Las nueve musas
Israel… tierra prometida o callejón sin salida (IV)

Israel… tierra prometida o callejón sin salida (II)

Promocionamos tu libro

 ¿El Apartheid es exclusivamente sudafricano?

Por lo menos durante medio siglo, o sea desde la última guerra de Yom Kippur en 1973, se han creado asentamientos judíos ultramodernos y lujosos tanto en Cisjordania como en la ocupada, según la ONU, Jerusalén del Este, que poco a poco rodean a los palestinos.

Estos últimos acaban viviendo en células tercermundistas que no se comunican entre sí. Para ir de un lugar a otro necesitan un permiso especial del ejército de ocupación israelí, que está en todas partes, día y noche, una práctica que se implementaba en Sudáfrica también a las poblaciones indígenas durante el Apartheid.

Sobra decir que los que se atrevían, en el caso sudafricano, o siguen atreviéndose, en el caso israelí, a ignorar la prohibición, acaban esposados y encarcelados sin aviso previo. Aquí cabe resaltar que los ciudadanos israelíes están sujetos al derecho civil, mientras que los árabes al militar. Un ejemplo bien característico, según Miko Peled, el famoso “Hijo del general”, o sea un hijo de un sionista fanático que se convirtió en un activista contra el Estado de Apartheid de Israel, y el ex jefe de la Mossad Tamir Pardo, aun en un caso de choque entre coches, no van a comparecer ambos involucrados ante el mismo tribunal, sino, el ciudadano israelí ante un tribunal civil, mientras que el árabe ante uno militar.

Miko Peled – Tamir Pardo
Miko Peled – Tamir Pardo

“Afortunadamente”, algo así es casi imposible pasar por el simple hecho de que aun las calles están segregadas, exactamente como en África del Sur. Cisjordania está llena de calles exclusivamente judías, tanto para conductores, como para pedestres. Hasta las placas de matriculación son de color diferente, amarillo para los judíos y verde para los palestinos.

Aquí cabe señalar que el primer presidente del régimen racista surafricano, Verwoerd también consideraba Israel un Estado tipo Apartheid. A la vez, hay que revelar que el régimen sudafricano siempre veía Israel como un caso ejemplar, del que tenía muchísimo que aprender, en cuanto a su imagen y relaciones públicas, como, en su opinión, aunque seguían prácticas similares, África del Sur era el villano para la vasta mayoría de la opinión pública, mientras Israel era siempre el niño mimado y constantemente amenazado. Además, merece la pena mencionar uno de los encuentros más raros de la historia, esto es, entre el presidente simpatizante de los nazis John Vorster, Yitzak Rabin y Menachem Begin en 1976. Por desgracia, no es ni el primero, ni el último ejemplo, de que los cambios de alianzas y amistades a lo largo de la historia son, muy a menudo, tragicómicos.

Aparte de la segregación de las carreteras, hay que resaltar la existencia de varios callejones sin salida artificiales y puntos de control, donde los palestinos están sujetos a varias novatadas y humillaciones. En los peores de los casos los soldados llegan hasta el punto de no dejar pasar a ambulancias con pacientes moribundos o mujeres embarazadas a punto de dar a luz. Por desgracia, ha habido bastantes personas que perdieron su vida en puntos de control militar en Cisjordania.

Por lo que hemos visto, no obstante, el Estado israelí ha sido aún más lejos, construyendo muros alrededor de los enclaves palestinos. Así los encerraron en prisiones abiertas, sin agua y, a menudo, sin electricidad, donde consuman agua siempre que la encuentran, incluso si no presenta condiciones de potabilidad, algo que, naturalmente, causa varias enfermedades, como la disentería. En general, señalemos que agua significa vida, así que cortar el agua es un acto de asesinato paulatino. No se trata de coincidencia que condiciones así suelan prevalecer en casos de asedios.

Israel… tierra prometida o callejón sin salida (II)
Mural de Ahed Tamimi Mural de Ahed Tamimi sobre uno de los muros de segregación, una palestina encarcelada por cachetear a un soldado por negar a irse de su casa

Aquí hay que mencionar que durante los bombardeos despiadados que siguen teniendo lugar en Gaza, las operaciones en los hospitales se hacen en el suelo, por falta de camas y sin los instrumentos necesarios por falta de electricidad o sustancias esenciales como los anestésicos.

Según la narrativa prevaleciente israelí todas estas víctimas, junto a los más de 36.000 muertos desde el inicio de la ofensiva de las FDI (Fuerzas de Defensa Israelíes) como respuesta al ataque de Hamás que causó alrededor de 1500 muertes, son daños colaterales inevitables, como Hamás usa todos estos civiles como escudos humanos. Hasta ahora se dice que las FDI han matado 4 líderes de Hamás, o sea cada uno de ellos parece que necesita al menos 9000 civiles como escudo humano. En todo caso, parece estar de acuerdo con lo que dice el señor en este vídeo, esto es que, la represalia justa por cada madre israelí que vaya a llorar, será que lloren 1000 madres palestinas.

Simultáneamente, los medios sociales están, de golpe, llenos de soldados israelíes que publican con orgullo imágenes con ellos detonando edificios como regalo a sus hijos o quemando camiones con la ayuda humanitaria que viene de la ONU u otras organizaciones internacionales.

 

Todo eso sucede entre varios ataques con bombas de fósforo, que causan quemaduras horribles de tipo napalm a civiles, bombas cuyo uso, claro que está prohibido según reglas internacionales, mientras Netanyahu sigue insistiendo que las FDI son el ejército más moral del mundo.

Hablando de moralidad, nadie habla de una táctica, relativamente reciente del ejército israelí que se llama Hannibal, según la cual se ejecutan hasta israelíes, sea soldados o civiles, por sus propios compatriotas, para no caer en manos “terroristas”, por el miedo de revelar secretos de la FDI.

En cuanto a los colonos, no dejan de atacar, pisotear y agarrar a voluntad, con el ejército protegiéndolos.

Intentemos imaginar de qué personas estamos hablando. Imagínense que les digan, exactamente como sucedía en Sudáfrica antes de 1994, que toda la tierra está a su absoluta disposición, así que serán al menos tontos al no aprovechar una oportunidad así. En los innumerables vídeos que muestran sus prácticas, es chocante el júbilo con el que llevan a cabo sus robos, golpes, y desahucios arbitrarios, muy a menudo alabando a Dios, por estar deshaciéndose de los infieles, convirtiendo, por fin, esta tierra en 100% judía. Aquí vale la pena mencionar un diálogo increíble entre una palestina y un judío estadounidense que le robó la casa en la cara, en un vídeo que se volvió viral. “Yakov! ¡Me estás robando la casa! ¿No te avergüenzas?” “Pues, si no lo hago yo ¡lo hará alguien más”!

Mientras tanto, el ejército sigue una directiva bien simple: debe hacer sentir su presencia CONSTANTEMENTE. Así que, durante el día se puede arrestar a cualquier palestino, incluso a niños, en cualquier momento sin explicaciones. Aquí cabe señalar que todo el mundo habla de los rehenes de Hamás, mientras NADIE habla de los miles de árabes que siguen detenidos arbitrariamente, o sea sin juicio, en las cárceles israelíes. A los adultos, en particular, se puede hasta echar fuera de su coche para requisarlo, sin ninguna justificación.

Simultáneamente, por la noche, los árabes, pueden, en cualquier momento, oír romper su puerta y ver a los soldados de ocupación irrumpir en su casa sin motivo aparente, lo cual significa que NO PASAN CASI NI UNA NOCHE TRANQUILA EN SU VIDA. La ciudad de Hebron, por cierto, es el peor ejemplo y se considera ser el corazón de la táctica de opresión e intimidación en cuestión.

Si tienen suerte, los soldados simplemente les quitarán la paz y asustarán a su familia. El 2º escalón de terrorismo y arbitrariedad es encerrar a todos en una habitación, preferiblemente en el baño, para usar la casa como escondite de francotiradores del ejército. El 3er grado es, como antes referido, echarlos afuera y sustituirlos con colonos, los cuales se comportan frecuentemente como acosadores en una escuela, solo porque pueden, ya que andan por donde quieran armados y siempre bajo la protección del ejército.

Por lo general, las autoridades intentan hacerles la vida insoportable a los árabes para que se desesperen y se vayan solos.

Si no lo hacen por su cuenta “los ayudan” en todos los sentidos. A ver cuál será el resultado…

Israel… tierra prometida o callejón sin salida (I)

Vasilis Dinas

Vasilis Dinas

Vasilis Dinas nació en Tesalónica, la capital de la región de Macedonia en Grecia del norte, en 1976.

Sus principales pasiones siempre han sido dibujar y hablar idiomas, así que no es una sorpresa que acabó estudiando arquitectura e interpretación y traducción.

Habla griego, inglés, alemán, español y portugués a nivel profesional y francés, serbio e italiano a nivel medio.

Fue a la Escuela Alemana de Tesalónica, estudió Arquitectura en la Universidad de Aristóteles de Tesalónica e interpretación en Atenas y trabajó varios años en Tesalónica y Atenas como arquitecto y traductor hasta que se mudó a Australia, dónde pasó 6 años trabajando como gerente de proyectos de construcción e intérprete entre españoles, australianos y griegos en las obras de las tiendas de INDITEX.

Ha traducido entrevistas de jugadores, entrenadores y árbitros durante copas mundiales de fútbol del griego, español, portugués y alemán al inglés, ha subtitulado documentales del español y portugués al griego, ha hecho interpretaciones en tribunales entre griego y español, ha traducido libros literarios del portugués brasileño al griego y ha trabajado como periodista, buscando temas interesantes en 8 idiomas en la prensa internacional y redactando artículos, analizando temas políticos de la actualidad, vinculándolos con el pasado y con acontecimientos históricos.

Además, participó en la conferencia anual de FIT (Federación Internacional de Traductores) en 2017 en Brisbane, Australia, representando la delegación griega.

Otras pasiones suyas son los viajes, la geografía, la historia y sobre todo la geopolítica.

De momento vive en Tesalónica impartiendo clases particulares de inglés, español, portugués y alemán, traduciendo y sigue aprendiendo idiomas.

Publicamos tu libro

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.