Las nueve musas
Mística

¿Qué es la Mística Cuántica?

Erase una vez en el Principio… comienzo como inician la mayoría de los cuentos, con esas palabras que al escucharlas hacen vibrar el interior al saber que entraremos a un mundo desconocido, lleno de sorpresas y de personajes que nos llevarán a otros tiempos, a otras realidades.

 Érase una vez es como el Ábrete Sésamo del cuento de Ali Baba y los cuarenta ladrones en donde ambas resguardan tesoros para espíritu y tesoros materiales de manera similar a lo que encontramos cuando nos sumergimos en la mística de las grandes religiones y cuando penetramos en el mundo de la ciencia, lenguajes distintos, pero con un significado a Imagen y Semejanza que nos lleva a comprender la relatividad del pensamiento, ya que tomando las enseñanzas de la termodinámica, las cosas se entenderán de acuerdo de la postura y del lado en el cual te encuentres.

cuánticaLa realidad se percibe de manera similar a la velocidad del objeto, es decir, si me encuentro detrás de un objeto que cae, para mí la caída será en línea recta, en cambio si estoy de frente a su caída la veré como una parábola, ya que la velocidad de la luz es constante, de manera paralela, una persona creyente verá e interpretará su realidad de acuerdo a su fe y el no creyente le dará una lectura de acuerdo a la ciencia, ninguno contradice al otro, simplemente se demuestra la belleza de la diferencia entre los pensamientos, pero ambos llegarán al mismo punto, es así como la cuántica neuronal explica que la realidad percibida es el rechazo de lo que el objeto -materia-ser no quiere, Jesús Galíndez, en su artículo el vacío cuántico y el sistema neuronal, dice… cuando decimos las hojas amarillas de un árbol, mostramos que no somos conscientes de que el color que manifiesta el árbol es el que No quiere, lo que rechaza, pues sólo permite que penetre en su estructura celular el resto de los colores del espectro visible, que es la banda de frecuencias que exige de la radicación solar para llevar a cabo la fotosíntesis. El color que muestra es sólo su autoafirmación de especie frente al ambiente que lo rodea.  Frente a esto, desde el lenguaje de la mística lo explicaríamos como el acto que la materia-cuerpo toma para mostrarnos lo que no somos, por lo que debemos buscar las respuestas en nuestro interior para autoafirmar, ¿quién soy, de dónde vengo y a dónde voy?, preguntas fundamentales de la teología, filosofía y por ende de la ciencia.

Esto nos lleva a comprender la primera unión entre la Ciencia y la Mística, es decir, la búsqueda del sentido de la Existencia y de la misión de Vida.

La Mística y la Ciencia han estado unidas desde el principio de los tiempos, cuando el Hombre antiguo dibujaba en las cuevas mostraba lo que llegaba a su mente a través de una mezcla de pigmentos que elaboraba, no era necesario ponerle nombre a los actos, su mayor necesidad era mostrar lo narrado por su interior, con el paso del tiempo y la creación de las civilizaciones, surgieron mitologías para tratar de explicar fenómenos naturales inexplicables y los antiguos nombraron un panteón de dioses para describir a esas fuerzas de la naturaleza y elementos que no podían comprender, nombraron demonios a las enfermedades, y ante la incertidumbre de saber quiénes eran y qué hacer ante los otros, crearon leyes y códigos éticos para el bienestar propio y común, eran errantes y comprendieron que a través de la contemplación del cielo, de las estrellas encontrarían el camino, sintiéndose protegidos por dioses del olimpo quienes habitaban en lo más alto del universo, dioses buenos porque les ayudaban al otorgarles luz para no perderse, pero de manera paralela estaba el desierto, los pantanos, las selvas de donde salían feroces fieras que los devoraban, arenas que se movían y tragaban, y pensaron que había dioses debajo de ellos, comprendiendo que en la parte superior del cielo había alguien que los protegía y por debajo de ella alguien que los castigaba, y entrelazaron la Vida con la Tierra, la Existencia con el Cielo, y la Muerte con el Inframundo.

Estas actitudes de la Naturaleza los llevaron a estudiar la Creación, a comprenderla, y entendieron que cada acto era la manifestación de un ser superior ante sus acciones, así comenzaron las ofrendas, los sacrificios, el análisis ético y crearon códigos, normas, contemplaron, estudiaron, creció su conocimiento y surgió la astronomía, la cosmología, la química, las matemáticas, la medicina sin que tuvieran conciencia de lo que habían descubierto, ni de la unión que habían creado entre la espiritualidad y la materia, hoy llamada mística y ciencia.

Con el tiempo esto se fue perdiendo, la contemplación y la mística se volvieron doctrina, la ética se transformó en moral, y la ciencia se volvió exacta y llena de teorías hasta que llegó la Física cuántica, la teoría de la relatividad, la ecuación de Euler y la neurociencia por mencionar algunas, las cuales muestran el Misterio que converge en el universo, ese Misterio que encierra la creación del Cosmos, del ser humano, ese Misterio llamado por muchos D/os, y conforme se iban desarrollando se resaltaron las coincidencias con lo escrito en los Libros Sagrados y se dio el retorno al origen.

Como Hermeneuta en Libros Sagrados y Lenguas Antiguas, y como investigadora de Física Cuántica  encontré similitudes hermosas entre las teorías científicas y los Libros Sagrados, encontrando breves fragmentos de la profundidad divina y entendí lo mencionado por Einstein, al decir  que D/os no juega a los dados,  comprendí que es tan grande el Misterio de  D/os y su Palabra que se muestra de diversas maneras a través de diferentes lenguajes para que el ser humano siga buscando, y seguí buscando, encontrando que muchas teorías son análogas a lo dictado por D/os a sus mensajeros, fue así que apoyada en mi Teología del Silencio y de la Carne, la cual tiene como principio la Palabra, la Escucha y el Silencio comencé a desarrollar la Mística Cuántica y a tratar de explicarla a través de la poesía como tiempo atrás lo hicieron los escribas.

místico
Einstein

La relación entre la mística y la cuántica es algo que se ha venido desarrollando desde hace tiempo, por lo que lo escrito a continuación espera ser una colaboración a este gran misterio que no tiene otro fundamento más que unir lo que nos hemos encargado de separar, en este artículo mostraré de manera sencilla algunas semejanzas entre la Ciencia y la Mística para introducir en la comprensión de la Mística Cuántica.

La mística de las grandes religiones enseña que todo era vacío, oscuro, donde no existía más que la eternidad y no había luz porque la energía era tal que ni siquiera podía llegar la luz, no había movimiento, ni tiempo ni espacio, Todo era D/os, todo era Amor y Misericordia, y era tan grande esta contracción que de repente se expandió dejando pasar la Luz, es decir, D/os se contrajo y al expandirse emergió la Existencia, el Silencio, la Palabra y la Escucha, dando origen a la Vida, la materia, el tiempo y el espacio, y entre esa Eternidad y la Nada-Todo se creó el Adam Kadmon, y en él D/os puso diez esferas llamadas sefirots en las cuales se encuentra la semejanza de lo eterno y la imagen de la materia, y lo colocó en el centro.

La Kabbalah menciona  que el Creador genera un vacío de no existencia donde el Todo es Nada y donde Él es Todo y es Nada. creando la siguiente división:

El Todo como Nada                                       Él es Todo y Nada

  • Vida * Existencia
  • Luz * Energía
  • Materia * Esencia
  • Palabra          * Silencio
  • Nefesh (aliento de Vida)          *Ruaj        *Neshama (Sabiduría)

Alma

Mente

Escucha

  • Hemisferio izquierdo Cerebro     * Hemisferio Derecho
ser humano
Adam Kadmon

Aunado a ello, el Adam Kadmon u Hombre primordial, el cual no ha caído, lleva en sí mismo la imagen del universo, todo está unido, todo es uno con D/os, así Adam es imagen viva del universo y un espejo o semejanza del Creador. Su misión es trabajar para, por, en y desde este universo como un reflejo, es decir, es un microcosmos del macrocosmos producido por está contracción – expansión de su amor llamado TzimTzum y en lenguaje científico Big Crunch y Big Bang.

Aquí es donde toma sentido el árbol de la vida, este hombre primordial al ser un microcosmos se convierte en un árbol de la sabiduría que une el Silencio con la Palabra, la Existencia con la Vida, la Eternidad con el Tiempo, El Misterio con la Materia, y para que no se pierda sólo necesita Escuchar, de ahí la importancia del Shema Israel.

Es así que el ser humano tiene cuerpo y vida a partir del Nefesh que lo hace de tierra y materia, el Ruaj -el alma, la mente, o el satán que será quien le brindará la elección del libre albedrío y el Espíritu o Neshama. Así el Adam Kadmon formado por 10 esferas o energías, tiene como misión no separar su dualidad porque esto lo lleva a ser Uno, su origen como matemáticamente se explica en la Ecuación de Euler todo viene del +1 para dar 0 es decir esa Nada que es Todo.  Esta conciencia se le colocó en su cabeza, en el Keter -Corona donde se encuentra su cerebro dividido en dos hemisferios, es así como en este Big Crunch y Big Bang divinos D/os se manifiesta como una Onda y el ser humano como una partícula, la razón es que una onda se devela como omnipresente, es decir, puede estar en un lugar y en todos y la partícula se comporta de acuerdo a la presencia de quien lo observa.

Al ser un microcosmos que manifiesta su expansión-contracción, a cada momento sana y destruye, a esto se le llama Tikum Olam en la mística Judía, Karma en el budismo, Trimurti en el Hinduismo, Muerte-Resurrección en el Cristianismo y en el Islam; tomando en cuenta que al dejar de realizar este proceso llevará a la humanidad a la pérdida de sí mismo o al llamado Big Rip, el cual puede evitarse si el ser humano une su energía con la del semejante a través de las llamadas Partzufim, es decir la independencia y división de cada sefirot o esferas que contienen los atributos divinos o lenguajes.

La unión del ser humano consigo mismo y con su prójimo crea una reacción en donde cada encuentro afecta al otro, creando lo llamado en la Física cuántica un entrelazamiento cuántico, porque lo que está unido ya no puede separarse. Esta manifestación en la mística se divide como Aima (madre)   –   Abba (padre) donde uno representa a lo masculino y el otro a lo femenino, uno es la Existencia y el otro la Vida, así al unirse crean al Hijo llamado Anpin Rostro Menor y a una hija Malkth – Nukvah o Femenina.  En neurociencia esto es la imagen del cerebro, donde cada hemisferio representa la fuerza y la creación, los cuales al unirse como un todo del cerebro desarrollan la sabiduría y el conocimiento siendo éste el origen del significado del Mashiaj o Mesías, el cual tiene como misión sanar a través de Escuchar/unir  a Abba – Padre – la Palabra o hemisferio izquierdo con Aima -Madre -Silencio o hemisferio derecho.

MisticismoOtro punto de encuentro lo encontramos en el estudio de la Termodinámica y sus tres leyes, teniendo como principio que la energía no se destruye sólo se transforma, lo cual en los Libros Sagrados se describe como el retorno de la luz divina que lleva el ser humano en su interior hacia su origen transformado en una esencia fortalecida por el aprendizaje.

Por otro lado, tenemos la Gravedad que es la atracción de dos cuerpos, pero que representa la fuerza más débil ya que se encuentra debajo de la fuerza nuclear débil y la fuerza nuclear fuerte, lo cual en lenguaje místico se representa por medio del Nefesh-Ruaj-Neshama /Palabra-Escucha-Silencio.

La cuántica enseña que somos millones de átomos unidos y Rutherford explica que cada átomo es un sistema solar en miniatura, convirtiéndose en una analogía del Adam Kadmon y de los sefirots o atributos que giran alrededor del Misterio, creando un entrelazamiento cuántico entre la onda y la partícula o como ya se mencionó anteriormente entre D/os y el Hombre, entre el ser humano y su prójimo,  entre D/os, el ser humano y la creación provocando que el acto de uno afecte al otro.

Otra teoría científica enlazada con la mística se encuentra en la afirmación de Fidel Schaposnik quien explica que las tres dimensiones con las cuales se percibe la realidad se encuentran en lo visual, lo táctil y lo motriz, datos descritos ya en el Zohar como menciona Rabbí Yakob ben Israel y explicado en los texto de Isaac Luria y Chaim Vital, quienes desarrollan que la visión de la realidad se encuentra en la nariz, ojos, boca y manos del Adam Kadmon.

Rutherford -a principios del siglo XX- desarrolló la teoría de los átomos dando origen a la Física cuántica, al decir que los átomos se comportan como un sistema solar en miniatura, sin embargo, siglos antes encontramos en el texto antiguo budista El adorno de la Gran Flor, lo siguiente… en cada átomo de los dominios del universo existen infinitos sistemas solares, así como un estudio profundo de esto en el texto El gran tratado de la teoría budista Vaibhashika del átomo escrito entre los siglos I y III d.C.

La teoría del vacío del Budismo Tibetano, se fundamenta en que cualquier creencia es una realidad objetiva fundamentada en la suposición de que una existencia intrínseca independiente, es insostenible. Todas las cosas y acontecimientos, sean materiales, mentales o abstractos como el concepto del tiempo, carecen de una existencia objetiva independiente, lo cual es el parte de la Teoría de la Relatividad.

Qué es la física cuántica
  • Schaposnik, Fidel Arturo (Author)

Por otra parte en el Sagrado Corán 23, 12-14 está escrito, En verdad creamos al hombre de una esencia extraída del barro. Luego hicimos que fuera una gota dentro de un receptáculo seguro. Luego transformamos la gota en un alaqh (sanguijuela) algo que cuelga y un coágulo de sangre, creando un mudgah (sustancia masticada) teniendo su similitud en el desarrollo del embrión el cual se alimenta de la sangre, y la sustancia masticada es semejante a las somitas de las células en esa etapa.  En otro Sura del Corán está escrito en cada uno de nosotros todos los componentes de vuestra creación son juntados en el útero de la madre por 40 días y si han pasado 42 noches en el embrión, D/os envía un ángel que le de forma  y crea su audición, visión, piel carne y los huesos, lo cual se repite en la investigación genética molecular al señalar que los primeros 40 días son la etapa fundamental del embrión, y al final de la sexta semana que da 42 noches comienza el tiempo donde el desarrollo fetal está en su clímax[1], además de que se une con la afirmación descrita líneas atrás de Fidel Schaposnik al hablar de las dimensiones de la realidad.

Hablar de la mística cuántica implica cientos de páginas de investigación y desarrollo, el cual tiene una semejanza con la teoría de los átomos de Rutherford, porque cada lectura crea pequeños sistemas solares alrededor de un pensamiento, así como entrelazamientos cuánticos, además de fortalecer el Principio de incertidumbre, el cual explica que si sabes donde está la partícula no sabrás su velocidad y si conoces su velocidad no sabrás donde está, llevando a la profundidad del Misterio.

Estos breves ejemplos se escriben para mostrar el principio de la Mística Cuántica siendo su objetivo evitar ese Big Rip espiritual, el cual nos está conduciendo no sólo a alejarnos de D/os sino también de la creación, de nuestro interior y de nuestra relación con los semejantes.

La mística y la ciencia son creaciones del ser humano para encontrar las respuestas en su interior y comprender ¿quién es, adónde va y de dónde viene?, ambas nos hacen recordar que somos un microcosmos del macrocosmos o un reflejo de lo divino, y que todo acto afecta al otro.  No es mi cuerpo somos un cuerpo emanado del amor y la misericordia de D/os que nos une en un entrelazamiento cuántico que nos debe llevar a comprender que la energía no se separa porque en ella no existe la distancia, que somos una sola energía emanada en dos dualidades porque hombre y mujer nos creó y colocó esta dualidad en nuestra cabeza, hemisferio derecho y hemisferio izquierdo para unir la materia con el espíritu, la Palabra con el Silencio con la ayuda de la mente o alma, es decir, con la Escucha.

En el nombre de D/os el Clemente, el Compasivo, el Misericordioso la Mística Cuántica expone la unión de la materia-ciencia-hemisferio izquierdo con el espíritu-mística-hemisferio derecho, para que a través de Escuchar el latido de nuestro corazón en el semejante seamos la Palabra que escribe su propia historia y al mismo tiempo ayude a escribir la historia del otro para que juntos en ese Big Crunch seamos Silencio

Somos átomos

Partículas obedientes entre la Energía

Ondas extendidas entre el Misterio

Miradas en un mismo Espacio

con realidades distintas

Sabiduría, Conocimiento, Velocidad de la Luz

Entropías recolectando lo que

Fue, Es y Será al No Ser

Contracción de la Nada

Expansión de la Palabra

Energía oscura

El todo girando alrededor de Y en el Principio

Estrellas, tierra-arcilla, Semen, Sangre, Tiempo, Vida

Fuego, Agua, Tierra, Aire, Espacio, Existencia

Energía, Caída, Ondas, Equilibrio-Partículas, Eternidad, Silencio…Allah ©


[1] Cf. Conveying Islamic Message Society. www.islamic.messge.net


 

Última actualización de los productos de Amazon en este artículo el 2020-12-02 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

La revista agradece sus comentarios. Muchas gracias
Martha Leticia Martínez de León

Martha Leticia Martínez de León

Martha Leticia Martínez de León

Hermeneuta en Libros Sagrados y Lenguas Antiguas.

Maestra en Ciencias Bíblicas y Hebreo Antiguo. Maestrante en Estudios Judaicos por la Universidad Hebraica. Licenciada en Ciencias Religiosas por la Universidad Pontificia de México. Especialidad en islam por la Universidad de Al Azhar de El Cairo, Egipto.

Especialidad en el Pensamiento del Papa Francisco y el Libro del Apocalipsis por el Boston College.

Especialidad en Música Contemporánea (Piano-guitarra).

Generación XXXII de la Sociedad de Escritores Mexicanos (SOGEM).

Ha publicado treinta y siete libros en México, España, Estados Unidos e Italia en diversos géneros literarios y teológicos.

Conferencista a nivel internacional.

Creó y desarrolla la teología del Silencio y de la Carne la cual entrelaza con la investigación mística, científica y musical bajo el nombre de “Lectura gemátrica, pitagórica y cuántica del Séfer Bereshit 1-3 -Hashem se revela a través del Big Bang-

las nueve musas eddiciones
  • ayer-soñe-coverv1-1epub