Pier Paolo Pasolini

ME DESPERTÉ… Me desperté de pronto, estaba solo. Reconocí al autillo por los ciegos gemidos, que desde el cielo sonaban cercanos, sobre mi pecho. Con ese canto estuve vivo en el silencio; pero, perdido en los sueños, de mi cuerpo no quedaba más que una memoria triste y decepcionada. Y también tú, memoria no imagen, … Sigue leyendo Pier Paolo Pasolini