Las nueve musas
Gustavo Pérez

Gustavo Pérez

Promocionamos tu libro

Gustavo Pérez nació  la ciudad de México en febrero de 1950, actualmente reside en Xalapa. Su actividad como ceramista comienza en 1971.

Antes de dedicarse a la plástica  estudio un año de ingeniería, otro de matemática y dos de filosofía en la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México).

CeramistaDurante dos años fue alumno de la escuela de diseño y artesanía de la ciudad de México de la cual fue docente entre 1973 y 1974. Pero es recién en Querétaro,   donde trabajó entre 1975 a 1979, donde construyo su primer horno .

En 1980 gano la Beca para Saint Joost Akademie, en Breda, donde permaneció por el termino de dos años. Luego estuvo en Holanda por un año y en 1984 se estableció en México, en el Taller El Tomate cerca de Xalapa hasta 1992 y finalmente se mudó a Zoncuantla, Coatepec, Veracruz, donde tiene su taller.

En 1997 trabajó como artista residente  en el Instituto de Estudios Cerámicos de Shigaraki Japón. Desde 1994 es miembro de la Academia Internacional de Cerámica. Actualmente divide su tiempo entre Francia y México.

En el año 2014 estuvo en la Escuela de Cerámica Fernando Arranz de Córdoba, Argentina, dictando una conferencia e hizo  una demostración de su técnica, levantando una pieza en el torno como apreciamos en la lámina correspondiente.

Su método de trabajo está centrado en el torno, pues parar él desde el torno parten todas las ideas de trabajo. Especialmente  desde que sus principales obras están  agrupadas en las diferentes representaciones de la vasija.

La vasija es lo que “más me gusta hacer, porque es inmediato y de formato pequeño y mediano y da un resultado muy espontáneo”. Ese formato de la vasija le llevó 40 años de investigación desde la superficie a la forma .La misma investigación usó en la elaboración de los esmaltes

VasijaLa forma varía de una a otra, algunas tienen hendiduras otras protuberancias y otras son caladas. Todas responden a un diseño geométrico con “sentido orgánico y de precisión conseguido  a través de la utilización de navajas muy finas para dibujar  con ellas”, similar al dibujo de tinta  china. Sus formas son irregulares como vasija I que tiene círculos calados y no tiene base y vasija II que posee  protuberancias y  hendiduras; estos diseños se acentúan con  la aplicación del esmalte que sigue las ondulaciones propias de la obra. En los cilindros  traza, con sus navajas especiales, una línea fina que perfora la superficie componiendo dibujos geométricos,  algunas líneas son horizontales y otras están delineadas en zig zag, este calado rompe la monotonía del vaso y le da  un protagonismo diferente, como en  vaso I, cuyos dibujos geométricos con líneas divisorias cortadas que el esmalte realza. Gustavo Pérez ha logrado convertir en escultura  piezas sencillas y cotidianas dándole a éstas categoría artística.

VasoVaso II está elaborado en una sinuosidad continua cuyas asas son círculos cerrados en un todo ondulado donde el esmalte sigue  la forma de la vasija en una combinación de gris y blanco.

En menor medida, produce platos y  piezas cerámicas en serie para venderla a bajo costo, las que podemos apreciar en los productos sin esmaltar que observé en el taller del artista, ver lámina respectiva.

Los productos en serie surgen de una primera forma original, que luego se reproducen  y se vuelven artesanías.

Para la critica mexicana Alicia Sanchez Mejorada  “el aporte de Pérez ha sido entender la forma como un campo infinito de posibilidades”

Gustavo Pérez trabaja con gres,  un preparado especial que consiste en mezclar varias arcillas a las cuales ocasionalmente les agrega óxidos y colorantes, también utiliza barro de Oaxaca, y porcelana.

FormasDurante su estadía  de tres años en Francia estuvo trabajando en la fábrica de porcelana de Sevrês   .La experiencia que adquirió allí fue muy relevante porque perfeccionó su técnica, pues tuvo la oportunidad de conversar e intercambiar opiniones con  expertos. Para él fue “un reto” porque “la porcelana es una arcilla muy compleja, muy delicada, muy caprichosa.”

Gustavo opina que La porcelana es caprichosa porque “se rompe con gran facilidad en crudo, cualquier manchita la desvirtúa  completamente” por lo tanto implica un gran riesgo y un cuidado extremo trabajar con porcelana porque la porcelana “no perdona nada”. En la fabrica permanecía dos o tres semanas, dejaba algunas cosas hechas para que las quemaran y al volver investigaba las imperfecciones, si las había, para luego corregir y redefinir el camino a seguir.

En lo referido a los platos de porcelana realizó  dibujos sobre la pieza fresca, recién moldeadas  con sus navajas y luego de ponerle el pigmente de color quemaba la pieza a 1.400 grados, porque a menos temperatura no se prodúcela cocción de la porcelana. Es un trabajo de precisión porque pone el color en las incisiones, limpia el exceso con alcohol, un trabajo muy laborioso

Gustavo PérezLos antecedentes del  artista en matemáticas e ingeniería le permitieron elaborar las vasijas, platos o murales con la rigor y la organización de una tarea de investigación especulativa.

En la experimentación, la precisión y la imaginación advertimos el sentido escultórico de las vasijas de Pérez

El crítico mexicano Juan Villorio opina sobre la obra de Pérez “De modo central, su renovación estética depende de respetar la humildad de las cosas .Los círculos azul cobalto, las originales hendiduras, los pliegues sorpresivos no impiden que ese objeto declare su milenario orgullo de ser una vasija. En Gustavo Pérez la noción de uso se conserva, pero  renueva su sentido: sus ollas son ideales para batir chocolate metafísico.”

Alicia Estela Beltramini Zubiri

Alicia Estela Beltramini Zubiri

Profesora y Licenciada en Historia en Historia (Universidad Nacional de Córdoba)

Licenciada en Historia (Universidad Nacional Autónoma de México); Becaria O.E.A. en España, investigación Historia de América.

Profesora Disertante de los Cursos ¨Panorama de la plástica argentina contemporánea¨ en Bolivia Honduras; Costa Rica; Panamá; Ecuador, República Dominicana; México y Paraguay.

Jurado en el l Salón Provincial de Arte Cerámico. Jurado de Selección en APAC para la Feria de Arte Córdoba 2000.En concursos de fotografía por el Fotoclub-Córdoba.

Curadora de la exposición de murales cerámicos de Eduardo Bravetti y Marta Zabala. Octubre 2011.

Publicaciones:
¨La cerámica primitiva de Córdoba¨.
¨Antonio Seguí”.
¨Las pinturas de Genaro Pérez”.
”Octavio Pinto”. Bienal Americana de Arte de Córdoba (1962-1964-1966).Un intento por valorizar la identidad americana”.
“Marcelo Bonevardi. El enigma de sus pinturas construcciones”

Publicamos tu libro (

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La ciencia no es asunto de Dioses
 Aforismos – Antropología – Arqueología – Arquitectura – Astronomía – Biografías – Biología – Cabaré – Cerámica – Cine – Cómic – Comunicación – Crítica literaria – Danza – Derecho – Dibujo – Diseño – Ecología – Economía – Educación – Ensayo – Escultura – Filología – FilosofíaFísicaFotografía – Gastronomía GeologíaGrabado – Historia – Ilustración -  Jazz  – MarketingMatemáticasMemorias – Música – Narrativa – Ópera – Ortografía y Gramática – Performance – Pintura – Poesía – Poesía visual – Política – Psicología – Química – Religión – Salud – Sociología – Tapices - Teatro - Viajes -Zarzuela

Las nueve musas ediciones

Última actualización de los productos de Amazon el 2022-07-02 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

Apadrina a un redactor