Las nueve musas

El médico de la peste negra

Universidad Internacional de Valencia
promocionamos tu libro

El  impacto  de  las  epidemias  en  la  historia  es  constatable  desde  todos  los  ámbitos  de producción intelectual y artística del hombre.1 Las obras de la peste negra reflejan, en su mayoría, una perspectiva religiosa, y pocas veces médica de la enfermedad.

La obra Der Doctor Schnabel von Rom hace referencia a la curiosa vestimenta que algunos de los llamados ‘médicos de la peste’ utilizaban en su tarea.2

[visual-link-preview encoded=”eyJ0eXBlIjoiZXh0ZXJuYWwiLCJwb3N0IjowLCJwb3N0X2xhYmVsIjoiIiwidXJsIjoiaHR0cHM6Ly93d3cubnVldmF0cmlidW5hLmVzL2FydGljdWxvL2N1bHR1cmEtLS1vY2lvL2xhcGVzdGVuZWdyYS1oaXN0b3JpYS1zYWx1ZC1wYW5kZW1pYS1ldXJhc2lhLXNpZ2xveGl2LWVkYWQtbWVkaWEvMjAyMDAzMzAxMTQxMDkxNzI4MTcuaHRtbCIsImltYWdlX2lkIjo1MDczOCwiaW1hZ2VfdXJsIjoiaHR0cHM6Ly93d3cubGFzbnVldmVtdXNhcy5jb20vd3AtY29udGVudC91cGxvYWRzLzIwMjAvMTEvMjAyMDAzMzAxMTU4NDAyMDExNy5qcGciLCJ0aXRsZSI6IkxhIHBlc3RlIG5lZ3JhIiwic3VtbWFyeSI6IkxhIHBlc3RlIG5lZ3JhIGVzIGxhIHBhbmRlbWlhIG3DoXMgZGV2YXN0YWRvcmEgZW4gbGEgaGlzdG9yaWEgZGUgbGEgSHVtYW5pZGFkLiBBZmVjdMOzIGEgRXVyYXNpYSIsInRlbXBsYXRlIjoidXNlX2RlZmF1bHRfZnJvbV9zZXR0aW5ncyJ9″]

En la Edad Media, las palabras “plaga” o “pestilencia” significaban la aparición de una enfermedad epidémica, que producía una alta tasa de mortalidad. Las “plagas” causaban miedo y, en la época medieval, a menudo se interpretaban como “castigo divino”, por los pecados que el hombre había cometido.3

Hacia finales de 1347 y comienzos de 1348 una epidemia de rápida propagación y alta mortalidad comenzó a difundirse por Europa occidental, sumiendo pronto a toda la población en el pánico y la desolación.4  Fue una epidemia de peste bubónica, una enfermedad causada por la bacteria Yersinia pestis, que circula entre roedores salvajes y en sitios donde viven en gran número y densidad. 5

Se han reportado tres formas clínicas de la peste: peste bubónica, peste pulmonar y plaga septicémica. La presentación habitual es un síndrome pseudogripal posiblemente acompañado de una linfadenopatía inflamatoria que aparece después de 1 a 7 días de incubación. La peste bubónica tiene una tasa de letalidad de alrededor del 50%, mientras que otras formas de peste son casi siempre fatales sin tratamiento.6

La peste bubónica se inicia con fiebre, luego los ganglios linfáticos se agrandan y supuran, la fiebre aumenta y se acompaña de delirio y de la presencia de manchas negras, resultado de hemorragias cutáneas. Los pacientes se agitan y fallecen en medio de grandes dolores.7

La práctica médica se realizaba de una forma reflexiva, partiendo de los textos clásicos, y no científica, basada en la experimentación metodológica, no sabían qué provocaba la enfermedad y mucho menos, cómo curarla o prevenirla.

Se usaban brebajes de hierbas y piedras preciosas, a veces metales pesados, sangrías para bajar la fiebre y pomadas para neutralizar el veneno de los bubones.8

Charles deLorme y la obra Der Doctor Schnabel von Rom

El uniforme se le suele atribuir a Charles deLorme, un facultativo que atendió las necesidades médicas de muchos miembros de la realeza europea durante el siglo XVII, entre ellos el rey Luis XIII y Gaston d’Orléans, hijo de María de Médici.9

Charles DeLorme
Charles DeLorme

Charles deLorme diseñó en 1619 un uniforme para luchar contra las enfermedades que ya incluía gafas, máscara, bata y botas, (figura 1). Para evitar los contagios entre los profesionales del gremio, decidió que todos los médicos debían llevar un abrigo largo que llegara hasta el suelo, unas botas de caña alta y un sombrero para recubrirse la cabeza. Pero la parte más reconocible es una máscara para cubrirse la cara, provista de algunas gasas y pañuelos en los conductos de la nariz para evitar impregnarse con las miasmas de los pacientes, y unas gafas para evitar exponer los ojos. Era un atuendo tosco, recubierto en ocasiones con sustancias para hacerlo más eficiente, que los siglos han ido refinando y mejorando hasta llegar a los actuales.10

El médico real Charles de L’Orme, describe el conjunto así: La nariz [tiene] medio pie de largo, con forma de pico, lleno de perfume con solo dos orificios, uno a cada lado cerca de las fosas nasales, pero que puede bastar con respirar y llevar el aire que se respira la impresión de las [hierbas] incluidas más adelante en el pico. Debajo del abrigo [encerado] usamos botas hechas en cuero marroquí [cuero de cabra] de la parte delantera de los calzones en piel suave que se adhieren a dichas botas, y una blusa manga corta de piel suave, cuya parte inferior está metida en los pantalones. El gorro y los guantes también están hechos de la misma piel …  con gafas sobre los ojos. 11  

Der Doctor Schnabel von Rom
Grabado de Paul Fürs: Der Doctor Schnabel von Rom, con un poema en latin/aleman. 2

Los médicos de la peste llevaban un bastón de madera incrustado con  inscripciones de plata y rematado por un reloj de arena alado (que significa Tempus Fugit), de modo que los pacientes pudieran ser consultados en un distancia segura, para ayudar a quitarse la ropa y para calibrar el pulso, (figura 2).  Pero, era la silueta siniestra del máscara con pico y sombrero negro, que presagiaba un espantoso muerte por la desafortunada víctima.12 El bastón también podía utilizarse para azotar a los enfermos por sus pecados. El hechizo de muerte al que alude esta figura decadente queda patente en la sátira de la imagen: en el fondo los niños huyen del médico que tiene en su varita los aterradores atributos del Eterno Descanso, las alas de murciélago y el reloj de arena.13

reloj de arena
Reloj de arena en la punta del bastón del traje de Der Doctor Schnabel von Rom. 2

Los médicos que atendían la epidemia de la peste llevaban como prevención la conocida máscara blanca acabada en pico que tapaba la cara para no contagiarse.14 Rellenaban la zona del pico con plantas aromáticas con lo cual conseguían disminuir los olores y además, la forma de ave de la máscara obedecía a que pensaban que los pájaros eran quienes transmitían la enfermedad, por lo que suponían que de esta forma espantarían o alejarían a las aves que pretendieran acercarse a ellos.15

En la parte central de la obra, se encuentra un poema satírico en alemán y latín, que alerta sobre las prácticas abusivas de algunos de los médicos de la peste negra:

Usted cree que es una fábula
lo que está escrito del Doctor Pico,
que huye del contagio
y saca de ahí su salario.
Busca cadáveres para subsistir,
como el cuervo en el estercolero.
Ah, créalo, no vaya allí,
pues en Roma reina la peste.
Quién no estaría aterrado
ante su vírgula o vara,
por la que habla, cual si fuera mudo,
e indica lo que hay que hacer.
Como algunos creen, sin duda,
que lo tienta un diablo negro,
la bolsa sería su infierno
y oro, las almas que recolecta.

Traducción del original: Cecilia de Navascués.2

Esta vestimenta, específicamente la máscara de pico, se ha vuelto tan enigmática, que actualmente es utilizada en carnavales, principalmente en Europa. Está asociada con el terror de la fatal muerte de la peste negra.

Barrera Flores Samantha Lizeth


  1. León-Vegas, Milagros. Arte y peste: Desde el medievo al ochocientos, de la mitología a la realidad local. Boletín de Arte, Departamento de Historia del Arte, Universidad de Málaga. 2018; 223-238. doi.org/10.24310/BoLArte.2010.v0i30-31.4373
  2. De Navascues, C. Museo de Sanidad, Pieza del mes: Médico de la peste. Madrid, España: Instituto de salud Carlos lll Fichas BNCS; 2016 (consultado septiembre 04).
  3. Velloso Marta Pimenta. Os restos na história: percepções sobre resíduos. Ciênc. saúde coletiva [Internet]. 2008  Dec [cited  2020  Sep  04] ;  13( 6 ): 1953-1964.
  4. Arrizabalaga, J.La Peste Negra de 1348: los orígenes de la construcción como enfermedad de una calamidad social. Acta Hispanica ad Medicinae Scientiarumque Historiam Illustrandam. 1991; 11: 73-1 17.
  5. ESTUDIOS HISTÓRICOS – CDHRP- Año II – Noviembre 2010 – Nº 5 – ISSN: 1688 – 5317. Uruguay La Muerte Negra. La catástrofe más grande de todos los tiempos.1
  6. Bramanti, B., Dean, K. R., Walløe, L., & Chr. Stenseth, N. The Third Plague Pandemic in Europe. R. Soc. B. 2019; 286: 20182429. doi:10.1098/rspb.2018.2429
  7. SANCHEZ-DAVID CARLOS E. LA MUERTE NEGRA: “EL AVANCE DE LA PESTE“. rev.fac.med. 2008;16( 1 ): 133-135.
  8. Fayanas-Escuer, 2020/30/03. Historia de las pandemias. La peste negra. Nueva tribuna.
  9. Blackmore, E. 2020/13/03. ¿Por qué usaban los médicos de la peste negra sus máscaras picudas características? National Geographic.
  10. Ors, J. 2020/19/03 ¿Quién inventó el traje médico contra las epidemias? La razón.
  11. Lucenet M. ‘La peste, fleau majeur’ Extraits de la Bibliotheque InterUniversitaire, Paris (1994). In: Tibayrenc M, ed. Encyclopedia of Infectious Diseases: Modern Methodologies. Bibliotheque Universitaire du Paris; 2007; 680.
  12. Mussap, C. J. The Plague Doctor of Venice. Internal Medicine Journal, 2019; 49(5), 671–676. doi:10.1111/imj.14285.
  13. Del Riccio, E. Il medico della peste. Riv Psichiatr. 2015;50(1):47. DOI 10.1708/1794.19540
  14. Saura-Carretero, Z., López-Aragó, M., López-Castellano, A., & Rodilla, V. El arte como herramienta docente en medicina. Educación Médica. 2019; 20 (1): 59-63. doi:10.1016/j.edumed.2017.10.004
  15. Diaz-Maldonado, I. 2016/22/03. Curiosidades: ¿cómo eran los médicos en tiempos de la peste negra? Saludario, el medio para los médicos.

 

IV PREMIO “LAS NUEVE MUSAS” DE RELATO BREVE

María del Carmen Lagunas Cruz

María del Carmen Lagunas Cruz (Zaragoza - México)

2019 Doctora en Ciencias
2014 Maestra en Ciencias Biológicas
2009 Bióloga

Biología molecular, química y transducción de señales.

Profesora de asignatura en la materia de Química Orgánica en la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza, UNAM.

Actualmente realizo una estancia posdoctoral en el colegio de postgraduados región montecillos con el tema: Detección de fitoplasma en opuntia ficus indica.

Dirijo un canal de youtube en que me enfoco en temas científicos entre otras cosas de interés.

Reseñas literarias
  • La isla del Sena
  • Cuando fuimos héroes
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • sociología-y-literatura
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • ayer-soñe-coverv1-1epub
  • palabras
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • mela-300
  • Hombre Korsacoff, Los umbrales y el tanka sordo, Piel atópica
  • la-gracia-del-delfín

Mensaje de AdBlocker

Nuestro sitio web muestra anuncios en línea a nuestros visitantes. Es una gran ayuda para la supervivencia del mismo. Considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.
promocionamos tu libro

Aforismos - Antropología - Arqueología - Arquitectura - Astronomía - Biografías - Biología - Cabaré - Cerámica - Cine - Cómic - Comunicación - Critica literaria - Danza - Derecho - Dibujo - Diseño - Ecología - Economía - Educación - Ensayo - Escultura - Filología - Filosofía - Fotografía - Gastronomía - Grabado - Historia - Jazz  - Memorias - Música - Narrativa - Ópera - Ortografía y Gramática - Performance - Pintura - Poesía - Poesía visual - Política - Psicología - Química - Religión - Salud - Sociología - Tapices - Teatro