Las nueve musas
Hablemos de Palestina
Promocionamos tu libro

Cuentan los sabios, que en los primeros tiempos, cuando el ser humano era nómada y recorría la tierra en compañía de su tribu, la fraternidad resaltaba porque la supervivencia dependía de la compañía, del trabajo en equipo, y sobre todo del cuidado que cada uno tenía de su semejante.

palestinos
Músicos palestinos en Jerusalén a finales del siglo xix

Las tareas se repartían, y todos caminaban por un objetivo en común, repartiéndose el motín, es decir, el alimento y el vestido por partes iguales, nadie era más que el otro, nadie valía más que el otro y sobre todo cada uno consideraba a la naturaleza como una compañera, como un cómplice de vida que le ayuda y de cierta manera se ofrecía para que este tuviera alimento.

Ccuando llegó la revolución agrícola, y el hombre y la mujer dejaron de caminar en compañía del otro estableciéndose en un sitio, ese otor se convirtió en un enemigo, en un intruso que podía ser capaz de quitarle la tierra, los frutos, su territorio, entonces, comenzaron las disputas, los límites, las fronteras y el apoderamiento de quien tiempo atrás había sido su cómplice, es decir, la creación.

A partir de entonces, el hombre comenzó a perderse a sí mismo para extraviarse en el anhelo de apoderarse de lo que tiene el vecino, dejando de disfrutar lo que tiene, renegando de las bondades divinas, así comenzó a crear armas, y empezó la guerra interior, esa que lo ha llevado a estar en guerra consigo mismo y por ende con D/os y sus semejantes.

El hombre asesina por tierra, por un territorio que se convertirá tarde o temprano en su propia tumba, eliminando de su vocabulario de vida el valor del compartir, llevándolo a ser el causante de guerras y de genocidios tan extremos como el holocausto, el genocidio de los tutsis en 1994, el exterminio de Pakistán, la guerra del golfo y tristemente el genocidio de la franja de Gaza ocasionado por la ambición sionista, pero ¿qué ha ocasionado esta terrible matanza de seres humanos particularmente de niños?, ¿por qué los pueblos musulmanes de alrededor faltan a los preceptos islámicos siendo sólo los huties de Yemen, Irán, Turquía, Sudáfrica y Líbano los protectores de una comunidad que está siendo destrozada por la demencia y ambición de un hombre que actúa en contra de la petición del propio israelita y judío?, ¿en dónde y por qué comenzó esta disputa por la tierra entre dos pueblos hermanos en la fe al ser hijos de Abraham/Ibrahim?

PAlestina
Los territorios palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza se dividen en 16 gobernaciones, fruto de los Acuerdos de Oslo de 1993 – EOM

A continuación, explicaré de manera breve el principio de un conflicto que parece no querer tener fin…

Antes del principio

A lo largo de la historia de la humanidad la adicción al poder en nombre de la ignorancia ha provocado y provoca miles de muertes, no sólo físicas sino emocionales y espirituales. La guerra, las batallas no ayudan a nada y de manera objetiva no sirven porque lo que se conquista se desvanece, y porque quien lleva a cabo esas afrentas en nombre de los Estados no las disfrutan, especialmente porque la vida tiene su cause en la muerte.

La Creación, la Tierra es una ofrenda que D/os, Hashem, Allah puso en manos de la humanidad, por eso, el descansa el séptimo día, para que el Hombre comience su trabajo, es así, que el Séptimo día es la vida del hombre, porque un día de D/os es el tiempo viviente de un ser humano.

La tierra no le pertenece a nadie, la tierra no fue creada para tener fronteras, ni limites, la tierra, sus animales, su vegetación no le pertenece a nadie, es de todos, por ello, el ser humano fue creado para ser nómada, para que la recorriera, para que la disfrutara y por esta razón, la tierra le da alimento, un alimento que ha sido ultrajado, vendido y saqueado por aquellos que se creen poderosos, y quienes además de robar y vender lo que no les pertenece, también se dan el lujo de tomar como suya la vida de otro ser humano.

Nadie tiene derecho a decidir de quien es la tierra, porque la tierra le pertenece a quien la vive, la cuida, la ama, más allá de las razas y las religiones, porque el ser humano no se define por estos conceptos, porque somos lo que hacemos por el otro, somos la semilla de la Libertad, de la Justicia y de la Paz, y sobre todo somos los responsables de la vida-existencia de cada niño y niña quienes deben de crecer llenos de amor y no de armas, siendo este el caso de los niños Palestinos y judíos, porque son ellos principalmente quienes crecen rodeados de odios y ambiciones que no les pertenecen. Sí Palestina no tiene dueño, sólo le pertenecen al Tiempo y su pueblo a esa historia que pasará a ser parte de la Eternidad.

P´LESHETH

Antes de hablar sobre la situación en Palestina, es fundamental aclarar su situación geográfica, es decir, que se ubica en el continente asiático en el Oriente Próximo llamado Levante mediterráneo.

Palestina es un territorio muy antiguo, y esto se percibe a través del origen de su nombre. Herodoto explcia que viene del hebreo P´lesheth, es decir, Filistea o tierra de los filisteos, voz que dio origen al griego Palaistine y a la voz latina Palestina.

Este pueblo Filisteo se menciona en la Torah, y se vincula según otros escritos con los fenicios o pueblos del mar. Por lo que su historia se remonta al cambio de la Edad de Bronce a la de Hierro alrededor del siglo XII a.C., cuando este pueblo se instala en la Franja de Gaza administrando cinco ciudades, teniendo el control sobre diversos puntos al norte y al este de la costa, alrededor del 1050 a. C.

Esta situación nos deja en claro su antigüedad histórica, y también nos muestra las batallas a las que se enfrentado tanto a causa de su fe como por defender su riqueza territorial.

Del antes al después de Cristo

Dando un salto brusco nos ubicaremos en el 1800´s, donde el nacionalismo occidental provocó un odio hacia el pueblo judío, provocando que un gran grupo de personas pertenecientes a este pueblo buscaran refugio en Eretz Israel, en la que, según ellos, es su tierra prometida, siendo esto lo que hace que Theodor Herzl, funde la Organización Sionista Mundial en 1897, para crear un Estado judío, (título de su libro publicado en 1896), y dar solución a la migración judía hacia Palestina.

Theodor Herzl
Theodor Herzl

Es de resaltar que movidos por el dolor de la persecución los pueblos árabes en su mayoría aceptan esta migración, no sin luchar contra algunas protestas. Sin embargo, este acto de aceptación movido por la misericordia provoco en el sionista un exceso de ambición y dominio, por lo que comenzó a despojar de sus tierras a los pueblos árabes, con el apoyo británico, cuyo plan era, adormecer a los árabes bajo el apoyo de la expulsión turca de Palestina, otorgándolos su libertad, pero siendo esto un total fraude, ya que el despojo turco fue para limpiar terreno para los judíos.

Aunado a que creó secretamente el tratado Sykes-Picot donde se comprometía a dividir y gobernar la región, ya que esto convenía tanto al imperio británico como a los Estados Unidos, quienes vieron la ventaja de tener un aliado en esa zona geográfica, ya que de esta manera tendrían a un pueblo semita traidor que fragmentaria el poder de los musulmanes.

Es así durante este mandato (1922-1948) que los británicos continuaron rompiendo sus promesas a los pueblos árabes, al tiempo que permitían la emigración judía, lo cual dio lugar a que muchos países de Occidente, decidieran permitir un Estado judío en Palestina, como lo deja ver la Declaración Cambon en 1917, la cual otorgó  el 80% de territorio a Palestina y el 20% al pueblo judío,  causando una serie de protestas porque nadie, tiene derecho a despojar a un pueblo de sus tierras para dárselo a otro, como lo mencionó el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan:

¿Qué haces América aquí, que haces Occidente aquí?

Cinco años después, en 1922 como consecuencia de las presiones árabes, el imperio británico limitó la inmigración judía, pero continuó apoyando un hogar nacional para los judíos, a través de un consejo legislativo, el cual fue completamente rechazado por los Palestinos. Sin embargo, la presencia de Hitler provocó que Inglaterra permitiera el acceso a más de 62.000 judíos, dando origen a la batalla conocida como la revuelta árabe de 1936-1939.

Sin embargo, esta matanza de judíos provocó que el mundo entero empatizará con el pueblo judío y justificará la invasión a Palestina, no sin antes dejar en manos de la ONU (1947) la decisión.

La ONU decidió dividir Palestina en dos estados, pero el muftí de Jerusalén se negó por completo, lo cual ocasionó la guerra árabe-israelí de 1948. Guerra completamente desequilibrada, ya que Israel tenía el apoyo de Occidente quien junto con los sionistas no sólo veía un hogar para los judíos, sino que tenían claro la importancia de tener un pueblo clave en esa parte del mundo, la creación del Estado Israelí, le otorgaba y le otorga a occidente privilegios y poder.

Es así como los invasores vencen a los árabes – palestinos, quedándose con el 78% del antiguo Mandato Británico, lo cual ocasionó que durante la Nakba o catástrofe más de 780 000 árabes palestinos buscaran refugió en otros lugares, con la decisión de regresar a su tierra al terminar el conflicto, sin embargo, los sionistas no les permitieron regresaron a sus tierras y los despojaron de ellas, mientras daban la bienvenida a miles de judíos que huían de Occidente. Pero no conforme con ello, en 1967 Israel ataca Egipto, Siria y Palestina en la llamada Guerra de los Seis Días.

Casi treinta años después entre infinidad de conflictos violentos entre ambos pueblos, se aceptó un acuerdo de paz el 13 de septiembre de 1993, entre Yasir Arafat, de la Organización para la liberación de Palestina, y el primer ministro israelí Isaac Rabin, el cual determinaba la autonomía de los territorios que Israel había ocupado, sin embargo, el extremismo de ambos lados fragmentó la relación.

Yasir Arafat
Yasir Arafat. De Gideon Markowiz / Photographer: Israel Press and Photo Agency (I.P.P.A.) / Dan Hadani collection, Biblioteca Nacional de Israel

Más de diez años después (2005) Israel quitó el sitio de la Franja de Gaza dando paso al mando Palestino, no sin dejar a su mando el control aéreo y fronterizo, sin embargo, las agresiones por parte del pueblo israelí y la constante ocupación centímetro a centímetro de su territorio, provocó que Hamás (Movimiento de Resistencia Islámica) cuya creación es de 1987 levantara su voz para retornar a Palestina lo que le pertenece.

La intromisión de Estados Unidos sobre el pueblo palestino

Este país quien a lo largo de su historia se ha creído el salvador del mundo, ha apoyado a Israel a lo largo de su corta historia, no sin antes tener presente sus intereses económicos y territoriales sobre una lugar estratégico para contralar el Oriente Próximo, por lo que particularmente desde 1975 con Henry Kissenger, Estados Unidos boicoteó cualquier tipo de relación que occidente pudiese crear o desarrollar con Palestina, creando a su alrededor un aurea falsa donde se les acusaba de terroristas.

Este gobierno en unión y de acuerdo al régimen sionista crearon una revolución cultural falsa (es decir, decir tantas veces una mentira y de diversas maneras que en el colectivo se vuelve realidad) para así justificar su avance territorial y sus masacres, a tal grado que estaba prohibido mencionar la palabra Palestina tanto en Gaza como en Cisjordania. Esta tensión provocó diversos actos violentos por parte de Israel y de Palestina, lo cual cesó a petición de Arafat. Es claro que este país ha percibido desde 1948 a Palestina como un paso hacia el dominio árabe, por lo que justifica y aplaude los actos sionistas, quienes no son más que un títere de la ambición del gobierno estadounidense.

En la Resolución 242 de la ONU en donde se manifestaban las peticiones Palestinas, Estados Unidos se negó a permitir que Palestina creara un Estado Independiente, frente al permiso del desarrollo del Estado Israelí, ante lo cual, vienen dos preguntas, ¿Por qué Estados Unidos opina y se mete en cuestiones que no le pertenecen? Y ¿por qué como humanidad permanecemos nuevamente callados?

EXPATRIADOS

Con el paso del tiempo, los Palestinos se convirtieron en desterrados, sometidos bajo un régimen totalitario predispuesto por los sionistas bajo el mando de los Estados Unidos, provocando que, para principios del nuevo milenio, existieran alrededor de 3.5 y 4 millones de árabes palestinos dispersos por todo el mundo. Aproximadamente 650.000 aunado al otro millón que habita Jordania, 450.000 que viven en el Líbano, y otro gran porcentaje disperso por el golfo Pérsico, Siria, Egipto, Libia, Irak, Europa, Norteamérica y Sudamérica.

Pero esto se volvía desconocido para el mundo. La escasa relación con estos pueblos provocó no sólo su olvido, sino que se creyó en las mentiras que se desenvolvieron a su alrededor, falsedades creadas para justificar el poderío territorial por parte de un estado sionista, quien logró a través de la lástima que el mundo sentía ante el sufrimiento del Holocausto que el mundo entero apoyase la ocupación Palestina. Holocausto que hoy ellos repiten de una manera duplicada, mientras el mundo calla.

Es así que el pueblo palestino no sólo fue desterrado de su tierra, sino que incluso comenzó a ser borrado de los libros de historia. Es decir, que en los libros comenzó a aparecer sólo como un pueblo que habitó el territorio de los sionistas invasores.  Sin embargo, este pueblo se dedicaba a la agricultura, y a pesar de haberse quedado divididos entre la Palestina árabe y judía se llamaban nacidos en Filastinuna o Nuestra Palestiana, mientras a su alrededor se creó una conspiración donde se hablaba de ellos como una tribu que parecía no ceder y dar un lugar a un pobre pueblo que venía de una terrible persecución.

Este discurso, que se amoldó en la mente de todo el mundo, convirtió a un gran porcentaje de la humanidad en cómplice no sólo del destierro de los Palestinos, sino que se volvió parte de la matanza en la guerra del Golfo bajo el pretexto de rescatar al mundo de armas nucleares que jamás fueron encontradas, así como la violenta aparición estadounidense en Pakistán que sólo provocó que los Talibanes se posesionaran de este territorio, Talibanes que el propio gobierno americano creó junto con Bin Laden.

Actos que nos demuestran las tácticas llenas de mentiras para justificar sus invasiones.

Las secuelas de la Revolución Cultural

La humanidad a lo largo del tiempo ha proclamado diversas revoluciones, por medio de las cuales ha manifestado su lucha por la libertad, en contra de la esclavitud, o por diversas necesidades que llevan a restablecer la justicia, sin embargo, la mayor revolución y la que  tiene mayores consecuencias es la revolución cultural, ya que consiste en crear  historias falsas paralelas para hacer creer que determinadas circunstancias falsas se crean verdaderas, de esta manera, el intelecto colectivo comienza a creerlas, a repetirlas y sobre todo justifica lo que los terroristas reales quieren hacer creer.

Es así como los estados sionista y estadounidense se dedicaron durante muchos años a mentir sobre los pueblos árabes y musulmanes, creando historias de horror a su alrededor, mintiendo sobre el trato hacia las mujeres, y creando ellos mismos no sólo terroristas que bajo su mando engañaban al mundo, sino que entrelazó la falta de comunicación existente para crear una justificación mundial a sus guerras y atrocidades. Creando realmente un odio hacia pueblos inocentes, víctimas de la ambición de estos imperios.

La Revolución cultural se ha ocupado en diversas ocasiones a lo largo de la historia humana, siendo un ejemplo claro el nazismo, quienes con base a engaños pretendían justificar un genocidio. La Revolución Cultural va llenando de odio y rechazo el corazón y la razón de las personas, y crea un analfabetismo cultural, el cual provoca que las personas repitan lo que escuchan en los medios de comunicación sin averiguar, por ello, esta revolución se vuelve la más poderosa y la que lleva a más muertes y violencias justificables, como la que han vivido los pueblos musulmanes tanto indoeuropeos como árabes, de manera paralela al pueblo judío ultraortodoxo quien está en contra del sionismo.

Pero ¿qué es el sionismo?

Antes de explicar el sionismo y rechazó del Estado de Israel por una parte de la comunidad judía, es necesario comprender la diferencia entre los siguientes términos con los cuales se nombra a este pueblo, porque cada uno de estos conceptos, son sumamente importantes de comprender para eliminar y evitar más odio y rechazo hacia personas que están en desacuerdo con las políticas de guerra de un Estado en el cual ni siquiera creen en él.

ISRAELITA. Esta voz se refiere a los habitantes del reino antiguo de Israel mencionado en la Torah, cuando se habla de los descendientes de Jacob quien es renombrado por Yahvé Israel, convirtiéndose de esta manera en un gentilicio referente a un Pueblo Antiguo y nunca al Estado de Israel.

ISRAELÍ. Esta voz también es un gentilicio, relacionado al Estado moderno de Israel, completamente separado de la religión que se profese, y el cual también da un lugar a las instituciones de dicho Estado.

SEMITA. Los pueblos semitas son descendientes de Sem, el hijo mayor de Noé, y se forma por los hebreos y árabes en su mayoría. Por lo que cuando se habla de antisemitismo, no sólo se refiere a un rechazó hacia lo judío, sino que también se habla de los pueblos árabes.

JUDÍO. Se nombra así a todo creyente de la religión monoteísta más allá de si nació o no en Israel, ya que es judío todo aquel que nazca de una mujer judía y se relaciona por completo a las cuestiones religiosas.

HEBREO.  Se llama así a todo pueblo semita nómada, por lo que abarca un sentido de tribu y etnia que tiene en común la lengua hebrea.

SIONISTA. Se nombra así a todos los invasores que proclamaron un Estado robando el territorio palestino, es un movimiento político colonial que surgió a partir de la segunda Guerra Mundial con ayuda de Occidente para apropiarse de un territorio que no le pertenece, no tiene absolutamente nada que ver con la religión, ya que muchos de sus preceptos contradicen la Torah, de ahí que el judaísmo ultraortodoxo lo niegue, lo rechacé y se resista a que exista un Estado.

¿Qué es el sionismo?

Es considerada una corriente política alejada de la religión, que defiende el derecho de tener un Estado quitando a otro pueblo su tierra y el derecho de tener su propio estado. Surgió por el Nacionalismo que los israelís proclamaban con base al rechazo que tenían. Siendo su primer congreso en 1897 por Theodor Hezrl.

El sionismo es una doctrina que no ha hace más que destruir, ya que su ideología es ultranacionalista y conservadora siendo actualmente su máximo exponente Netanyahu.

Los judíos contra el sionismo

Como se mencionó, existen judíos que no aceptan la creación del Estado Israel siendo la comunidad ultraortodoxa Neturei Karta un ejemplo claro.

Esta entidad exige la desaparición del estado de Israel, y acusan al sionismo de ser la causa del desprecio que el mundo siente por el judío. Se manifiestan completamente en apoyo a la comunidad Palestina, y muestran placas donde escriben Un judío no es un Sionista” o “Esta tierra se llama Palestina, y le pertenece al pueblo palestino.

Neturei Karta
Miembros del grupo ortodoxo Neturei Karta protestan contra Israel. De Peter – Orthodox group and poster, CC BY 2.0,

Este grupo lleva 84 años manifestándose en contra de la ideología sionista y rechazando el nacionalismo. Esta comunidad vive en el centro de Mea Shearim, la llamada colonia ultraortodoxa de Jerusalén, donde viven los haredíes o los que temen a D/os.

Esta comunidad tiene desde 1948 un velo negro, como muestra de luto por la creación del Estado de Israel, por lo cual han sido víctimas de la policía sionista quienes les han obligado a retirarlo.

Para esta comunidad, el pueblo judío no tiene por qué tener un Estado, por ello, creen fielmente que este Estado va a desaparecer, basados en lo que anunciaron los profetas. Afirman que estos actos por parte del sionismo alejan al pueblo judío de la religión y de la ley de D/os, por lo tanto, al ser incompatibles este desaparece. Es así como esta comunidad los considera Terroristas y asesinos del pueblo palestino y de las leyes divinas.

Aunado a esto, creen que la unión del Estado sionista con otros imperios reactiva el antiguo paganismo donde ley de D/os es prostituida para alcanzar poder, basándose en la fuerza. El sionismo no sólo ha desterrado a un pueblo de su propia tierra, sino que ha engañado a otras naciones para conseguir lo que se ha propuesto, se ha humillado al permitir que su pueblo sea sobajado y agredido con tal de conseguir lo que pretenden agrediendo los mandamientos de D/os y la Palabras de los Profetas, por esta razón se congregan en su mayoría en Jerusalén, en Reino Unido y diversas ciudades de Estados Unidos en contra del Estado de Israel.

Conozcamos a Hamás

Actualmente con base al ataque de Hamás sobre Israel, este grupo denominado por Occidente como un grupo terrorista se ha dado a conocer de manera más fuerte, pero ¿realmente es un grupo terrorista? Veamos primero, el significado del vocablo terrorista.

El terrorismo, en una doctrina basada en provocar terror, a través del uso de diversas tácticas, grupos, ideologías desarrolladas por partidos políticos, siendo diferente a un crimen de guerra, ya que este surge en un estado, por decirlo de cierta forma, de paz.

Ahora que ya tenemos claro el significado, hablemos sobre Hamas.

Hamás
Hamás

Como se mencionó páginas atrás, cuando la ONU dividió y repartió por mandato británico el territorio de Palestina entre el pueblo hebreo y el musulmán, estos quedaron asentados en la parte del reino de Jordania, parte de Cisjordania (es de recordar que la actual Jordania era nombrada Transjordania o más allá del Jordán).

Tras la Guerra de los Seis Días de 1967, la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) grupo militante de Cisjordania, salió de esta zona para emigrar a Transjordania, lo que provocó el llamado Septiembre Negro, a causa de la Guerra civil incitada por la oposición de este grupo al Rey de Jordania, ocasionando la expulsión de este grupo palestino al Líbano, bajo la desacreditación del rey. Esta guerra civil causó extensos ríos de sangre y formó un colectivo estrecho que se separó de los jordanos, dando origen al hoy llamado pueblo Palestino.

De esta forma los palestinos se ubicaron en la zona de la antigua Cisjordania donde está la ANP (Autoridad Nacional Palestina) sometida a los llamados Acuerdos de Oslo de 1993 y 1995, que forman parte de una serie de acuerdos firmados entre el Gobierno Israelí y la OLP para sanar la afrenta Palestino-israelí, de esta forma, este acuerdo que dio origen a una nueva forma política para la causa Palestina hizo que muchos de sus ciudadanos se establecieran en la Franja de Gaza.

Pero… ¿qué es Gaza?

La Franja de Gaza es un área geográfica equivalente a 365 km donde habitan más de dos millones de personas de origen Palestino. Están segregados del resto del territorio a causa de la invasión y robo de territorio del Estado de Israel, convirtiéndola en una comarca, bajo la gestión de un grupo militar llamado Hamás, el cual no forma parte de la administración de la ANP.

Hamás es un acrónimo en lengua árabe del Movimiento de Resistencia islámica, cuyo poder surge en el 2007. Su ideología no acepta las ideas occidentales y rechaza por completo la opinión e invasión de Estados Unidos, ya que este no tiene por qué decidir en cuestiones políticas y territoriales, Hamás se niega a los Acuerdos de Oslo y a la Existencia del Estado de Israel dentro de un territorio que no le pertenece.

Israel puede formar su Estado en donde quiera, Estados Unidos puede otorgarle cualquier parte de sus Estados, así mismo el Reino Unido o Canadá, si lo que quieren es darle un lugar, pero no tienen por qué quitarle al pueblo Palestino su territorio. Esta es su consigna.

Es así que Hamás defiende el territorio que le pertenece a su pueblo, un pueblo que no puede tener un ejército porque no se le ha permitido ser un Estado, es así como Hamás opera desde Gaza, la cual se encuentra entre el suroeste y el este. Su presencia se ha convertido para Israel en un objetivo que debe combatir día a día, en particular, porque sabe que este grupo no permitirá que continué invadiendo territorio Palestino.

Es de recordar que Israel no ha cumplido con ninguno de los acuerdos de la ONU en cuanto a la no invasión expansiva de los territorios palestinos, entonces, la pregunta abierta es, ¿realmente Hamás es un grupo terrorista? ¿se puede llamar terrorista a quien busca retórnale a su pueblo su territorio? Es claro que las acciones de este grupo no son justificables, porque la violencia genera más violencia, sin embargo, ¿qué debe de hacer un pueblo para defender su tierra? ¿acaso no las grandes independencias fueron forjadas por los llamados rebeldes, asesinos, guerrilleros? ¿Es justo que otros países den a otros lo que no les pertenece? ¿Quitar a unos para dar a otros por conveniencia de poder, riqueza y dominio no es acto terrorista? ¿En dónde podremos encontrar la verdad que se acerque a la responsabilidad y la justicia?

¿y…Hezbollah?

Este grupo religioso tiene una evolución histórica a partir del fallecimiento del Imam Hussein en 680 d.C hasta finales del siglo cuando termina el colonialismo europeo y la llamada movilización chiíta en el Líbano.  Sin embargo, cuando en 1982 Israel invadió Líbano, la fuerza chiíta comenzó a expandirse, dando origen a Hezbollah, surgiendo provocó un nuevo enemigo para Israel.

Es de resaltar que tres años antes cuando la Revolución islámica alcanzó Irán y el gobierno teocrático se expandió dentro del Líbano, dando origen a la Guerra Civil Libanesa, en manos del Secretario General Sayed Hassan Nasrallah, provocó la creación de Hezbollah, el Partido de D/os, de donde surgieron movimientos sociales y religiosos, y sobre todo la milicia más grande de Líbano, considerándose una resistencia islámica que responde a los términos del Acuerdo de Taif, que dio fin a la guerra civil del Líbano, y exigió el desarme de todas las milicias, siendo este grupo el único que permaneció armado bajo el apoyo de Siria e Irán bajo el mando de Ruhollah Majomeini, bajo el lema de “Cuidar y procurar a los oprimidos y exiliados de su propia tierra”, palabras del Jeque Subhi al-tufayli, quien comparte con Irán su repudio hacia la invasión sionista. Para Hezbollah en palabras de Abbas Musawi, los sionistas son un cáncer que Hezbollah eliminara del todo, en particular, porque se ha apropiado de un territorio que no le pertenece oprimiendo y sometiendo.

Hassan Nasrallah
Hassan Nasrallah – De Khamenei.ir, CC BY 4.0,

Diversos líderes políticos, así como diplomáticos iraníes y funcionarios paramilitares ocuparon cargos en el gobierno de Hezbollah.

En cuanto entró Jomeini al poder iraní, mandó alrededor de mil quinientos miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria islámica (IRGC) para entrenar y adoctrinar a los participantes de Hezboallah, estableciéndose en la frontera de Siria, denominándose principalmente un grupo de resistencia yihadista  en oposición a la invasión israelí del Líbano, y en contra del sionismo y su colonialismo bajo el apoyo de Occidente, llevándolo a no sólo convertirse en una guardia islámica sino en un grupo que se preocupa y soluciona las necesidades de las comunidades.

Hezboallah desarrolló instituciones sociales en donde se daba servicio a la comunidad particularmente chiíta, construyendo edificios, escuelas, hospitales, lo cual dio una apertura hacia su aceptación por parte de la comunidad libanesa, contrarrestando la mala fama que occidente había manifestado sobre ellos.

Hezboallah tiene como una de sus metas centrales eliminar el sionismo y retornarle a los palestinos su tierra. Para este grupo el sionismo debe desaparecer, además es el grupo que mayor problema ha causado al gobierno sionista, ya que este ha dirimido muchos de sus objetivos como el que se llevó a cabo en la guerra de los 34 días a mediados del 2006. Además de poner un freno constante a la invasión diaria de Israel en su frontera, aunado a que impidió los planes de Estados Unidos de invadir Líbano para otorgar más beneficios a Israel.

Hezbollah reconstruyó el sur de Beirut después de que fue destruido por Israel, y acrecentó su belleza y construcción, y convirtió a esta ciudad en un hermoso lugar que otorga riquezas a Líbano. No se debe olvidar que el Estado de Israel ha tratado de invadir Líbano, infinidad de veces, sin embargo, este grupo jamás se lo ha permitido.

El líder supremo de Hezboallah tiene como eje central enfatizar la dignidad de todo ser humano, por lo cual apoya de manera social y económica a la comunidad, evitando la pobreza y el analfabetismo. Y siempre ha remarcado su guerra contra el Estado Sionista, pero nunca contra el pueblo judío, con quien tiene relaciones amistosas, en especial con los ultraortodoxos.

Con esto se quiere dar a conocer que, al contrario de la desinformación dada por Estados Unidos, Israel y otros países de Occidente, Hezboallah no es un grupo terrorista, sino un grupo militar que lucha por la dignidad de la comunidad chií y el cual particularmente evita la expansión que día a día pretende Israel, hacia el territorio libanés, porque sí, no sólo pretende apoderarse de Palestina, sino que también el estado sionista pretende ocupar el sur de Líbano.

Sin embargo, no debe negarse que existen dentro de este grupo, como de otros en general, partes extremadamente fundamentalistas, que llevan a los extremos la política. Y aquí nos acercamos nuevamente a la pregunta:

¿es realmente terrorista un grupo militar que evita que otro país invada poco a poco su territorio, sólo porque es conveniente para Estados Unidos o la OTAN?

Un padre, una tierra, una guerra dos hermanos

Es claro que una guerra, nunca beneficia a nadie, una guerra destruye y acaba con la vida física, emocional, psicológica y espiritual. En una guerra llevada a genocidio, los seres humanos ven sus vidas destruidas a causa de la invasión de sus líderes, quienes sin analizar lo que les quitan a los otros se vuelven cómplices de las atrocidades, con tan de conseguir un beneficio.

El genocidio provocado por el Estado de Israel sobre Palestina a creado océanos de sangre y lágrimas y ha llenado la tierra de vidas inocentes, de niños, mujeres, ancianos y hombres de ambos pueblos, aunado a todos los soldados que mueren defendiendo ideologías ajenas, siendo lo irónico que la milicia israelí muere por un Estado que muchos de ellos no disfrutarán, así como tampoco sus familias, porque la pérdida de un ser querido lleva en muchas ocasiones a huir del lugar.

La tierra es de toda la humanidad, los lugares de establecimiento nos pertenecen a todos, cada ser humano necesita del otro a pesar de que este al otro lado del mundo, y aunque no se reconozca día a día la humanidad se destruye, se conserva y se transforma sin importar fronteras, siendo los mass media el espejo donde se nos muestra que las fronteras están dejando de tener un sentido claro.

Claramente es injusto que un pueblo no tenga donde asentarse, pero es sumamente injusto e irreverente despojar a un pueblo de su territorio para dárselo a otro, así como es absurdo que ese pueblo errante decida asesinar a otro para obtener un lugar, pero es todavía más inentendible que determinados países a causa de su ambición decidan apoyar un genocidio mientras el otro porcentaje se convierte en un espectador.

Como seres humanos tenemos la obligación y responsabilidad no sólo de convivir en paz, sino de custodiar la dignidad y la integridad de cada ser humano y vivo más allá de las distancias, recordando siempre que la justicia y la libertad no tienen fronteras, por lo que todos los pueblos del mundo deben unirse y eliminar las injusticias y el abuso, recordando siempre que polvo somos y en polvo nos convertiremos, pero no lo hagamos sobre una tierra bañada en sangre…

Shalom… Salam… Paz

Foto del avatar

Martha Leticia Martínez de León

Martha Leticia Martínez de León

Hermeneuta en Libros Sagrados y Lenguas Antiguas.

Maestra en Ciencias Bíblicas y Hebreo Antiguo. Maestrante en Estudios Judaicos por la Universidad Hebraica. Licenciada en Ciencias Religiosas por la Universidad Pontificia de México. Especialidad en islam por la Universidad de Al Azhar de El Cairo, Egipto.

Especialidad en el Pensamiento del Papa Francisco y el Libro del Apocalipsis por el Boston College.

Especialidad en Música Contemporánea (Piano-guitarra).

Generación XXXII de la Sociedad de Escritores Mexicanos (SOGEM).

Ha publicado treinta y siete libros en México, España, Estados Unidos e Italia en diversos géneros literarios y teológicos.

Conferencista a nivel internacional.

Creó y desarrolla la teología del Silencio y de la Carne la cual entrelaza con la investigación mística, científica y musical bajo el nombre de “Lectura gemátrica, pitagórica y cuántica del Séfer Bereshit 1-3 -Hashem se revela a través del Big Bang-

Publicamos tu libro

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.