Las nueve musas
Paleolítico

El fenómeno sonoro en la prehistoria

Promocionamos tu libro

Cada época es diferente a la que se precede, las formas de convivir cambian, las estructuras de organización social, ya también la manera en que interpretamos el mundo que va de acuerdo nuestros sentidos y su desarrollo fisiológico; no podemos afirmar que se escucha e interpreta igual y de manera homogénea en todas las zonas geográficas aunque se esté en el mismo periodo histórico, esto depende del entorno además de la comprensión y discriminación de paisajes sonoros, fenómenos naturales o la propia voz.

Fenómeno sonoro
Idiófono

La relación del fenómeno sonoro y el individuo surge desde un principio y a la par de él, el sonido producto de diversas manifestaciones naturales y propias del entorno en el que el individuo se desenvuelve para satisfacer sus necesidades, la propia cacería o recolección de semillas eran acciones que estaban en relación con el sonido, el mugir de los animales, el mover de las hojas, el soplar del viento, el cantar de los pájaros, la propia respiración, o caminar humanos eran parte del paisaje sonoro, que poco a poco propiciaría una manera más consciente, para así llegar a tener una imitación de este o bien una manera fonética que le permitiría comunicarse con otros individuos.

La palabra paleolítico proviene de dos raíces griegas, paleos que quiere decir antiguo, lithios que quiere decir piedra, es el periodo más largo de la Edad de Piedra, su división más usual es inferior, medio y superior, y como la composición de su nombre lo indica, el talle de piedra fue prominente ya que era destinada a la manufactura de herramientas e instrumentos de la vida diaria, así como dar pie a los inicios del arte; un mundo simbólico que fue en un principio para fines prácticos y después se transformaría en un conjunto de prácticas culturales que caracterizarían al individuo paleolítico como el primer experimentador de la historia. Fue el Periodo que comprendió las glaciaciones y diferentes formas de vida de seres bípedos, que poco a poco fueron evolucionando tanto física como psíquicamente gracias a las exigencias de la supervivencia.

Si Las creaciones artísticas paleolíticas dan testimonio de dotar de sentido ante las ansiedades, como lo es el caos y sufrimiento; representando cada momento de la existencia y así glorificando la vida, quedando la huella y testimonio de la humanidad como símbolos de trascendencia. La preservación de la especie, el ser consciente o no de la necesidad, y del buscar fuera de sí mismo aquello que en sí mismo carece; (Castellanos, 2005), encontrándolo en el arte-religión y haciéndolo parte de su vida, fue sustancial desde estos tiempos antiguos incluso hasta nuestros días.

El sonido en primera instancia fue producto de fenómenos naturales, después de ser imitado, ya sea con la voz o instrumentos de fricción y golpeo se transformó más que en un simple sonido, se convirtió en una fuerza propiciatoria, dotada de magia, ya que los primeros instrumentos fueron construidos en huesos de animales, piedras o piel de animal.

Encontramos dentro de las etapas del paleolítico lo siguiente:

Paleolítico

sonido

 

Andrés, R., 2013. El mundo en el oido, El nacimiendo de la música en la cultura.. primera ed. Barcelona: Acantilado.

Castellanos, R., 2005. capítulo IV Teoría de los valores. En: Sobre cultura femenina. México, D.F.: Fondo de Cultura Económica, pp. 117-146.

González, J. L. M., 2011. introducción. En: La fuerza de identidad.Región popular, cultura y comunidad. Saltillo, Coahuila: CONACULTA, Universidad Autónoma de Coahuila., pp. 11-22.

Hauser, A., 1982. Historia Social de la Literatura y el Arte. 17 ed. Barcelona: Editorial Labor.

Lathman, A., 2009. Diccionario Enciclopédico de la Música . En: Diccionario Enciclopédico de la Música . México, D.F.: Fondo de Cultura Económica, pp. 1124-1126.

Vela, E., 2013. Desarrollo de las civilaciones originarias. Arqueología mexicana, diciembre .Issue 53.

Última actualización de los productos de Amazon el 2024-06-22 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

Ana Victoria Hernández Contreras

Ana Victoria Hernandez Contreras

Originaria de Guadalajara, Jalisco México. 1987

Desde pequeña sentí una gran pasión por la música, en especial por la ópera que sigo escuchando, por eso decidí estudiar música en la Escuela Superior de Música Sacra de Guadalajara, en la cual estudié canto gregoriano y órgano tubular, tengo una especial pasión hacia la música antigua, renacentista y barroca.

También otra de mis pasiones es el trabajo comunitario por eso decidí estudiar Gestión Cultural, considera que la lectura, la escritura y el arte son herramientas que nos abren diversas posibilidades para construir un mundo mejor.

Corrección de textos

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • El consejero de Roma
  • El último experimento
  • palabras
  • Alejandra Pizarnik
  • La ópera de México
  • En el Lago Español
  • Bullying Escolar al Descubierto
  • Un café a solas
  • La paciente silenciosa
  • Dadme a vuestros rendidos
  • Los abrazos perdidos