Las nueve musas
pensamiento

La maraña mental

La línea que media entre un pensamiento y un pensamiento compulsivo es, en ocasiones, tan fina que solo el que lo experimenta, con la ayuda de un clínico tan fino como esa línea, puede localizarlo y así hacerlo consciente.

En este caso nos referimos a una consciencia atencional primordial, necesaria pero no suficiente para una auténtica sanación.

Maraña mentalUno puede, como recurso y posible “cambio“, hacer por traer a su espacio mental un pensamiento en forma de palabras o una imagen cada vez que sufre un displacer mental. Incluso a veces la persona sabe que ese “falso recurso” terminará por convertirse en un síntoma.

Nace de una encrucijada, una incertidumbre, acaso una confusión. Si levantas el piso de esa fenomenología lo más seguro es que haya un miedo. Pienso que a veces, más aun, ese miedo es una metonimia mental, está ahí en lugar de otro miedo, más abrumador a ojos del sujeto o de su entorno.

Con el paso de los años, lo que empezó como un recurso mental desesperado que apartara la atención de esa angustia se convierte en un hábito mental. Ahora ya no solo se experimenta un miedo sino un pensamiento absurdo cuya función está obsoleta y que interfiere en nuestra vida.

Esa idea puede crecer en su voracidad y establecer conexiones con cientos de pensamientos, mas o menos conectados en una red o esquema que solo un gran rastreador puede hallar.

Las compulsiones encubiertas o cognitivas pueden ser contar un número “mágico” de veces, repetir unas palabras (la diferencia sutil con un mantra es la intencionalidad), repasar acontecimientos para comprobar innumerables aspectos…El pensamiento compulsivo es algo más complejo, abstracto, extenso e indeterminado. Es más difícil acotarlo. En su polo más patológico tiene algo de tinte que lo cubre todo. Recuerda casi al concepto de “falso self“. Una personalidad, si nos apuran, cimentada en un despliegue de compulsión que pretendía contener un miedo “original”. El miedo Original es la angustia de muerte.

Unas ideas arrastran otras en nuestra mente. Es azaroso y es cultural. Acepte el azar porque no será capaz de influir en el. Este abierto a alterar levemente y con suavidad su microcultura, cómo percibe, cómo conecta, cómo piensa.

En esa nueva “cultura”, usted puede reelaborar su visión de la inteligencia. Ahora la inteligencia ya no reside en la complejidad, sino en deshacer ese entramado mental progresivamente. Reside en la sencillez, en la esencia de lo verdaderamente importante para usted. Usted no piensa como un japonés ni como un español de hace trescientos años. Detrás de todos los pensamientos automáticos, muchos de ellos dañinos a corto o largo plazo, está usted.

Como todo esto son metáforas y analogías para poder hablar de nuestras experiencias, de algún modo también forman parte de la maraña mental. Todo lo que pueda escribir, es escaso al lado de lo que usted puede experimentar si vive esta idea y algún día la integra tanto que abandona la conducta de pensarla.

La revista agradece sus comentarios. Muchas gracias
Pedro Rico

Pedro Rico

Pedro Rico nació en Gijón; sin embargo, se crió y creció en Oviedo (Asturias), en cuya Universidad se licenció en Psicología en 2006.

Psicólogo clínico, ha trabajado en una unidad de corta estancia, una unidad de rehabilitación y hospital de día para trastorno mental grave, centros de salud mental para adultos, infanto-juveniles y toxicomanías, servicios de interconsulta en dos hospitales generales con incidencia en apoyo a la Oncología, un centro de atención primaria, un centro de daño cerebral y un centro psicogeriátrico.

Me formé en la utilización de técnicas provenientes de las escuelas más importantes, como el conductismo, el cognitivismo, la terapia familiar y sistémica o las perspectivas más filosóficas y humanistas.

Tuve la oportunidad de poner en práctica dichos conocimientos, así como dirigir terapias grupales orientadas a diferentes patologías.

Este recorrido desembocó en mi paso por la Unidad Asistencial de Formación e Investigación en Psicoterapia del Hospital Universitario La Paz en Madrid. Esta unidad articula un programa formativo para psicólogos y psiquiatras basado en la integración de conceptos y herramientas de las perspectivas más válidas en la atención a la salud mental en diversos servicios asistiendo a personas ingresadas por distintos motivos médicos, a familias y a grupos.




  • palabras




  • este-juego-es-infinito

Promocionamos tu libro

  • retrovisor_cub_musas
las nueve musas eddiciones
Hosting SSD