Las nueve musas
Marina Casado

«Otros sabrán de mí» de Marina Casado

Promocionamos tu libro

Otros sabrán de mí, de Marina Casado (Madrid, 1989), ganador del premio Paul Beckett de poesía, es un libro deslumbrante, desde la primera página hasta la última tiene un halo envolvente que te obliga a leerlo del tirón y a releerlo después varias veces.

Otros sabrán de mí

En él encontramos, como tema capital, la nostalgia: a la niña que fue Marina (“Hablo a la niña que un día fui”), a sus inicios como escritora (“Avecilla, número 2”), a los recuerdos estivales con su abuelo (“San Lorenzo”), al padre ausente (“Crónica de estos años”), al recuerdo del pueblo de la infancia en compañía de la madre (“Otros sabrán de mí”), a su abuela, a la que rememora a partir de un retrato (“Carpe diem”), etc.

Pero también encontramos esa nostalgia subyacente asociada al paraíso perdido de la infancia que suscita cierta melancolía al pasar por el filtro de la memoria, y como telón de fondo el mundo de los cuentos: La bella durmiente, Peter Pan… y la mitología: Odiseo, Polifemo, las sirenas…

El poemario aparece bañado de un tono azulado, el azul rubendariano, pues la poesía de Marina presenta aquí atisbos modernistas, sus poemas presentan reminiscencias de ese lenguaje preciosista, encontramos elementos mitológicos, como hemos dicho, y alusiones a princesas y cuentos de hadas, que permiten a la autora ahondar en sus recuerdos al mismo tiempo que dichos mundos le sirven como elemento para evadirse de la realidad y transportarse a otros momentos o lugares, provocando que el poemario no adquiera tintes demasiado pesimistas, más bien estamos ante una visión del pasado sanadora (el dolor es otra forma de amar) y a su vez recurrente: “Sería sencillo hacer un día la maleta, / abandonar por fin este lugar. / Pero la huida no implica necesariamente el abandono; / esas manchas gastadas, los recuerdos tardíos / con todos sus fantasmas acechantes / te descubren también / otra forma de amar. / La costumbre es un lobo / que aúlla en el silencio / recordando que un día / tú / aquí / fuiste feliz.”

También resultan interesantes los poemas en los que se realizan ciertas inmersiones culturales, alusiones al mundo de la poesía, el cine, la música… Algunos ejemplos son “Cine Avenida”, donde encontramos el tópico del tempus fugit asociado a estos míticos cines madrileños que hace años que desaparecieron pero que despiertan recuerdos, fogonazos del pasado en los que la poeta imagina a Luis Cernuda , Federico García Lorca y Rafael Alberti haciendo cola en la taquilla “para encontrarse a Buster Keaton / enamorado de una vaca;” este edificio se ha convertido después en una tienda de ropa en el que los recuerdos se amalgaman nuevamente, esta vez referidos a los padres: “canturrea mi padre / una banda sonora, / mi madre reconoce / que esperaba, no obstante, otro final, / […] cubrirán los pasillos, las butacas inertes, / y antes de que eso ocurra / habrá alguien que llore una vez más, / se apagarán las luces de la sala / y será como el canto último de un cisne.”

Otros títulos son: “El ángel azul”, el cual es un claro homenaje a la película homónima de Josef Von Sternberg. “Albinoni”, alude al Adagio melancólico en sol menor del genial compositor veneciano, que en el contexto madrileño en el que suena dota al poema de cierto hastío: “En la calle Preciados, un músico ambulante / toca el Adagio y, sin saberlo, / pone banda sonora a la tristeza. / Es posible que alguien se pregunte / por el color oscuro de sus lágrimas / mientras llegan las siete y se marchan despacio, / mientras me mimetizo inútilmente con el frío / y sé que no soy joven, que no puedo ser joven / con toda esta nostalgia colgando de los ojos.”

El poemario aparece dividido en tres partes (I. Todo cuanto supe, II. Destierros y III. Perpetuar la memoria) con ocho composiciones en cada uno. En la última parte podemos destacar, para finalizar, algunos poemas en los que la autora ha conseguido incardinar ese sentimiento nostálgico con aspectos referidos a la sociedad del siglo XXI, la cual ha perdido muchos valores y ha ido, poco a poco, perdiendo su humanidad: “Mientras, anuncian la llegada / de un nuevo iPhone al mercado / y caminamos por los meses / con una ligereza casi insana: / las clases de sintaxis, / los alumnos que sueñan / con hacerse youtubers, / los poemas de Lorca incomprendidos en la esquina / de sus libros de texto, / volver a casa y derretirse / tras la puesta de sol.” (“Esta herida”).

Otro ejemplo de ello es el poema que cierra el libro, en el que, ante el trasiego de los días y los pormenores de la vida en la ciudad, el alma mora, a veces, languideciente: “Nadie quiere reconocerse en el silencio. / La ciudad es un grito que ahoga la derrota / y en el margen del río inacabado / siembran nostalgias los viejos soñadores.” (“Meditación para el final del día”).

Leer a Marina Casado es toda una experiencia para todos aquellos que entiendan que, en esta sociedad de la imagen, del culto al cuerpo, podrida por el materialismo y lastrada por el mal uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales, lo que nos queda es la savia dulce de la memoria y el íntimo placer de paladear el silencio.

Marina Casado
Marina Casado

Marina Casado Hernández (Madrid, 13 de octubre de 1989) sintió una temprana predilección por la lectura y la escritura. Su voraz imaginación encontró como aliados la literatura infantil de Roald Dahl, entre otros autores, y los clásicos de Disney, de los que cabría destacar, por la influencia que supuso en su primer poemario, La Bella Durmiente. A los ocho años inventó el Marinismo, una auténtica filosofía de vida que incluía numerosos neologismos, de los cuales el principal es “wineho”.

Su sueño desde niña era ser escritora. Empezó a escribir relatos a los siete años. A los diez, en 2000, obtuvo su primer reconocimiento literario al recibir un premio del Ayuntamiento de Madrid por un cuento titulado “La princesa de las nubes”. En poesía, hizo sus primeras incursiones a los nueve años, pero no fue hasta su adolescencia cuando comenzó a profundizar en los primeros autores que marcarían su formación: Rubén Darío, Luis Cernuda y Ángel González.

Se matriculó en Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid porque, a los 17, no había encontrado aún su vocación. Durante sus años universitarios, recibió los primeros premios de poesía y de prosa. Terminó la carrera con el convencimiento de que su futuro no se encontraba en la profesión periodística, aunque, desde entonces, disfruta escribiendo reseñas, críticas y columnas culturales en sus blogs y en diversos medios de comunicación como El País o Zenda.

Recién licenciada, se embarcó en un Máster de Literatura Española por la Universidad Complutense de Madrid, al que siguió otro Máster en Formación del Profesorado de Lengua Castellana y Literatura. Por entonces comenzó a escribir su tesis doctoral sobre la poesía de Rafael Alberti, bajo la dirección del catedrático de la UCM José Ignacio Díez Fernández. La defendió en diciembre de 2015 y de ella nacería su segundo ensayo, publicado en 2017 con Ediciones de la Torre: La nostalgia inseparable de Rafael Alberti. Oscuridad y exilio interior en su obra. Como investigadora, ha participado en algunos congresos y encuentros nacionales e internacionales y ha publicado artículos académicos en diversas revistas y obras colectivas.

Mientras tanto, continuó cultivando su faceta creativa. En 2014 publicó su primer poemario, Los Despertares: 10 (Nuestro Mundo Lírica) , bajo el sello de Ediciones de la Torre, y continuó con Mi nombre de agua: 14 (Nuestro Mundo Lírica) en 2016. Su tercer poemario, DE LAS HORAS SIN SOL: 0 (Poesía) , ha visto la luz en 2019 con la editorial Huerga y Fierro. En 2015, fundó Los Bardos, y en 2018 editó en Ediciones de la Torre la primera antología de dicho grupo poético: De Viva Voz. Antología del grupo poético Los Bardos: 15 (Nuestro Mundo, Lírica) . Su obra, además, se encuentra parcialmente recogida en diversas antologías y revistas literarias.

Ha obtenido diversos galardones en los géneros de poesía y narrativa. En 2018, 2019, 2020 y 2022, fue finalista del Premio Adonáis. En 2020 obtuvo el Premio Carmen Conde por su poemarioEste mar al final de los espejos (TORREMOZAS) . En 2022, el Premio Internacional de Poesía León Felipe con la obra Entra la noche. En 2023, el Premio Internacional de Poesía Paul Beckett con Otros sabrán de mí. Como ensayista posee, además del mencionado libro sobre Alberti basado en su tesis doctoral, la obra El barco de cristal. Referencias literarias en el pop-rock (Líneas Paralelas, 2014), donde analiza las relaciones entre la literatura y otra de sus grandes pasiones: el rock.

En 2021 publica su primera novela, de género juvenil, con Ediciones de la Torre: LOS DOCE REINOS DEL TIEMPO: 15 (Nuestro Mundo Ficción) . En 2022, su primera novela negra, con Cuadernos del Laberinto: La manzana de Eris: 29 (ESTRELLA NEGRA) .

Siente un gran interés por el movimiento surrealista en todas sus facetas, así como por el arte pop y el cine clásico. Se considera la creadora de la noble ciencia de la Heladología. Defiende a los gatos frente a los perros y la sandía frente al melón y está convencida de que abandonar la infancia fue una de las peores cosas que pudo pasarle.

Desde septiembre de 2018, trabaja como funcionaria de carrera en el Cuerpo de Profesorado de Secundaria y Bachillerato de la Comunidad de Madrid, en la especialidad de Lengua Castellana y Literatura.

Última actualización de los productos de Amazon el 2024-06-16 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

Fernando Mañogil Martínez

Fernando Mañogil Martínez

Fernando Mañogil Martínez nace en Almoradí (Alicante) el 26 de agosto de 1982

Es Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Alicante y profesor de Lengua Castellana y Literatura en el IES Los Montesinos-Remedios Muñoz.

Ha publicado algunos libros de poesía como Del yo al nosotros (Sevilla 2010), Viento en contra (Devenir, 2015) y Volver (Selección de poemas 2013-2018).

También ha realizado el trabajo de investigación sobre las relaciones poéticas entre César Vallejo, Gonzalo Rojas y Juan Gelman.

Su último libro de poemas publicado hasta la fecha es La musa y el silencio (Devenir, 2019).

Editamos y promocionamos tu libro

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • La última lección de Manuel Azaña
  • El último experimento
  • palabras
  • ayer-soñe-coverv1-1epub
  • La ópera de México
  • En el Lago Español
  • Bullying Escolar al Descubierto
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Dadme a vuestros rendidos
  • Espacio disponible para tus productos o servicios