Las nueve musas
Consecutio temporum

¿Qué es la «consecutio temporum»?

Promocionamos tu libro

Para la gramática latina, piedra angular de todas las gramáticas romances, la consecutio temporum era la correspondencia entre los tiempos del indicativo y los del subjuntivo en las oraciones subordinadas que rigen este modo.

Como veremos enseguida, las cosas no han cambiado demasiado.

Durante siglos se creyó que el tiempo de las oraciones subordinadas estaba determinado por la sucesión mecánica de los accidentes del verbo, pues se partía de la idea de que a un tiempo presente o futuro en la oración principal corresponden casi siempre los tiempos que se emplearían en la subordinada si esta fuera independiente. Sin embargo, como a esta regularidad se le oponía una cantidad significativa de excepciones, sumado a que la elección del tiempo en la oración subordinada se fue ajustando cada vez más al significado que esta misma oración recogía como propio, los gramáticos modernos terminaron por admitir que la consecutio temporum, en realidad, estaba determinada por el contenido conceptual o temperamento de la frase.

No debería ser un secreto para ninguno de los lectores de esta medio que muchas de las reglas de la sintaxis latina se conservan todavía en nuestra lengua. Las dos que le corresponden al tema que estudiamos, afortunadamente, forman parte de esa herencia. Las expondremos a continuación, siempre con referencia al subjuntivo en la oración subordinada:

Primera regla. — Al tiempo presente o futuro en la oración principal corresponde el subjuntivo en la subordinada para expresar la acción simultánea (Quiero que lo hagas; Te pediré que me prestes un libro). Además, existían en latín la construcción del perfecto para la acción pasada («dico quid amicus meus fecerit» y la del futuro perifrástico para la futura («scio quid acturus sis»). La forma del pasado subsiste en castellano solo en algunos verbos (Temo que lo haya hecho). La del futuro se ha perdido por completo.

Segunda regla. — El pretérito en la oración principal exige en la subordinada el imperfecto para la acción simultánea («sciebam quid ageres»), el pluscuamperfecto para la anterior («sciebam quid egisses») y el futuro perifrástico con imperfecto para la posterior («esciebam quid acturus esses»). En español conservamos las dos primeras construcciones, aunque en un número de verbos más restringido (Quería/quise/hubiera querido que viniese).[1]

Dejaremos para un próximo artículo algunas consideraciones más sobre el subjuntivo. Aquí, solo nos limitaremos a explicar la correspondencia de sus tiempos con los del indicativo:

Presente del subjuntivo. — Puede corresponder, como hemos indicado antes, al presente y a los futuros del indicativo en los verbos de voluntad, como querer, desear, permitir, pedir, ordenar, etc., o en los de entendimiento y enunciación (sentiendi et declarandi). En los primeros corresponde siempre, y en los segundos, en determinados casos, principalmente cuando su significado se asemeja al de aquellos, como advertir, avisar, decir, entender, temer, y otros. Decimos: Advierto (he advertido) que vienes; Entiendo lo que dices; Digo que te quiero (con carácter puramente enunciativo); pero en cuanto hagamos intervenir la voluntad, diremos: Te advierto (te he advertido) que no me vengas con cuentos; Entiendo (= quiero) que lo hagas; Te digo (te he dicho) que me dejes tranquilo, donde empleamos el subjuntivo, lo mismo que en Deseo que hables; Te permito que fumes; Le pido que me perdone; etc. Y lo mismo con los futuros: Diré (habré dicho) que vienes, pero también Diré (habré dicho) que vengas.

Pretérito imperfecto del subjuntivo. — El presente, corresponde a los pretéritos del indicativo: Te aconsejaba (aconsejé, había aconsejado) que hablaras; Te mandaba (mandé, había mandado) que le escribieras; Te advertí que no me molestaras, pero Advertí que venías; Te dije que me llamaras, pero Te dije que te quería.

Pretérito perfecto del subjuntivo. — Como derivado del presente corresponde al presente y al futuro del indicativo: Temo que haya venido; Espero que haya hablado.

Pretérito pluscuamperfecto del subjuntivo. — Como compuesto del imperfecto corresponde a los mismos tiempos del indicativo que este.  Por ejemplo: Te decía que me hubieras llamado.

Hay que advertir que el uso del subjuntivo es mucho más amplio en las oraciones subordinadas cuando la oración principal es negativa, pues algunas de las construcciones que en proposición afirmativa rigen sobre el indicativo, piden el subjuntivo en la subordinada cuando la principal es negativa. Por ejemplo, decimos Aseguro que lo sabes, pero No aseguro que lo sepas; Creo que vendrá, pero No creo que venga; Veo que se esmera, pero No veo que se esmere; Me figuraba que lo sabías, pero No me figuraba que lo supieras. Sin embargo, en los clásicos se ven casos de construcción de principal negativa con indicativo en la subordinada, como en este ilustre ejemplo: «No puedo yo negar, señor don Quijote, que no sea verdad algo de lo que vuestra merced ha dicho, especialmente en lo que toca a los caballeros andantes españoles, y asimesmo quiero conceder que hubo Doce Pares de Francia, pero no quiero creer que hicieron todas esas cosas que el arzobispo Turpin dellos escribe»[2].

Como podemos observar, la consecutio temporum latina supo establecer los modelos de correlación verbal o concordancia temporal del español,[3] hecho que demuestra lo sólida y profunda que es la estructura de nuestra dúctil y poderosísima gramática.


[1] La desaparición del futuro del subjuntivo en las oraciones subordinadas se debe, en primer lugar, a que este tiempo no existía en latín (como tampoco en el indoeuropeo primitivo); en segundo lugar, a que el presente del subjuntivo, por sí mismo, tiene valor de presente y de futuro: con la misma frase Quiero que vengas podemos emplear el adverbio ahora o mañana.

[2] Miguel de Cervantes Saavedra. El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, en Obras completas, Vol. I, Madrid, Aguilar, 2003.

[3] Véase RAE y ASALE. Manual de la Nueva Gramática de la lengua española: 1 (NUEVAS OBRAS REAL ACADEMIA) , Madrid, Espasa-Calpe, 2010.

Última actualización de los productos de Amazon el 2024-02-23 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

Flavio Crescenzi

Flavio Crescenzi

Flavio Crescenzi nació en 1973 en la provincia de Córdoba, Argentina.

Es docente de Lengua y Literatura, y hace varios años que se dedica a la asesoría literaria, la corrección de textos y la redacción de contenidos.

Ha dictado seminarios de crítica literaria a nivel universitario y coordinado talleres de escritura creativa y escritura académica en diversos centros culturales de su país.

Cuenta con seis libros de poesía publicados, los dos últimos de ellos en prosa:
• «Por todo sol, la sed» (Ediciones El Tranvía, Buenos Aires, 2000);
• «La gratuidad de la amenaza» (Ediciones El Tranvía, Buenos Aires, 2001);
• «Íngrimo e insular» (Ediciones El Tranvía, Buenos Aires, 2005);
• «La ciudad con Laura» (Sediento Editores, México, 2012);
• «Elucubraciones de un "flâneur"» (Ediciones Camelot América, México, 2018).
• «Las horas que limando están el día: diario lírico de una pandemia» (Editorial Autores de Argentina, Buenos Aires, 2023).

Su primer ensayo, «Leer al surrealismo», fue publicado por Editorial Quadrata y la Biblioteca Nacional de la República Argentina en febrero de 2014.

Tiene hasta la fecha dos trabajos sobre gramática publicados:
• «Del nominativo al ablativo: una introducción a los casos gramaticales» (Editorial Académica Española, 2019).
• «Me queda la palabra: inquietudes de un asesor lingüístico» (Editorial Autores de Argentina, Buenos Aires, 2023).

Desde 2009 colabora en distintos medios con artículos de crítica cultural y literaria.

informes de lectura

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Poemas del Botánico
  • El último experimento
  • palabras
  • ayer-soñe-coverv1-1epub
  • La ópera de México
  • La Apoteosis de la inercia

  • Dadme a vuestros rendidos
  • Entretanto, en algún lugar

  • Poemas del Botánico
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
Raiola Networks