Las nueve musas
La Cita
Promocionamos tu libro

“La tecnología es importante, pero lo único que realmente importa es qué hacemos con ella.” Muhammad Yunus

Él estaba visiblemente nervioso, aunque en realidad, ese nerviosismo se entremezclaba con una emoción desbordante, que hacía palpitar su corazón con fuerza. Si se pudiera expresar de otra manera, se podría decir que estaba inundado de una ilusión inmensa, al pensar en conocerla en persona y por primera vez.

Su entusiasmo era tal, que sentía como si sus pies flotaran sobre el suelo, como si una inusual y abrumadora sensación de felicidad, lo hubiera elevado por encima de la tierra. Todo esto ocurría sin la necesidad de recurrir a la habitual “pastilla de la felicidad” de Bayer, la farmacéutica alemana, pues el mero pensamiento de encontrarse con iO_LeTA era suficiente para inundarlo de dicha y anticipación. Sus ojos, ya pequeños de por sí, se entrecerraban aún más cada vez que la imagen de ella se formaba en su mente. Se había enamorado de alguien a quien aún no había tenido el placer y la fortuna de conocer físicamente.

Ella se hacía llamar iO_LeTA, una mujer alta que, recientemente, había celebrado su quincuagésimo cumpleaños. Era una mezcla perfecta de virtudes y contradicciones.

La inteligencia que emanaba de ella la hacía destacar. Su fortaleza era evidente en su manera de enfrentarse a la vida, pero al mismo tiempo, una vulnerabilidad la hacía aún más cautivadora a los ojos de él.

Su cabello, en su mayoría liso y con un tono cobrizo, le confería una calma y serenidad que irradiaba desde su interior. Los ojos de un color verdoso deslumbraban por su temple y su capacidad de mantener la calma en cualquier situación. Su rostro alargado y femenino revelaba sus orígenes sociales de clase alta y acomodada, pero en su mirada había una profundidad y autenticidad que trascendía cualquier etiqueta: era una mujer única, y él sabía que esta cita podría cambiar sus vidas para siempre.

Eran ya las doce del mediodía, y aún reinaba la oscuridad debido al cambio climático extremo e irreversible que, lamentablemente, afectaba a la segunda ciudad capital de España desde hacía más de una década.

iO_LeTA se encontraba a pocos minutos de llegar al lugar acordado, siguiendo con precisión la geolocalización proporcionada por la plataforma de metaverso de los grandes almacenes de El Corte Inglés, donde él, la había adquirido tan solo dos días atrás. Ese momento, marcado como su primera cita, era un punto culminante en la vida de ambos, una oportunidad para que la tecnología y las emociones se fusionaran en una experiencia que ninguno de los dos había vivido antes.

Aunque él había tenido experiencias sentimentales fallidas en el pasado con otros androides femeninos, se sentía confiado en esta ocasión. Había pasado por momentos de desilusión y soledad, pero los análisis psicoanalíticos realizados por la compañía de robótica de Amazon.es, los cuales respaldaban su elección, le daban una firme esperanza. Los resultados de esos análisis revelaban una alta compatibilidad entre él y iO_LeTA, no solo para una relación de amistad, sino también para un amor profundo y significativo que trascendía la frontera entre la humanidad y la inteligencia artificial.

La confianza en ese vínculo especial llenaba a Miguel Ángel de emoción y expectativa mientras esperaba a que iO_LeTA llegara. Esta cita prometía ser el comienzo de algo único y extraordinario en sus vidas.

Miguel Ángel Mudoy

Foto del avatar
Reseñas literarias

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.