Las nueve musas
ENAT

Las Medusas de la ENAT (II)

promocionamos tu libro

Par darle seguimiento a mi colaboración anterior, retomo la lucha de las estudiantes de la ENAT (Escuela Nacional de Arte Teatral), quienes se encuentran reunidas en la comunidad de alumnas Morras ENAT, y cuya causa ha recibido una buena cobertura mediática, aunque amerita mucho más, ya que no se trata de un problema menor.

Escuela Nacional de Arte TeatralComo habían anunciado en su debido momento y vía Zoom, el 17 de abril, las alumnas en paro no activo presentaron ante las autoridades escolares su pliego petitorio, el cual contiene trece exigencias. En esa reunión destacó la ausencia de la directora de la ENAT, Gabriela Pérez Negrete -a quien se le acusa de encubrimiento-, algo que solo se puede interpretar como desdén y como una falta de capacidad para resolver esta problemática.

El día 22 de abril, el pliego fue aceptado por la SGEIA (Subdirección General de Educación e Investigación Artísticas) y al día siguiente, la maestra Pérez Negrete presentó su renuncia irrevocable, bajo la justificación de “No obstaculizar las negociaciones derivadas del movimiento de la Comunidad de Alumnas de la ENAT”, algo que, en opinión de las alumnas, facilitará el diálogo con las autoridades.

A propósito de la renuncia, las estudiantes apremiaron a los acusados de diversos delitos, que van del acostó hasta la violación, para que se separen voluntariamente de sus cargos, algo que, hasta el momento, ninguno ha hecho. Y ya que esto no ha sucedido, las alumnas les exigieron a las autoridades que separen de inmediato a los señalados, como una medida preventiva.

En los días subsecuentes, se nombró a la maestra Atenea Chávez Viramontes como directora de la ENAT y ahora es quien tiene la responsabilidad de atender esta grave situación. Por otro lado, además del apoyo que han recibido las alumnas por parte de otras organizaciones, también recibieron el del grupo de profesoras y artistas escénicas de la ENAT, “Hypatia Interdisciplinaria“.

Boletín semanal

Solidaria con esta lucha y para darle mayor visibilidad, la periodista feminista española Teresa Domínguez escribió el artículoLa revolución feminista de las alumnas de la ENAT: Paro indefinido y 118 denuncias de agresiones sexuales”, a partir de la entrevista vía internet con la actriz Lucía Corbello y a la gestora cultural Karen Condés, ambas egresadas de la ENAT. Como bien expresó la actriz, “En el nombre del arte, se permite todo”, refiriéndose a las múltiples prácticas violentas ejercidas por profesores, asesores, alumnos y ex alumnos de la escuela contra las estudiantes. Evidentemente, esto se traslada después, en un círculo perverso, a la vida profesional entre directores, actores y demás trabajadores de la escena, contra actrices y otras trabajadoras de la escena.

En este mismo sentido y evidenciando que no se trata de hechos aislados sino la punta del iceberg de un problema sistémico, las alumnas de la ADM (Academia de Danza Mexicana) denunciaron el mismo fenómeno de violencia, contando con 40 acusaciones por acoso, hostigamiento y violencia física ejercida por una docena de docentes. Por tal motivo, las estudiantes también se lanzaron a un paro, mismo que lleva más de dos meses; entre otras demandas, ellas solicitaron la intervención de la Secretaría de Gobernación y de la Función Pública para atender y sancionar casos de agresiones sexual en el INBAL (Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura).

Violencia machistaEs así como, el 23 de abril y bajo el lema “Mi cuerpa al arte, no a tu placer”, un grupo de alumnas de la ADM se manifestó en la explanada del Palacio de Bellas Artes. Debido a la presión, el director de la ADM, Raymundo Torres, señalado por ignorar y minimizar las distintas denuncias de acoso sexual ejercido por profesores, también dimitió a su cargo.

Ambas renuncias significan un gran triunfo para las alumnas; además demuestra que el paro y la protesta son métodos muy eficaces. Sin embargo, esto no es suficiente; aún se necesitan acciones inmediatas para prevenir y erradicar todo tipo de violencia, y por supuesto, sancionar a los acosadores, violadores, abusadores y encubridores; nos referimos a hombres y mujeres de teatro y danza con reconocimiento y “prestigio” en sus respectivos medios, quienes no han aceptado las acusaciones públicamente, pero tampoco las han desmentido.

De esta forma, llegamos al 11 de mayo, cuando se llevó a cabo, vía Zoom, una mesa de diálogo entre las alumnas y funcionarios de la ENAT, SGEIA e INBAL; ahí, las autoridades se comprometieron a publicar un “renovado e inédito” protocolo para erradicar y prevenir la violencia de género, en todas las escuelas del INBAL. Los funcionarios informaron que ya han sido separados cuatro docentes denunciados, que se ha levantado un acta administrativa en contra de uno de ellos y está por levantarse una segunda. Relativo a los alumnos denunciados, notificaron que se han tomado medidas para que estos no convivan con las denunciantes ni con posibles víctimas.

Agresión sexualAfortunadamente, el movimiento para acabar con la violencia de género se esparce por otras instituciones y ahora las estudiantes de la Escuela Nacional de Danza Folklórica y las del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) también denuncian diversas formas de agresión u hostigamiento sexual. Por eso, es imperioso que las autoridades correspondientes establezcan protocolos reales y efectivos para que las mujeres tengan una vida libre de violencia, así como las pertinentes sanciones para los perpetradores.

Todo lo anterior demuestra los niveles de machismo, misoginia y violencia de género que existen en México, prácticamente en todas las esferas, y peor aún, el grado de impunidad e injusticia que hay en torno a este tipo de delitos. Que se cometan 51 violaciones y 11 feminicidios por día, solo se explica por la absoluta falta de voluntad política que prevalece desde hace décadas en este país, conocido mundialmente por los feminicidios que hoy se han extendido -igual que una pandemia- a lo largo y ancho de la nación.

Directorio Cultural Hispano 1001 profesionales y empresas
La revista agradece sus comentarios. Muchas gracias

Humberto Robles

Nació en la Ciudad de México en 1965.

Dramaturgo y guionista independiente.

Paralelamente colabora con varias organizaciones de derechos humanos.

Actualmente es considerado el dramaturgo mexicano vivo más representado en el mundo (30 países, tres continentes).

Autor de las obras “Mujeres de Arena”, “Frida Kahlo Viva la Vida”, “La noche que jamás existió”, “El Arca de Noelia”, “Sangre en los Tacones”, “Nosotros somos los culpables”, “Leonardo y la máquina de volar”, “El Ornitorrinco”, “Les demoiselles d’Avignon”, entre otras.

Sus obras han sido traducidas al inglés, francés, portugués, italiano, alemán y polaco.

Ha recibido seis premios como dramaturgo, uno internacional y cuatro nacionales, entre ellos el Premio de la Fundación La Barraca de Venezuela y el Premio Nacional de Dramaturgia "Emilio Carballido" 2014.

Reseñas literarias
  • La isla del Sena
  • Cuando fuimos héroes
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • ayer-soñe-coverv1-1epub
  • palabras
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • mela-300
  • Hombre Korsacoff, Los umbrales y el tanka sordo, Piel atópica
  • la-gracia-del-delfín

Mensaje de AdBlocker

Nuestro sitio web muestra anuncios en línea a nuestros visitantes. Es una gran ayuda para la supervivencia del mismo. Considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.
promocionamos tu libro