Las nueve musas
ESCRITURA Y LECTURA DE LOS VERSOS DE UN POEMA.

Escritura y lectura de los versos de un poema

Universidad Internacional de Valencia

Cómo deben separarse los versos de un poema. Dos poemas de Jose Ángel Cilleruelo como ejemplo.

La poesía nació oral, o sea recitada, y cuando comenzó a transmitirse a través de la escritura se escribió en versos.  Esos versos transcribían las frases poéticas de ritmos similares que distinguen al poema de la prosa y que se suelen separar por pausas. Con el tiempo esta unicidad entre lectura y escritura no siempre se ha mantenido, y hay poemas que escritos tienen una separación versal que no se mantiene ni cuando los recita el propio autor.

Rebajas
Formas debiles
  • Cilleruelo, Jose Angel (Author)

Para mí, hay dos motivos principales de esta disociación entre lo escrito y la oralidad. Por una parte, hay poetas que quieren mantener un metro determinado; por ejemplo, versos endecasílabos, y efectúan complejos encabalgamientos sintácticos para mantener por escrito ese metro, pero luego lo distorsionan en una lectura normal. Si el poema es más libre, el motivo suele ser realzar una palabra al final de un verso o, simplemente, se dividen los versos por asuntos estéticos o caprichos, que nada tienen que ver ni con la sintaxis ni con el recitado de esos versos.

Yo creo que la correlación entre escritura y recitado es básica en un poema y una de las características que distinguen a poema de la prosa. No podemos leer un poema como un texto en prosa, ya que por algo está cortado en versos y la lectura, sea silenciosa o recitada, debe reflejar de alguna forma esos cortes, y lo normal es que lo haga con una pausa versal en sus finales.

En artículos anteriores, como en Las pausas del verso y del poema, ya he hablado de las pausas versales y de la necesidad de que un verso acabe con una pausa, aunque sea breve, con algunas excepciones en los encabalgamientos sintácticos, sobre todo en poemas con rima o una estructura métrica muy marcada que dé consistencia a esa división versal cuando la pausa no existe o es muy breve.

Voy a comentar unos ejemplos prácticos y cómo creo que los lee el autor. Ante todo, he de indicar que este análisis puede ser algo subjetivo, aunque he intentado ceñirme al recitado del autor, pero la fonética no es una ciencia exacta y, además, otro recitador podría leerlo de otra forma. Analizo a continuación unos poemas del buen poeta José Ángel Cilleruelo (Barcelona, 1960) y unos vídeos donde escucharemos cómo los recita él, aprovechando la grabación efectuada en 2017 para el archivo de poetas de la ACEC (Asociación Colegial de Escritores de Cataluña). Aquí tenéis el poema “Túneles 9” del libro “Formas leves”, tal como lo escribe en su libro el poeta, con versos endecasílabos,  al que he añadido la indicación de las silabas tónicas de los versos.

TÚNELES 9

Un día escucharé hablar por radio                           (2.6.10)
del amor, mientras limpio los pasillos                    (2.6.10)
y gabinetes del gran edificio                                       (4.7.10)
de la Esperanza. Sonará la voz                                   (4.8.10)
desde el carro, entre paños, botes, cubos,           (3.6.8.10)
la voz que a todos habla del amor.                          (2.4.6.10)
Mientras aspiro la moqueta y friego                       (4.8.10)
las letrinas se alzarán las palabras                           (3.7.10)
con su pequeño túnel de verdades,                       (4.6.10)
con ese cosquilleo tan menudo                                (6.10)
que da la felicidad. Y a mi hora                                 (2.7.10)
me iré a la calle como quien un día                         (2.4.8.10)
sale de la maternidad y en brazos                            (1.8.10)
lleva un hueco y en brazos mece un hueco.         (1.3.6.8.10)

José Ángel Cilleruelo. (Formas débiles, 2004)

Como he indicado, en teoría se trata de endecasílabos. Respecto a las sílabas tónicas, que dan soporte al verso, se observa que los versos 3º, 8º y 11º tienen apoyo en 7ª, lo que ya nos indica que recitados como endecasílabos serían de ritmo ternario o dactílico, poco armónicos con sus vecinos de ritmo binario.

Este es el vídeo donde lo recita el poeta y transcribo cómo lo escucho yo, indicando las pausas leves (·) y más marcadas (··).

Un día (·) escucharé hablar por radio (·)
del amor, (··) mientras limpio los pasillos
y gabinetes (·) del gran edificio
de la Esperanza. (··) Sonará la voz (·)
desde el carro, (··) entre paños, (·) botes, (·) cubos, (··)
la voz (·) que a todos habla del amor. (··)
Mientras aspiro la moqueta y friego
las letrinas (··) se alzarán las palabras (·)
con su pequeño túnel de verdades, (··)
con ese cosquilleo tan menudo (·)
que da la felicidad. (··) Y a mi hora (··)
me iré a la calle (·) como quien un día (··)
sale de la maternidad (··) y en brazos (··)
lleva un hueco (··) y en brazos (··) mece un hueco. (··)

El poeta escribe aparentes versos endecasílabos, pero los recita de otra forma, al menos tal como yo los escucho. Por eso, partiendo de la base de la necesidad de las pausas versales finales, yo escribiría el poema así, teniendo en cuanta la fonética y la sintaxis del texto:

Un día (·) escucharé hablar por radio (·) del amor, (··)     15 (2.6.8.10.14)

mientras limpio los pasillos y gabinetes (·)                           13 (3.7.12)

del gran edificio de la Esperanza. (··)                                      11 (2.5.10)                         

Sonará la voz (·) desde el carro, (··)                                         9 (3.5.8)

entre paños, (·) botes, (·) cubos, (··)                                        8 (3.5.7)
la voz (·) que a todos habla del amor. (··)                              11(2.4.6.10)
Mientras aspiro la moqueta y friego las letrinas (··)         15 (4.8.10.14)

se alzarán las palabras (·)                                                           7(3.6)
con su pequeño túnel de verdades, (··)                                  11(4.6.10)
con ese cosquilleo tan menudo (·)                                           11(6.10)
que da la felicidad. (··)                                                                  8(2.7)

Y a mi hora (··)                                                                                4(3)
me iré a la calle (·) como quien un día (··)                             11(2.4.8.10)
sale de la maternidad (··)                                                            9(1.8)

y en brazos (··) lleva un hueco (··)                                            7(2.4.6)

 y en brazos (··) mece un hueco. (··)                                         7(2.4.6)

Como se ve, una mezcla de metros y ritmos que convierte al aparente poema métrico de endecasílabos en un poema bastante libre de formato. Respecto a las asonancias, toda la primera parte está libre y sólo destaca la consonancia entre “felicidad” y “maternidad”, bastante evidente por tratarse de palabras agudas. La repetición de la palabra “hueco” en los dos versos finales la considero un cierre de poema en pareado.

Otro ejemplo de un libro más reciente de Cilleruelo “Tapia con mirlo”

CÓMODA CON INSECTOS

Una cisterna que gotea,                                               9(4.8)
el hollín de la luz cuando traspasa                           11(3.6.10)
los cristales, hedor a olvido,                                       9(3.6.8)
gorjeo de una radio mal                                               9(2.6.8)

sintonizada hace tiempo,                                            9(4.6.8)
desde cuando bailábamos los sábados                  11(6.10)
por la tarde en el comedor,                                        9(3.8)
inmortales los dos, la vida.                                          9(3.6.8)

Una ventana que no encaja,                                       9(4.8)
dejadez y abandono en todas partes                      11(3.6.8.10)
donde mire. Las emisoras                                           9(3.8)

de la ciudad  radiaban música                                   9(3.6.8)
la noche entera. Imaginábamos,                              9(2.4.8)
insensatos, que aquel era el final.                            11(3.6.7.10)

José Ángel Cilleruelo. Tapia con mirlo (2014)

 En este caso, el poeta separa los versos como una mezcla de endecasílabos y eneasílabos (el 5º precisa un hiato para no ser un octosílabo), longitudes versales que normalmente mantienen una buena armonía. Pero el poeta no sigue esa armonía con pausas versales finales cuando recita el poema, sino que a mi modo de escuchar efectúa unas pausas más acordes con la sintaxis del texto.

 

Una cisterna que gotea, (··)
el hollín de la luz (·) cuando traspasa
los cristales, (··) hedor a olvido, (··)
gorjeo de una radio (·) mal

sintonizada hace tiempo, (··)
desde cuando bailábamos los sábados (·)
por la tarde en el comedor, (··)
inmortales los dos, (··) la vida. (··)

Una ventana que no encaja, (··)
dejadez y abandono en todas partes
donde mire. (··) Las emisoras

de la ciudad (·) radiaban música
la noche entera. (··) Imaginábamos, (··)
insensatos, (··) que aquel era el final. (··)

Por ello, yo  dividiría el poema según las pausas que efectúa el autor y recitador, como podemos escuchar en el video anterior:

Una cisterna que gotea,                                                               9(4.8)
el hollín de la luz cuando traspasa los cristales,                  7(3.6)+9(4.8)

hedor a olvido,                                                                                5(2.4)
gorjeo de una radio                                                                       7(2.6)

mal sintonizada hace tiempo,                                                   9(1.5.6.8)
desde cuando bailábamos los sábados                                  11(6.10)
por la tarde en el comedor,                                                       9(3.8)
inmortales los dos, la vida.                                                         7(3.6)+3(2)

Una ventana que no encaja,                                                      9(4.8)
dejadez y abandono en todas partes donde mire.            7(3.6)+9(2.4.8)

Las emisoras de la ciudad                                                           10(4.9)

radiaban música la noche entera.                                            11(2.4.8.10)

Imaginábamos, insensatos                                                         5(4)+4(3)
que aquel era el final.                                                                   7(3.4.6)

La división versal que yo escucho, es diferente a la que se presenta escrita en el texto original, pero mantiene una estructura de silva blanca de impares, o sea la de un poema métrico armónico sin rima cuyos versos tienen longitudes impares. La única excepción es el verso 11º, que es decasílabo, pero al tratarse de un verso vacío de tonicidad, no tensa demasiado la armonía conjunta de los versos. Los hemistiquios cortos de 3 o 4 sílabas, por su brevedad no rompen tampoco la armonía del poema y también podrían representarse como versos independientes.

En resumen, en estos análisis de ritmo me he basado en la fonética del poema. Una obra poética es la suma de un texto y de un formato de ritmos producidos por el sonido y la tonicidad de las palabras. Si no consideramos el formato, o sea el ritmo, estaríamos hablando de prosa, aunque esta sea poética, o de verso libre en que un ritmo de imágenes sustituye al ritmo acentual. Ya escribí otro artículo acerca del auténtico verso libre, en que intenté distinguir entre el verso realmente libre y los versos libres que ocultan estructuras rítmicas. Pero en este caso está claro que el autor pretende que sus poemas sean métricos, porque así corta sus versos en el texto escrito, aunque luego los recite de otra forma.

Queda aquí planteada la cuestión de esa diferenciación entre lo escrito y lo recitado. Lo escrito está claro, en cambio lo recitado no es algo inamovible, porque los autores no nos proporcionan signos diacríticos acerca de donde debemos efectuar las pausas, más allá de las separaciones versales y los signos ortográficos. Pero en ese caso hemos ido al recitado del autor para poder comparar.

Mi opinión sigue siendo que debe de prevalecer la sintaxis y cómo se recita para efectuar las separaciones versales, ya que de esa forma se transmite mejor el significado del poema. Sobre por qué no lo hacen así algunos autores, ya he dado mis suposiciones. Si es posible, intentaré contactar con autores para dialogar con ellos sobre esta cuestión. De momento, este artículo busca opiniones de los lectores a favor o en contra de lo expuesto. Yo sigo defendiendo la importancia de la oralidad en la poesía. Contenido y continente suman, y si ambos son buenos el poema es excelente.

IV PREMIO “LAS NUEVE MUSAS” DE RELATO BREVE

Última actualización de los productos de Amazon en este artículo el 2021-07-27 / Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados.

Ricardo Fernández Esteban

Nacido en Barcelona en 1947.

Es Ingeniero Industrial, Master en Finanzas y Licenciado en Filología Hispánica.

Ha dedicado su vida profesional a las finanzas de empresa, ha ejercido la docencia en universidades y escuelas de negocios y ha participado en numerosas asociaciones profesionales. Dice de sus estudios que son más oxímoron que tríada, pero pueden ayudar a desvelar el porqué de su autodefinición “de formación ingeniero, de profesión financiero y de vocación poeta”.

Su afición por la literatura y la poesía es antigua, pero ha comenzado a publicar en este siglo. En poesía ha editado una trilogía de poemarios de viajes por las islas griegas Cuadernos de las islas griegas; un libro de rimas, Pensando en vosotras, en el que el narrador recorre las relaciones con las mujeres de su vida; un poemario digital sobre su relación con la pintura De museos por Madrid, en el que se pueden contemplar las obras en que se inspira; y una plaquette bilingüe (español-griego) Islario de Pasiones sobre los círculos viciosos y virtuosos del navegante de islas. Además, tiene publicado un libro de minirrelatos Cuentas de cuentos que buscan la complicidad y sorpresa del lector. Por otra parte, ha participado en numerosas Antologías poéticas y de relatos cortos.

Es miembro de la junta directiva de la ACEC (Asociación Colegial de Escritores de Cataluña), y de la tertulia poética de El Laberinto de Ariadna.

Participa en numerosos recitales y es ferviente defensor de acercar la poesía y la literatura al público, con medios tradicionales o innovadores, para que recuperen la importancia que deberían tener en la sociedad actual.

Está especialmente interesado y organiza actos sobre el presente y futuro de la literatura digital y la necesidad de adaptación del autor a la misma. Desde el año 2000 mantiene un blog de poesía La palabra es mágica en el que divulga obra propia y de autores que le interesan y que ya ha alcanzado las 400 mil visitas.

Poesía

Cuadernos de las islas griegas, 2006.
Adendas del Dodecaneso, 2009.
De museos por Madrid, 2009.
Más islas, más adendas de Grecia, 2010.
Pensando en Vosotras. Sial Ediciones, 2011.
Islario de pasiones. Amazon, 2020
La palabra es mágica. Lapalabraesmagica.com, 2010-2020

Relatos cortos

Cuentas de Cuentos. Ònix editor, 2015 (edición en papel)
Cuentas de Cuentos. Luz Azul ediciones, 2019 (edición digital)

Tratados didácticos

Métrica poética del español. Amazon, 2020

  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • mela-300
  • Hombre Korsacoff, Los umbrales y el tanka sordo, Piel atópica
  • Espacio disponible para tus productos o servicios

Mensaje de AdBlocker

Nuestro sitio web muestra anuncios en línea a nuestros visitantes. Es una gran ayuda para la supervivencia del mismo. Considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Aforismos - Antropología - Arqueología - Arquitectura - Astronomía - Biografías - Biología - Cabaré - Cerámica - Cine - Cómic - Comunicación - Critica literaria - Danza - Derecho - Dibujo - Diseño - Ecología - Economía - Educación - Ensayo - Escultura - Filología - Filosofía - Fotografía - Gastronomía - Grabado - Historia - Jazz  - Memorias - Música - Narrativa - Ópera - Ortografía y Gramática - Performance - Pintura - Poesía - Poesía visual - Política - Psicología - Química - Religión - Salud - Sociología - Tapices - Teatro