Las nueve musas
María Perozo

Las Turas

Promocionamos tu libro

Las Turas es una fiesta ya secular que se celebra en las montañas del estado Falcón, al occidente de Venezuela, unos 500 kilómetros al oeste de Caracas y de muy claras raíces indígenas

Las Turas

Es un baile ritual en homenaje al maíz y pidiendo cosechas abundantes, se celebra cada año el 24 de septiembre, día de Las Mercedes

Una tradición que es un aporte cultural de los jirajaras y ayamanes que tiene como motivo rendirle tributo a la época de cosecha. Las turas, es de origen ayamán y jirajaras del vocablo estercuye la cual no ha sufrido transculturización de ninguna índole.

Los instrumentos que utilizan son de fabricación propia realizados con restos de cráneo de venado a los que se cierra lo ojos y los orificios nasales con cera quedando abierto el orificio occipital que es el que reproduce el sonido de la danza. Utilizan también flautas, la tura macho y la tura hembra, elaboradas con caña y llamadas quena y silbatos.

La danza se organiza de forma jerárquica: el capataz, que es la máxima autoridad y utiliza un látigo con varios nudos y se encarga de hacer cumplir las distintas fases de la danza, la reina, que lleva una corona de plumas y ejerce de anfitriona, el mayordomo, que vela por el emplazamiento de la cruz, la organización de los círculos y las ofrendas, los cazadores, que llevan los animales al monte para la preparación de la ceremonia y los músicos.

El baile se inicia con los capataces, que con una maraca en la mano, salen danzando de un extremo a otro de las largas filas inmóviles de participantes. Inclinan la maraca y realizan diversos gestos como de invocación, moviéndose los danzantes de las largas filas al son de las flautas

La danza se clasifica como colectiva de ronda debido a que los bailarines forman un semicírculo, van entrelazando sus brazos a los demás, uno por detrás de los hombros del otro y, a veces, colocan la mano en la cintura del siguiente danzarín. Intervienen hombres y mujeres, luego giran en la misma dirección o en la dirección contraria. Los danzantes siempre conservan un riguroso ritmo que marcan con pisadas fuertes sobre el suelo.

La danza se ejecuta en diversos espacios abiertos. Los músicos tocan y danzan en círculo, rodeando un altar que contiene una cruz enmarcada por una estructura cubierta de palmas, de hojas de caña y plátanos, al pie de la cual se colocan velas encendidas. Tanto el marco como la base del altar lleva como ofrenda mazorcas de maíz, verduras, tubérculos y diversos frutos. Con diversos toques instrumentales. En ella se dejan escuchar dos «Turas» (hembra y macho), cachos y maracas. Algunos músicos ejecutan en pareja las «Turas», dos flautas (hembra y macho) que dan su nombre a la fiesta. Otros participantes danzan mientras tocan una maraca y soplan los «Cachos», unos silbatos hechos con cráneos de venado. También danzan hombres y mujeres agarrados por la cintura, imitando voces de diversos animales.

Al finalizar la etapa bailable, se da inicio a la ceremonia religiosa donde los danzantes se dirigen a un árbol de gran tamaño de nombre Copey, al que consideran como un portal para los santos espíritus y derraman grandes tinajas de chicha, pues es un árbol que atrae nieblas y lluvias, el objetivo de esto es rogar que no escaseen los inviernos y así tener grandes cosechas.

Alfredo Cedeño

Foto del avatar

PUBLICAMOS Y PROMOCIONAMOS TU LIBRO

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Los tres hilos de Ariadna

  • En el país del tiempo posible
  • palabras
  • Las vírgenes confinadas
  • La ópera de México
  • Dadme a vuestros rendidos
  • Las bestias nazis
  • A la sombra del palo en Cuba
  • Elixir de Pasados
  • Amarte más allá de la muerte

Los + vendidos en Amazon

Última actualización de los productos de Amazon el 2022-12-21 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

Publicamos tu libro
Raiola Networks
Apadrina a un redactor