Las nueve musas

Belleza en estado puro

Promocionamos tu libro

EL BALLET DE BARCELONA En LA SALA de ARGENTONA (BARCELONA)

Es un placer supremo ver a esta joven compañía de danza, que deleita nuestros ojos y nuestros oídos y nos eleva el espíritu. El espectáculo que acostumbra a presentar nos sumerge en un estado casi hipnótico en que no osamos siquiera respirar.

ballet de barcelona

Este viernes hemos vuelto a tener el privilegio de poder contemplar su arte, ahora su Gran Gala de Danza, en esta ocasión en La Sala de Argentona (Barcelona). Este magnífico espacio polivalente, con un aforo de 430 personas, acogió el viernes, 20 de octubre, al conjunto de bailarines y a un público entusiasta de todas las edades, que aplaudió con afición apasionada, poco común, cada una de las piezas. Atestada, la expectativa tensa que emanaba del patio de butacas antes de empezar el espectáculo parecía indicar que la concurrencia estaba bien informada sobre la calidad estética y técnica que esperaba ver y oír.

La Gran Gala se nos presentó dividida en dos partes. La primera, un conjunto de piezas sueltas con una armonía común —con excepción de una de ellas, Don Quijote, Paso a Dos, que rompía el hilo conductor que cohesionaba el resto— y que, sin desmerecer en absoluto en cuanto a la calidad técnica de la danza, parecía una escena extraída de una zarzuela por el vestuario y la coreografía—. El orden que ocupó ésta (fue la segunda pieza) hizo si cabe más radical el rompimiento con la propuesta inmediatamente anterior y las propuestas tercera y cuarta, un rompimiento probablemente querido por alguna razón, pero difícilmente comprensible: él ataviado a modo de torero ejecutando figuras a menudo con ademán de matador, ella vestida con tutú y movimientos de muñeca de cajita de música, nos ofrecieron la danza correspondiente a su respectiva vestimenta, primero interaccionando en pareja, después exhibiendo las respectivas habilidades danzando en solitario, que en el caso de la figura masculina rozaban la acrobacia. Todo en este número danzante aparecía a posteriori, a la vista de las otras piezas del conjunto, como un aparte, un excurso, un inciso, un paso (ya lo anuncia el título) según entienden este último término las artes escénicas, un entremés, una especie de divertimento sin relación con el resto: Narcisa, It won’t be long y Brain.

bailarines

En Narcisa (5 mujeres y 1 hombre), It won’t be long (1 mujer y 1 hombre) y en Brain (1 mujer y 1 hombre) los bailarines ejecutaron escenas escultóricas en movimiento de una belleza etérea, sublime. La segunda parte, de temática única, Chronos, según el mito greco-romano del dios, conductor de la rotación del cielo y del eterno paso del tiempo. Chronos, una pieza larga, ejecutada por 12 bailarines y bailarinas (hombres y mujeres), invitándonos con sus movimientos a menudo angulosos y sutilmente bruscos de las agujas del reloj, a la reflexión sobre el paso del tiempo.

Más allá de su perfección técnica, fundamentada en el ballet clásico, hay que subrayar que el Ballet de Barcelona es una compañía rompedora con una marcada personalidad que la hace todavía más excepcional; su propuesta estética rompe los paradigmas tradicionales, tanto los de la danza como los sociales. A pesar de que sus movimientos parten casi estrictamente de la danza clásica, con el refinamiento y la suprema elegancia que alcanzó en su momento más álgido en el siglo XIX, el Ballet de Barcelona otorga a la fuente de la que bebe una contemporaneidad extraordinaria. Todo un arte. Lo hace hibridando la gesticulación y los movimientos del cuerpo, sobre todo el de los brazos pero no exclusivamente, con esenciales y decisivos toques de actualidad, que transforman su espectáculo en algo diferente, nuevo, que confiere a su enfoque un sello propio, nos ofrece un novísimo lenguaje. El crisol funde los materiales, pero no los confunde. A la vez que recoge la herencia la transforma y la pone al día con perfección técnica remarcable, maestría en la idea y genialidad en la coreografía y la ejecución. Es así como se construye la belleza y se hace pervivir en el tiempo la cultura.

La actualización se muestra y demuestra también en su clara voluntad de transgredir en el ámbito social; lo evidencian las coreografías y el vestuario. Con la excepción mencionada más arriba (Don Quijote, Paso a Dos) los bailarines se atavían con maillots absolutamente ajustados al cuerpo, de una sola pieza (ellas) y de dos piezas con final de pantalón no ajustado (ellos), o bien ellos con el torso desnudo, y esta indumentaria, que marca con detalle la anatomía humana, minimiza a su vez la diferencia entre la masculina y la femenina, les sirve para reivindicar la exclusiva individualidad de la persona para definir su identidad de género. Más aún cuando algunos roles femeninos los ejecuta un bailarín de anatomía masculina. También en las imágenes-esculturas que nos proponen reivindican y denuncian, cuando, por poner un ejemplo, en Chronos un nutrido grupo de bailarines le quita la falda con movimientos que sugieren violencia al personaje central, que se aleja humillado y avergonzado.

Danza

No quiero dejar de mencionar la música elegida, siempre muy sugerente y exactamente pensada para cada coreografía —música e hilo narrativo conforman un todo inseparable—. También cumple destacar la iluminación, un elemento básico para dar a los ambientes la atmósfera especialmente buscada, sin la cual los cuadros no cumplirían su función.

Les recomiendo que sigan el arte de este conjunto de ballet. Arte, la palabra, queda corta, muy corta, porque los matices son inmensos. Les interesará y, sobre todo, les hipnotizará. En la Gala de Danza intervinieron catorce bailarines de todo el mundo, establecidos en Barcelona, todos ellos profesionales formados en escuelas de prestigio, algunos de ellos también coreógrafos del Ballet. En su página web encontrarán los nombres de todo el equipo que compone el Ballet de Barcelona, así como algunos vídeos cortos y la programación de actuaciones de cada temporada.

No hay duda de que el equipo entero está muy cohesionado. El excelente fruto de su trabajo lo evidencia.

Anna Rossell

Anna Rossell

Anna Rossell (Barcelona –España, 1951)

De 1978 a 2009 profesora titular de la Universidad Autónoma de Barcelona en la especialidad de Lengua y Literatura Alemanas (Filología Inglesa y Germanística) y crítica e investigadora literaria en Barcelona, Bonn y Berlín.

Actualmente se dedica a la escritura creativa, la crítica literaria y la gestión cultural. Como gestora cultural organiza los recitales poéticos anuales estivales Poesía en la Playa, en El Masnou (Barcelona) y ha sido miembro de la comisión organizadora de los encuentros literarios bianuales entre continentes TRANSLIT. Actualmente organiza los Recitals de Poesia i Música VinsIdivina.

Colabora regularmente en numerosas publicaciones periódicas literarias nacionales e internacionales: Quimera, Ágora de arte gramático, Crítica de Libros, Revista Digital La Náusea, Realidades y ficciones, Las nueves musas, Nueva Grecia, Terral, Núvol y en revistas especializadas de filología alemana.

Entre sus obras no académicas ha publicado los libros Mi viaje a Togo (2006), El meu viatge a Togo (2014), Viaje al país de la tierra roja, Togo y Benín (2014), Viatge al país de la terra roja, Togo i Benín (2014), los poemarios La ferida en la paraula, (2010), Quadern malià / Cuaderno de Malí (2011), Àlbum d’absències (2013), Àlbum de ausencias (2014), Auschwitz-Birkenau. La prada dels bedolls/La pradera de los abedules (2015) y las novelas, Mondomwouwé (2011) y Aquellos años grises (España 1950-1975) (2012), Aquells anys grisos (Espanya 1950-1975) (2014).

Es coautora del libro de microrrelatos Microscopios eróticos (2006).

Cuenta en su haber con algunas traducciones literarias del alemán al español, entre ellas El Elegido, de Thomas Mann.

informes de lectura

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • El consejero de Roma
  • El último experimento
  • palabras
  • Alejandra Pizarnik
  • La ópera de México
  • En el Lago Español
  • Bullying Escolar al Descubierto
  • Un café a solas
  • La paciente silenciosa
  • Dadme a vuestros rendidos
  • Espacio disponible para tus productos o servicios