Las nueve musas
Israel

¿Israel… tierra prometida o maldita? (I)

DE LA ANTIGÜEDAD A LA DÉCADA DE LOS 30

Hace unas semanas estalló un nuevo conflicto entre los israelíes y los palestinos con misiles lanzados por parte palestina y bombardeos aéreos extremadamente feroces realizados por las IDF, las Fuerzas de Defensa Israelíes, que, a propósito, es el nombre oficial del ejército israelí.

Israel…tierra prometida o malditaMuchísima gente habló de nuevo de un estado autoritario que maltrata repetidamente a los débiles de nuestro caso, los palestinos. ¿Pero es así 100% de verdad?

Para los que conocen el tema, al menos un poco, el nuevo conflicto fue cualquier cosa que una sorpresa. Conflictos y animosidad son meramente sinónimos de la coexistencia de judíos y palestinos. ¿Pero por qué?

Echemos un vistazo a una historia que se remonta hasta miles de años atrás…

Claro que no es necesario repetir todo lo que ya hemos sido enseñados en la escuela estudiando la Biblia o, para ser más preciso, el Antiguo Testamento, el cual es nada más que la mitología hebrea.

Pero, primero, valdría la pena aclarar un par de términos relativos que tal vez nos confundan.

Judío, hebreo, israelita, israelí, semita, antisemita, Israel, Judá, Canaán, sionismo, filisteos etc. La verdad es que hay varias maneras de las que alguien se pudiera referir a los judíos y eso se debe al simple hecho que cada nombre corresponde a una tribu diferente de la misma nación.

No ha de extrañarnos, ya que eso sucede con bastantes nacionalidades. Por ejemplo, un alemán también se puede decir Tedesco en italiano, German en inglés, Nemac (Némats) en serbio o Deutsch en alemán. ¿De dónde surge esto? Pues, normalmente de las varias tribus del mismo pueblo. También los griegos son helénicos en griego o yunan en turco o yunaní en árabe o greci en latín, los albaneses se dicen shqiptar en albanés, Finlandia se llama Suomi en finlandés etc etc etc.

No obstante, hay algunos detalles que merecen la pena analizar un poco más, como la diferencia entre israelita e israelí, y las palabras: semita, sionismo y filisteo.

Hoy día, siempre que oímos la palabra antisemita automáticamente imaginamos a alguien que odia a los judíos. Sin embargo, hay 3 tribus, con sus respectivos idiomas, que provienen de la tribu antigua de los semitas.

Estas son la judía, que habla hebreo, el árabe, que habla árabe, y la etíope que habla amhárico. No es una coincidencia que, al menos el hebreo y el árabe tienen muchísimo en común, hasta, a veces, el punto de ser inteligibles entre sí.

En cuanto al término israelí, no coincide con el de israelita, ya que israelita es un sinónimo antiguo de judío, mientras “israelí” se refiere a todos los ciudadanos del estado moderno de Israel, independientemente de su lengua, religión u origen.

Hablando de religiones, hay que señalar, de nuevo, que el judaísmo es la primera religión monoteísta de la historia. Después apareció el cristianismo y, bastante más tarde, el islam.

Con respecto a los filisteos, aquí se esconde una sorpresa. ¡Pocos saben que “palestino” se dice “filisteo” en árabe, es decir que los modernos palestinos son los descendientes de los bíblicos filisteos! O sea, la animosidad en cuestión es mucho más antigua de lo que mucha gente piensa.

Sionismo

Supongo que todos conocemos el mito de Sansón, el héroe judío que debía su fuerza a su pelo largo, fue engañado por Dalida, que cortó su pelo durante él estaba dormido, y así los filisteos consiguieron capturarlo y encadenarlo en un templo, donde, tras rezar a dios como nunca, recuperó su fuerza y derrumbó el templo matando a un montón de filisteos, pero sacrificando, al mismo tiempo, a sí mismo.

Por lo que se refiere al sionismo, mejor que lo analicemos un poco más tarde.

Los judíos experimentaron varias ocupaciones, habiendo tenido que enfrentar a distintos invasores como asirios, persas, griegos, romanos, bizantinos, otomanos, británicos etc.

Según varios historiadores, la última vez que los judíos tenían control de su propio país fue durante la Dinastía Asmónea, que reinó durante casi un siglo, hasta el comienzo de la ocupación romana.

Fue entonces cuando empezó la famosa gran diáspora judía, la cual, según muchos, tuvo lugar como castigo de Dios. Dicha teoría, claro que viene principalmente de cristianos, y la razón principal por el castigo es nada más que la crucifixión de Jesucristo.

diáspora judíaUn argumento lógico contra eso sería que, en aquel periodo, Jesús no había aparecido todavía. La respuesta inmediata de los que mantienen esta teoría es que Dios ya sabía que estaban muy cerca de hacerlo…

Así, más o menos, surgió la percepción típica del judío, o sea de un pueblo que se identificaba con la primera religión monoteísta del mundo, y que resultó viviendo en, literalmente, todas partes del planeta.

Aún hoy en día, que ya existe un estado judío oficial, es decir un amparo que pueda albergar a todos los judíos de hoy, seguimos hablando de “judíos-algo”…judíos-rusos, judíos-franceses, judíos-americanos etc.

En pocas palabras, casi no hay países sin judíos. Y eso ya ha estado pasando desde hace siglos. Es un fenómeno único en la historia de la humanidad, que, tal vez, se pudiera comparar solo con la diáspora armenia o africana.

Hay ciertos rasgos que se le atribuyen a dicha tribu, sean estereotipos o no. El judío es inteligente, sabe sacar y manejar el dinero mejor que nadie, es extremadamente tacaño, y se asegura de que el dinero jamás salga de la comunidad judía, sino que solo entre. También tienen la fama de no querer mezclarse con los demás hasta el punto de casarse exclusivamente entre sí… lo último no es tan extraño si tenemos en cuenta que varios pueblos bajo ocupación lo han hecho para no perder su identidad, ser asimilados y, por consiguiente, desaparecer.

Judíos¿Y los palestinos? Cuáles son sus rasgos principales?… pues, los de todos los árabes aproximadamente…

Son musulmanes suníes en su vasta mayoría y pertenecen a la misma nación que todos los países vecinos, como Siria, Egipto, Líbano, Jordania o Iraq, países que detestaron la presencia judía desde el primer momento.

Dicho sea de paso, aquí merece la pena mencionar el mayor enemigo de Israel, el antiguo estado de los persas, Irán, el gran país chiita (sunita y chiita son doctrinas musulmanas como la católica y la ortodoxa para los cristianos) que, aparte de no reconocer la existencia de Israel, también ha jurado su destrucción.

Teniendo todo eso en cuenta, alguien supondría que el destino de los palestinos habría sido mucho mejor que el de los israelíes…

¿Pero ha sido así?

Después de infinitos siglos de exilio y diáspora judía apareció, a finales del siglo IXX y principios del XX, un judío-húngaro, llamado Theodor Herzl, el padre del sionismo. El nombre viene de un monte al lado de Jerusalén que se llama Sion. Hay que señalar que, muy a menudo, la palabra tiene connotaciones negativas, ya que se le atribuyen al movimiento en cuestión teorías conspiratorias de prevalencia judía global.

Theodor HerzlManifestó una teoría unificadora que incluía a todos los judíos de cada rincón del mundo. De pronto, según su teoría, había llegado el momento de regreso a la patria, exactamente del modo que lo había hecho Moisés miles de años atrás.

El año 1882 fue histórico para los judíos. Fue la primera vez que volvían a su tierra… ¿natal?… ¿santa?… ¿prometida?… ¿bendita?… ¿de sus antepasados? En cualquier caso empezaron los llamados “Aliyás”… fue el principio del regreso paulatino del pueblo elegido de Dios a su tierra natal, aunque había sido bastantes propuestas alternativas para la ubicación del nuevo estado de Israel, como Patagonia, Madagascar, Guyana, Uganda, Rusia etc.

El primer Aliyá tuvo lugar entre 1882 y 1903 y fue patrocinado por el mismísimo Barón Rothschild, entre otros magnates judíos. Fueron bastantes los judíos acaudalados que ofrecieron a la lucha común terrenos que compraban a los otomanos, los cuales, por cierto, no se opusieron al plan, puesto que vieron la inmigración judía como una oportunidad ideal de avance económico del área. La gran mayoría se desplazó de Rusia, Polonia y Rumanía y ronda alrededor de 35.000 personas. En ese momento los judíos formaban parte del 8% de la población total.

Primer barón Rothschild
Primer barón Rothschild

Aquí vale la pena mencionar las 3 tribus principales judías que son: los originarios del antiguo Israel, los nórdicos asquenazíes y los hispanohablantes sefardíes. Solo para tener una idea de los respectivos porcentajes de cada tribu, todos los inmigrantes del primer Aliyá fueron asquenazíes.

Mapa de la diáspora y las tribus judíasEl segundo Aliyá fue entre 1904 y 1914, el principio de la Primera Guerra Mundial, que aumentó la población judía a 17%, y la tercera entre 1914 y 1936, cuando los judíos alcanzaron el impresionante 28%, o sea casi un tercio de la población total del área, algo que alarmó a los palestinos más que nunca.

Fue entonces, aproximadamente, cuando estalló la oleada violenta que sigue hasta la fecha. Aquí hay que resaltar que no había identidad palestina en aquella época, sino simplemente tribus árabes esparcidas por el área, sin cohesión, conciencia nacional y, mucho menos, estatal.

Sea como fuere, la larga historia de violencia entre judíos y palestinos de la época moderna acababa de empezar…

Vasilis Dinas

Vasilis Dinas nació en Tesalónica, la capital de la región de Macedonia en Grecia del norte, en 1976.

Sus principales pasiones siempre han sido dibujar y hablar idiomas, así que no es una sorpresa que acabó estudiando arquitectura e interpretación y traducción.

Habla griego, inglés, alemán, español y portugués a nivel profesional y francés, serbio e italiano a nivel medio.

Fue a la Escuela Alemana de Tesalónica, estudió Arquitectura en la Universidad de Aristóteles de Tesalónica e interpretación en Atenas y trabajó varios años en Tesalónica y Atenas como arquitecto y traductor hasta que se mudó a Australia, dónde pasó 6 años trabajando como gerente de proyectos de construcción e intérprete entre españoles, australianos y griegos en las obras de las tiendas de INDITEX.

Ha traducido entrevistas de jugadores, entrenadores y árbitros durante copas mundiales de fútbol del griego, español, portugués y alemán al inglés, ha subtitulado documentales del español y portugués al griego, ha hecho interpretaciones en tribunales entre griego y español, ha traducido libros literarios del portugués brasileño al griego y ha trabajado como periodista, buscando temas interesantes en 8 idiomas en la prensa internacional y redactando artículos, analizando temas políticos de la actualidad, vinculándolos con el pasado y con acontecimientos históricos.

Además, participó en la conferencia anual de FIT (Federación Internacional de Traductores) en 2017 en Brisbane, Australia, representando la delegación griega.

Otras pasiones suyas son los viajes, la geografía, la historia y sobre todo la geopolítica.

De momento vive en Tesalónica impartiendo clases particulares de inglés, español, portugués y alemán, traduciendo y sigue aprendiendo idiomas.

Reseñas literarias
  • diecinueve plegarias
  • In articulo Mortis: el último aliento
  • El sueño del escultor
  • mela-300
  • la-gracia-del-delfín
  • El sueño del escultor
  • palabras
  • Hombre Korsacoff, Los umbrales y el tanka sordo, Piel atópica
  • sociología-y-literatura
  • Espacio disponible para tus productos o servicios

Mensaje de AdBlocker

Nuestro sitio web muestra anuncios en línea a nuestros visitantes. Es una gran ayuda para la supervivencia del mismo. Considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.
espacio reservado

Contacto

Formulario de contacto
Asunto
Privacidad
Responsable Las nueve musas. Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas. Legitimación Tu consentimiento. Destinatarios Raiola Networks. Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos. Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la privacidad.