparado Ñapiríkuli en su casa, en Waitjipan; entonces, Kuwai murió. (Mito del pueblo Curripaco – El Primer Muerto)

Fotografías © Alfredo Cedeño

José Rico

José Rico nace en Oviedo (España) en 1956.

Estudia en la Universidad de su ciudad natal, las carreras de Derecho y Filosofía y Letras, pero no finaliza ninguna de las dos dedicándose durante muchos años a tediosos y poco edificantes trabajos de seguros, transportes, venta de fitosanitarios, construcción y productos financieros.

Lector apasionado por la poesía desde muy joven es, en la actualidad, Gestor cultural.

Fundador y administrador de la desaparecida red social de escritores en lengua castellana "palabra sobre palabra".

Entre octubre de 2015 y finales de 2016 dirige el Ateneo Las nueve musas donde se imparten cursos online de artes, ciencias y humanidades.

Autor, junto a Alonso Pinto Molina, del blog "Ángel González - poeta", homenaje al poeta de Áspero mundo y Tratado de urbanismo. Blog que se trunca al año de su nacimiento dada la insistencia de la viuda del poeta en censurar los contenidos del mismo.

Editor de "MEMORIA 2012" (Editorial Círculo Rojo), "El viaje" (2013) Editorial círculo Rojo, "La gramática de las cigarras" (2014) Editorial Círculo Rojo. "En este banco" (2016) Ruíz de Aloza Editores.

Desde al año 2015 es Director-Editor de la revista de artes, ciencias y humanidades "Las nueve musas".

En agosto de 2017 comienza con el proyecto editorial Las nueve musas ediciones y a finales del 2020 con el Directorio Cultural Hispano

Ha publicado el poemario "Ayer soñé que calvo me quedaba" (Las nueve musas ediciones - 2020)

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Los candiles de Albarracín
  • In articulo Mortis: el último aliento
  • El sueño del escultor
  • mela-300
  • la-gracia-del-delfín
  • El sueño del escultor
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Hombre Korsacoff, Los umbrales y el tanka sordo, Piel atópica
  • sociología-y-literatura
  • Espacio disponible para tus productos o servicios

Mensaje de AdBlocker

Nuestro sitio web muestra anuncios en línea a nuestros visitantes. Es una gran ayuda para la supervivencia del mismo. Considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.
MIGRANTES, REFUGIADOS Y EXTRANJEROS

Contacto

Formulario de contacto
Asunto
Privacidad
Responsable Las nueve musas. Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas. Legitimación Tu consentimiento. Destinatarios Raiola Networks. Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos. Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la privacidad.