Las nueve musas
crush

La química con tu «crush»

Promocionamos tu libro

Se llama “crush” a un amor imposible o platónico que cualquier persona puede tener alguna vez en la vida.

Para que tú y tu crush puedan tener una relación exitosa debe existir mucha química, ya sabes; feromonas, dopamina, oxitocina, serotonina, adrenalina, todo eso que hace que tu relación sea súper intensa.

Todo comienza con una mirada, en un escaneo rápido que nos permite saber dentro de los primeros segundos o minutos si la persona con la que nos hemos encontrado nos parece atractiva, si es así, justo aquí hemos sentido “el flechazo” esa dulce emoción que recorre todo tu cuerpo. Ves a esa persona y empiezas a imaginar una vida con ella, pasear de la mano, abrazarse, percibir su olor, compartir música, ir al cine, el maravilloso primer beso, platicar por horas, soñar con ella, notar que es tu primer pensamiento al despertar y el último al dormir, darte cuenta que solo te olvidas de ella cuando estás concentrado en el trabajo, pero, en el primer segundo de relajación su recuerdo vuelve a tu memoria.

En este punto empiezan a entrar en juego elementos del enamoramiento, te interesas por conocer su personalidad y prácticamente sin notarlo entras a la etapa de “mariposas en el estómago”.

Estar cerca de la persona que te gusta, te causa un poco de ansiedad e incluso ese miedo que te impide pensar con claridad, te hace decir incoherencias, te hace sudar e incluso te hace querer salir huyendo, todo esto es causado por la hormona y neurotransmisor llamado adrenalina. Esa angustia causada por la adrenalina hace que el estómago y los intestinos sufran contracciones y lo interpretas como “mariposas en el estómago”. Una vez que somos conscientes de las mariposas, estamos listos para pasar a la siguiente etapa, la atracción.

Durante la atracción queremos saber todo de esa persona, todo lo que nos permita saber que congeniamos con ella, que somos compatibles, que nos complementa. Cuando nos damos cuenta que podemos ser lo que la otra persona busca, es la señal para dar el siguiente paso, ser pareja compartirlo todo y poco a poco entrar en la etapa del deseo. En la etapa del deseo, los sueños ya son diferentes, las fantasías suben de tono, los abrazos y los besos son más pasionales, estamos en el pico máximo de dopamina, serotonina y oxitocina, el coctel perfecto para que la química llene nuestro corazón de felicidad.

serotoninaDopamina. C8H11NO2. La dopamina es el neurotransmisor catecolaminérgico más importante del Sistema Nervioso Central (SNC). La dopamina se sintetiza a partir del aminoácido L-tirosina. Participa en la regulación de la relajación, la emotividad y las sensaciones placenteras, así como la conducta motora y la comunicación neuroendócrina. Diversos grupos de investigación han reportado que pueden presentarse alteraciones en la transmisión dopaminérgica relacionadas, directa o indirectamente, con trastornos severos como la adicción a las anfetaminas y la cocaína, el Parkinson y la esquizofrenia.

Serotonina. 5-hidroxitriptamina (5-HT). Es un neurotransmisor que regula las emociones, el estado de ánimo, la saciedad al ingerir alimentos, controla la temperatura y regula el apetito sexual. Un estudio realizado en 2012 reportó datos muy interesantes sobre la serotonina y el amor. Se llevó a cabo un estudio donde participaron de 40 personas, 20 hombres y 20 mujeres, de ellos la mitad estaban enamorados y la otra mitad no lo estaban. Se llevó a cabo una cuantificación de la cantidad de serotonina presente en sangre y los resultados mostraron que los hombres que estaban enamorados tenían en el plasma sanguíneo bajo niveles de serotonina a comparación con los hombres que no estaban enamorados (un dato bastante curioso). El efecto inverso se observó en las mujeres, ya que las mujeres que estaban enamoradas tenían niveles de serotonina en plasma más altos que las mujeres que no estaban enamoradas. La conclusión de este estudio fue que las diferencias de género en el amor romántico incluyen diferencias en la presencia de celos, en los motivos para tener relaciones sexuales, en las preferencias de pareja y en el momento de comprometerse en matrimonio.

Oxitocina. C43H66N12O12S2. La oxitocina es una hormona producida en el hipotálamo y secretada por la glándula pituitaria. Es conocida como “la hormona del amor”. Su función está relacionada con el placer y el afecto.  La oxitocina es liberada en diversas situaciones, por ejemplo, en situaciones románticas como mirar a alguien que te gusta, olerla, tocar su mano, abrazarla, durante la actividad sexual, además participa en procesos fisiológicos como el parto y la lactancia.  Ejerce múltiples efectos psicológicos, influyendo en el comportamiento social y la emoción.

OxitocinaCuando tienes química con una persona te sientes con la capacidad de seguirla a través del mundo entero, cruzar ríos y mares, hablarle al oído de la manera más bonita que se te pueda ocurrir, compartir con ella tus miedos, tus secretos, tus logros y tus sueños. Todo el coctel químico del amor puede hacerte regalar flores, llevar mariachis, cantar en un karaoke, escribir un poema, incluso viajar largas distancias solo para verla. Tener a tu lado a la persona indicada te puede robar el sueño y muchos suspiros. Ahora que ya conoces el coctel del amor, asegúrate de “tomarlo” con medida y con mucha precaución.

Bibliografía

  • Ricardo Bahena-Trujillo, Gonzalo Flores, José A Arias-Montaño. Dopamina: síntesis, liberación y receptores en el Sistema Nervioso Central. 2000. Vol. 11, Núm. 1.
  • Sandra J. E. Langeslag, Frederik M. van der Veen and Durk Fekkes. Blood Levels of Serotonin Are Differentially Affected by Romantic Love in Men and Women. 2012. Journal of Psychophysiology. 26(2):92-98.
  • Pooja Parmar & Mr. Shams Malik. Oxytocin- The Hormone of Love. MS. 2017. Volume 12, Issue 6 Ver. VI.
  • The quantitative distribution of love hormones and neurotransmitters at psychoemotional stresses. Nugzar Aleksidze. 2018. DOI: 10.23880/PPRIJ-16000166

María del Carmen Lagunas Cruz - Biología y Química

María del Carmen Lagunas Cruz

María del Carmen Lagunas Cruz (UNAM- México)

Estancia posdoctoral

Doctora en Ciencias

Maestra en Ciencias Biológicas

Bióloga

Jefa de secciones química y biología en la revista digital las nueve musas

Directora editorial de salud LGBTIQ+

Reseñas literarias

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La ciencia no es asunto de Dioses
Apadrina a un redactor