Las nueve musas
Mazzoni

Ana Mazzoni. El paisaje mistificado del altiplano andino

Ana Mazzoni nació en Morteros, localidad ubicada al Este de la provincia de Córdoba, una región de inmigrantes italianos, de los cuales desciende Ana.

Una tierra llana y húmeda contrapuesta a lo Andino, sitio donde encontró la esencia su trabajo, especialmente el mundo andino de Bolivia y el norte de Argentina.

textiles
Unku

Egresó de la Universidad Nacional de Córdoba con el título de Profesora superior de Artes Visuales y de la Escuela  de artes aplicadas Lino Enea Spilimbergo con el título Técnico en tejeduría textil. Actualmente dicta un taller de arte textil en la Universidad Nacional de Córdoba y  en su propio taller; rodeado de lanas, hilos y tintes naturales, tiene  espacio para  cursos, exposiciones y conferencias. Sus tejidos de diseño propio y original han obtenido premios  en Córdoba, Buenos Aires, Miami.

Participó en diferentes bienales y exposiciones de arte textil en México y en las trienales de Angers en Francia y Lodz en Polonia. Su obra está expuesta en diferentes Museos   y galerías de arte de  La Paz, Bolivia, Buenos Aires, Córdoba, Polonia, Francia, Costa Rica y en colecciones privadas de Argentina, Bolivia, Alemania, Sudáfrica, España, Estados Unidos  y  Nueva Zelandia.

Luego de recibirse de profesora de artes visuales en 1973  se trasladó a  Jujuy donde se desempeñó como maestra rural, allí se incorporó a la vida y costumbres de los pueblos originarios  estando en contacto directo con la personalidad y singularidad de la cultura andina.

Se internó en las poblaciones observando las costumbres y dialogando sobre ellas, interesándose especialmente en la elaboración de los textiles, prestando atención a la manera en que estas culturas desarrollan sus tejidos con técnicas ancestrales, de las que rescata sus valores intrínsecos relacionados con el ser andino y expresa “Mi obra toda ha sido y es un homenaje a los hacedores anónimos de esa gran cultura, a la que a veces me permiten penetrar con una curiosa y respetuosa mirada que no deja de asombrarse ante lo desconocido” porque al observar  como tejen  se percibe el ser andino, condicionado por la geografía “abrupta”, elevadas montañas, luz y silencio. Esta mirada y la acción de “meterse” en los pueblos y fijarse como tejen, tanto sea en Bolivia, como en México, Guatemala, Perú, Cuba o Costa Rica reaviva su forma de abordar sus creaciones.

Unkus
Unkus y telar

Ana  hace regularmente viajes al Norte de Argentina y Bolivia. Es por ello que sus tejidos tiene la preponderancia intensa de Tiahuanaco y Nazca, dos culturas precolombinas cuyo patrimonio es la tejeduría, dado que viven en zonas de alta montaña con temperaturas  bajo cero en algunos meses. Debido a la cría y domesticación de camélidos (llama, alpaca y vicuña) perfeccionaron los textiles que realizaban para sus atuendos con pequeños dibujos geométricos con figuras repetitivas, dando mucha relevancia al color que extraían de tintes naturales, marrón, rojo, amarillo-naranja y azul-verde. Asimismo tejían con hilos de algodón y en algunas ropas bordaban sobre el mismo tramado.

Estos conceptos del tejido fueron  tomados y recreados por Ana  en sus innovaciones  como los Unku, vestidos rectangulares y sin mangas con abertura al medio para pasar la cabeza de hombre o de mujer, el de estas últimas era más largo y llega hasta los tobillos. Era usado por la clase dirigente Inca y sus diseños estaban relacionados con la cosmogonía, la identidad y el prestigio del portante. Sus dibujos geométricos estaban repetidos en la trama del tejido

Unku
Unku

Ana ha recreado los Unku como un vestido más corto con una capa que  aparece  sobrepuesta se anuda a la altura del cuello con maderas o semillas  para adornar la vestimenta, elaboradas con fibras vegetales para lograr perdurabilidad. En algunos casos el chaleco anexado  es transparente y tiene orificios que permiten ver el diseño interior de la capa base, en ese diseño de dibujos prehispánicos recreados aparecen los símbolos de la cultura precolombina como escaleras, triángulos, zigzag, cuadrados o rayas horizontales y verticales.

Además de los Unku  sus tejidos  muestran un entrecruzamiento de urdimbre y tramas texturadas de diferentes y penetrantes  colores, una  “obra plásticas  cargada de conceptualizaciones etnográficas, antiguas historias y nuevas miradas “añade Ana. Combina en el diseño  tramas de colores planos con rostros de ojos bien abiertos y exagerados  y  entre estos rostros o mascaras  una serie de objetos colgantes, ya sean maderitas o semillas, que le da dinamismo a la composición. Como algodón, o seda.

mundo andino
Cóndor

En sus tejidos  como Cóndor, la trama central está dominada por la cara del cóndor exagerando el perfil  con el pico y el ojo con colores que van de los naranjas  al amarillos y en los extremos, encerrando la cara del cóndor,  colores marrones y naranjas planos que se interrumpen con lanas colgadas  de colores más claros  u oscuros para contrastar con el diseño central y dar relevancia  a la figura central. Ella añade “amo el color desenfrenado  de esa América: popular, ingenua, paralela, periférica y misteriosa con su carga de valores y esencia”

Ana Mazzoni
Ana Mazzoni (izquierda) y Alicia Estela Beltramini Zubiri, autora del artículo

En Ana reconocemos la dualidad de Latinoamérica, la simbiosis del ciudadano   con su influencia occidental y el indígena, hombre  ligado y enraizado en la naturaleza y el paisaje,  Ana en sus recreaciones armoniza esta dualidad, por eso afirma “América (la del Sur) me propone el desafío de inmiscuirme en sus entrañas culturales, y es Bolivia el sitio. Allí  la sorpresa, la emoción  y el desgarrador grito de  esa geografía abrupta, de esas culturas desafiantes y misteriosas… es lo que me conmueve” .

En su remodelación y reinterpretación de las vivencias ancestrales  denota el  mestizaje geocultural de la civilización de la ciudad con lo tradicional y ancestral,  el apego a la tierra del indígena  y la vida ciudadana de la civilización occidental, esto es lo que conforma el hombre americano. Esto es lo que se patentiza en las obras textiles de Ana Mazzoni.

Alicia Estela Beltramini Zubiri

Alicia Estela Beltramini Zubiri

Profesora y Licenciada en Historia en Historia (Universidad Nacional de Córdoba)

Licenciada en Historia (Universidad Nacional Autónoma de México); Becaria O.E.A. en España, investigación Historia de América.

Profesora Disertante de los Cursos ¨Panorama de la plástica argentina contemporánea¨ en Bolivia Honduras; Costa Rica; Panamá; Ecuador, República Dominicana; México y Paraguay.

Jurado en el l Salón Provincial de Arte Cerámico. Jurado de Selección en APAC para la Feria de Arte Córdoba 2000.En concursos de fotografía por el Fotoclub-Córdoba.

Curadora de la exposición de murales cerámicos de Eduardo Bravetti y Marta Zabala. Octubre 2011.

Publicaciones:
¨La cerámica primitiva de Córdoba¨.
¨Antonio Seguí”.
¨Las pinturas de Genaro Pérez”.
”Octavio Pinto”. Bienal Americana de Arte de Córdoba (1962-1964-1966).Un intento por valorizar la identidad americana”.
“Marcelo Bonevardi. El enigma de sus pinturas construcciones”

Publicamos tu libro (

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • El consejero de Roma
  • En el país del tiempo posible
  • palabras
  • luna menguante
  • Tejiendo sueños y realidades
  • Dadme a vuestros rendidos
  • La ciencia no es asunto de dioses
  • A la sombra del palo en Cuba
  • Elixir de Pasados

Los + vendidos en Amazon

Última actualización de los productos de Amazon el 2022-11-26 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

  • Espacio disponible para tus productos o servicios
Apadrina a un redactor