Las nueve musas
SALVATORE ARCIDIACONO

Salvatore Arcidiacono nació en 1923 en Messina (Sicilia), donde murió en 2007.

Entre otros libros, ha publicado: Omaggio a ScillaGiri di bussola y Cerchio di sale.

TIERRA Y MAR

En la tierra solo y extranjero,
en el mar me acompaña la gaviota
en la tierra soy un árbol desarraigado
en el mar espiga de la ola
en la tierra encarno la desolación
en el mar el último sentido de la vida.

TERRA E MARE

Sulla terra sono solo e straniero
sul mare mi è compagno il gabbiano
sulla terra sono albero sradicato
sul mare spiga dell’onda
sulla terra incarno la desolazione
sul mare l’ultimo senso della vita.

  

OCASO EN EL MAR

Mientras sabias gaviotas
trazan signos
de antiguas escrituras
lleva al corazón olas de paz
este ocaso en el mar.
En la playa pescadores
aparejan barcas
para el atún.
Yo enciendo otro cigarrillo
única compañía
en el búnker de mi soledad.

VESPRO SUL MARE

Mentre saggi gabbiani
tracciano segni
di antiche scritture
porta al cuore onde di pace
questo vespro sul mare.
Sulla spiaggia pescatori
attrezzano barche
per andare a tonni.
Io accendo ancora una sigaretta
unica compagnia
nel bunker della mia solitudine.

 

 LA OLA

Qué frágil me siento
frente a tu inmensidad
ola que así como te rompes
te recompones.
Mudable y eterna
sólo tú no conoces cadenas
sólo tú eres inmune
a heridas y derrotas.

L’ONDA

Estrema fralezza mi sento
di fronte alla tua immensità
onda che come ti frangi
così ti ricomponi.
Mutevole ed eterna
solo tu non conosci catene
solo tu sei immune
da ferite e disfatte.

 COMO UN DESPERTAR

Si quieres dar sentido
a la vida, recuérdala.
Recuérdala como un despertar,
un canto, un sonido.
Y concilia su realidad
turbia y enmarañada
con la transparencia del mar
la suprema fuerza de la ola
y la fascinación de su misterio.

COME UN RISVEGLIO

Se vuoi dare senso
alla vita, ricordarla.
Ricordarla come un risveglio,
un canto, un suono.
E concilia la sua realtà
torbida e scarruffata
con la trasparenza del mare
la suprema forza dell’onda
e il fascino del suo mistero.

 
VANA CARRERA

Es alta desde esta torreta
la maravilla
de la extensión del mar.
Allí descubro mi imagen
que ondea, vacila, se descompone:
como la vida humana
que efímera corre
su vana carrera.

CORSA VANA

E’ alta questa torretta
la meraviglia
della distesa del mare.
Vi scopro la mia immagine
che ondeggia, vacilla, si scompone:
simile a vita umana
che effimera corre
la sua corsa vana.

Esto está escrito para leer bajo el agua

La revista agradece sus comentarios. Muchas gracias
Carlos Vitale

Carlos Vitale

Carlos Vitale (Buenos Aires, 1953) es Licenciado en Filología hispánica y Filología italiana.

Ha publicado Unidad de lugar (Candaya, Barcelona, 2004), Descortesía del suicida (Candaya, Barcelona, 2008), Cuaderno de l'Escala / Quadern de l'Escala (fotografías de Jaume Salvat, ilustraciones de Marc Vicens y prólogo de Carles Duarte, Vitel·la, Bellcaire d'Empordà, 2013), Fuera de casa (La Garúa, Barcelona, 2014), El poeta más crítico y otros poetas italianos (Emboscall Editorial, Barcelona, 2014) y Duermevela (Candaya, Barcelona, 2017).

Asimismo ha traducido numerosos libros de poetas italianos y catalanes: Dino Campana (Premio de Traducción “Ultimo Novecento”, 1986), Eugenio Montale (Premio de Traducción “Ángel Crespo”, 2006), Giuseppe Ungaretti, Gerardo Vacana, Sergio Corazzini (Premio de Traducción del Ministerio Italiano de Relaciones Exteriores, 2003), Amerigo Iannacone, Libero De Libero, Joan Vinyoli, Umberto Saba (Premio de Traducción “Val di Comino”, 2004), Giuseppe Napolitano, Joan Vinyoli, Mario Luzi, Sandro Penna, Antoni Clapés, Joan Brossa, Josep-Ramon Bach, etc.
Ha participado en festivales, lecturas y encuentros de poesía en Argentina, España, Venezuela, Armenia, Italia, Suiza, Rumania, Estonia, Grecia, Bulgaria y Francia.

En 2015 obtuvo el VI Premio José Luis Giménez-Frontín por su contribución al acercamiento entre culturas diversas. Reside en Barcelona desde 1981.




mm2023-carátula




Promocionamos tu libro

las nueve musas eddiciones

RSS Directorio Cultural Hispano

  • «Documentales. Entrevistas a escritores argentinos. Tomo II», una renovada apuesta a la figura del autor
     Suele decirse que al escritor se lo conoce por su obra. Si bien esto es innegable, también lo es el hecho de que el conocimiento que obtengamos de un autor a partir de la lectura de un poema, un cuento o una novela será parcial, y la mayoría de las veces, incluso, poco adecuado para […]
    Flavio Crescenzi
  • Pensamientos de alguien que detesta las teorías de conspiración
                No es por la prohibición de circular que me pongo a pensar más. Siempre suelo pensar: caminando por las calles de mi ciudad, estando de pie en los buses pegados en el embotellamiento, trabajando con mi ordenador, o escuchando música con mis auriculares “blue tooth”. Pero ahora no me da ganas de escuchar ni […]
    Ilías Tampourakis
  • Ojo vigía
    Desmanes comentan inciertos;plétoras invictas, espadas cautivas. Mirares de desconciertos auguran una tregua.Y, bajo la astucia de los pergaminos, su cólera derriba al náufrago. Reconvierte su náusea, derrite su asfixia.Y, bajo la petulancia de los austeros, la lejanía promete sus penitencias. Mientras en lo alto reinen los cielos,cuando amordacen la tenacidad y hablasen contra la irritación,mientras, ¡mientras!,vivirá todo ojo […]
    Federico Laurenzana
  • Mesa del sector de las Artes Escénicas y la Música COVID-19
    El sector de las artes escénicas y musicales se une para reclamar 52 medidas extraordinarias que permitan afrontar las consecuencias de la crisis provocada por el COVID-19   ·     El sector de las artes escénicas y la música alerta de que, en el periodo comprendido entre marzo y mayo de 2020, ha debido hacer […]
    Directorio Cultural Hispano
  • Capullo
    Petrifico caducas oposiciones;rechazo prometidas huellas;seduzco las salientes dicotomías de una razón táctil. Atropello mirares anunciativos;miro el gregario ancho,miro la petulancia acérrima,miro el estandarte convulso,reconozco la impremeditada cordura. El tallo quebró,sus hojas tomaron su rapto;el tallo quebró,no hay más capullo de cielo.
    Federico Laurenzana