Las nueve musas

Vitamina D, un tratamiento inocuo y barato contra COVID-19

promocionamos tu libro

A pesar de su nombre, la vitamina D no es estrictamente una vitamina, sino más bien una prohormona ya que no dependemos exclusivamente de la dieta para su obtención.

La vitamina D la podemos obtener a través de los alimentos, de los rayos UVA y tomándola como suplemento dietético.

Vitamina D
De Angel HM – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0,

Podemos distinguir entre vitamina D2 o ergocalciferol, que se encuentra en alimentos de origen vegetal en muy pequeñas cantidades, como en la levadura y setas. Por otro lado, la vitamina D3 o colecalciferol es la que sintetizamos en la piel por la irradiación solar. Dado el uso de protectores solares con filtros más potentes, esta fuente de obtención de vitamina D es cada vez más escasa, por lo que se han detectado en poblaciones – aparentemente sanas- que cerca del 80% tienen deficiencia de vitamina D.

El papel más conocido de la vitamina D es su relación con el metabolismo del calcio y del fosforo, y su déficit ha causado durante años cuadros de raquitismo en los niños y osteoporosis en los adultos.

Desde hace unos años se ha estudiado su papel en la inmunidad humana, así como en la formación de membranas lipídicas en las neuronas del cerebro.

Espacio disponible

En los dos últimos años se ha relacionado el déficit de vitamina D con mayor incidencia y gravedad del COVID-19

Experimentalmente se ha evidenciado que la vitamina D puede activar péptidos antimicrobianos, que se secretan en las superficies mucosas y tienen la capacidad de matar bacterias y virus.

Recientemente se ha realizado un extenso metaanálisis de casi 11.000 paciente realizado por Adrian R Martineau y David A Jolliffe en Reino Unido, y observaron un efecto preventivo general de la suplementación con vitamina D contra las infecciones respiratorias agudas. El efecto fue mayor en aquellos con deficiencia de vitamina D y si el suplemento se administró diariamente o semanalmente, pero no si se administró en grandes dosis en bolo.

 Illie y su grupo llevaron a cabo un estudio en 20 países europeos, observando una relación inversa de los niveles de vitamina D con la incidencia de COVID-19 y la mortalidad por la enfermedad.

La vitamina D puede intervenir en la reducción de la incidencia y mortalidad por COVID-19 a través de diversos mecanismos, como el mantenimiento de la integridad epitelial, la producción de péptidos antimicrobianos, la reducción de la respuesta inflamatoria y la modificación de la relación entre ECA/ECA2, al incrementar la expresión de ECA2

El grupo del Dr. López Miranda del hospital Universitario de Córdoba está trabajando en encontrar la relación entre vitamina D y COVID y, según han publicado, encontraron que prácticamente el ochenta por ciento de los pacientes mayores que están en residencias tienen déficit de la vitamina D.

Con esa evidencia hicieron un documento en el que se recomendaba a las autoridades sanitarias que a todos los institucionalizados en residencias de la tercera edad se les administrara vitamina D, por ser una intervención muy eficiente para corregir esos déficits, muy barata y que prácticamente no tiene ningún efecto secundario. Los resultados observados por López Miranda y su grupo fueron espectaculares: el grupo al que no se le dio vitamina D tuvo necesidad de ingreso en UCI, como consecuencia de que los ancianos desarrollaron un síndrome de insuficiencia respiratoria severa; en cambio, el grupo al  que si se le administró vitamina D tuvo menos complicaciones y necesitó menos la UCI.

Según López Miranda la vitamina D tendría este papel al regular la inmunidad innata. Lo que realmente acaba produciendo los cuadros severos de coronavirus no es el virus en sí, es el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica que desarrolla, como consecuencia que tenemos un sistema inmune totalmente inadaptado o inadecuado para responder.

Existen varios mecanismos a través de los cuales la vitamina D puede reducir el riesgo de infecciones. Esos mecanismos incluyen la inducción de catelicidinas y defensinas que pueden reducir las tasas de replicación viral y reducir las concentraciones de citocinas proinflamatorias que producen la inflamación que daña el revestimiento de los pulmones, lo que conduce a neumonía, así como a concentraciones crecientes de citocinas antiinflamatorias

En otro estudio, realizado por el Dr. Jan Alexander, se recomienda el uso de suplementos con Zinc, selenio y Vitamina D así como el inicio de una suplementación adecuada en áreas de alto riesgo y / o poco después del momento de la sospecha de infección por SARS-CoV-2. Y recomienda que los sujetos de los grupos de alto riesgo deben tener una alta prioridad con respecto a esta terapia adyuvante nutritiva, que debe iniciarse antes de la administración de medidas médicas específicas y de apoyo.

El Ministerio de Sanidad en España es incapaz de tomar ninguna otra medida sanitaria que no sea la vacunación, haciendo caso omiso a las recomendaciones del grupo del Dr. López Miranda y a los cientos de publicaciones internacionales que aconsejan el uso de la vitamina D, suplemento conocido desde hace cien años y sin contraindicaciones, si se emplea en las dosis recomendadas. Por eso la necesidad de difundir por todos los medios posibles otras alternativas validadas científicamente, baratas y sin” daños colaterales” como es el caso de la vitamina D, y otros suplementos alimenticios como el Zinc y el selenio, por sus efectos estimulantes de la inmunidad y protectores frente a infecciones víricas incluido el COVID-19.

COVID-19 y vitamina D. Documento de posición de la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM)

Vitamina D/Covid

Intervenciones nutricionales tempranas con zinc, selenio y vitamina D para aumentar la resistencia antiviral contra el COVID-19 progresivo

Evidencia de que la suplementación con vitamina D podría reducir el riesgo de infecciones y muertes por influenza y COVID-19

Suplementos de vitamina D para prevenir infecciones agudas del tracto respiratorio: revisión sistemática y metanálisis de datos de participantes individuales

Espacio disponible

Última actualización de los productos de Amazon en este artículo el 2022-01-27 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

Salvador Ruso Pacheco

Salvador Ruso Pacheco (Torrevieja, 1952)

Doctor cum laude en medicina, especialista en Neumología y alergia, fue profesor en las facultades de Medicina de Valencia, Murcia y Miguel Hernández de Elche, jefe de Neumología en el Hospital Vega Baja y director-gerente de los Hospitales Universitarios de Elche y San Juan de Alicante.

Diputado de CDS por las Cortes Valencianas en la II legislatura.

Articulista en temas de Sociología política, medicina y ensayos en diferentes medios escritos.

Columnista durante años en el diario "Las Provincias", fue tertuliano en programas de radio y TV locales.

Ha publicado dos libros sobre medicina y cientos de artículos en revistas médicas. y es autor de la polémica novela "El Asesor"

Reseñas literarias

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Dadme a vuestros rendidos
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • El sueño del escultor
  • mela-300
  • la-gracia-del-delfín
  • Migrantes, refugiados y extranjeros
  • palabras
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Mi hermana y yo
Promocionamos tu libro
Apadrina a un redactor