Las nueve musas
Creatividd y renacimiento

Creatividad y renacimiento

Promocionamos tu libro

En el segundo semestre de 2023 tuve la oportunidad de compartir mi experiencia durante varios años en la ciudad de Medellín sobre la Creatividad como docente de Comunicación Audiovisual y tallerista de Escritura creativa.

Tuve contacto con jóvenes que estudian en la Academia Superior de Artes, en áreas que tienen como eje la creatividad: diseño de modas, diseño gráfico, diseño de espacios; contenidos audiovisuales y digitales, entre otros. El punto de partida fue «Renacer para Crear» y por tal motivo titulé mi charla como: «“Cambiar de piel” creatividad y expresión literaria medellinense».

Un breve concepto sobre la creatividad

La creatividad debe ser asumida como una condición humana de carácter colectivo.  Si bien esta emerge en el individuo y permea lo subjetivo es en el entorno colectivo donde se estimula, fortalece y manifiesta la creatividad y la capacidad transformadora que tienen los individuos en sociedad.

Todo lo que nos rodea, lo que construimos, es el producto de una idea que se echó a rodar miles de millones de años atrás. Somos, por tanto, el resultado de una inventiva neuronal que viene de estadios de la materia, de una pulsión y un deseo incesante que está cargado del magma divino la energía cósmica.

En esta medida los seres humanos contamos con una pequeña parte de esta energía que se ha convertido en una capacidad de imaginar y crear. Pero, cuidado, la creatividad no se estimula por sí sola, se requiere del desarrollo paciente y disciplinado de hábitos para la creatividad.

Existen nueve musas y por suerte o desgracia, en muchos casos, los seres humanos tenemos mayor predisposición para unas artes que para otras, unos  cantan mejor que otros, otros bailan, otros construyen, otros relatan y trasforman a los hombres con los versos, pero otros trasforman los espacios y crean nuevas maneras de habitar el entorno.

Son muchas las posibilidades creativas y por esta razón se deben tener en cuenta cuatro factores que son determinantes para  desarrollar la capacidad creativa del individuo:

  • El campo de desempeño, es decir, la Musa creativa a la cual quiero acceder y habitar, porque estas son exigentes y se esconden a los sentidos de quienes no tienen el talento suficiente o la capacidad cognitiva para desentrañar los misterios que la ponen en movimiento.
  • La pasión como motor de la creatividad. Dentro de dicha exigencia es necesario practicar para ejercitar y dominar los aspectos básicos de un talento creativo. El artista, por tanto, nace y se hace. No olvidéis que los mayores genios han sido encontrados por las musas, trabajando.
  • La disciplina y la concentración para dominar la técnica y renovar métodos y maneras que permitan nuevos procesos más conscientes y complejos.
  • La capacidad de trabajar en sociedad y con equipos. Un genio en su torre de marfil que no se unta de calle, barrio, pueblo, etc., no desarrolla su potencial y no se transforma ni transforma su entorno. En esta medida se requiere de la humildad e inteligencia emocional para jugar en equipo y adquirir la visión de la parte y el todo para avanzar.

Estos son en sí, los cuatro factores que debemos estimular y fortalecer en las nuevas generaciones para que desarrollen sus capacidades creativas y transformadoras.

Antecedentes del renacer que surge de la necesidad de crear y transformar

Utilizaré un bello ejemplo creativo, veamos la Medea (1969) de Pasolini, por demás, una adaptación de la versión del trágico heleno Eurípides. Escuchemos esas cuerdas antiguas que llevan al pasado más remoto, donde los pueblos y las costumbres no tenían límites ni distinciones. Donde realidad y mito son una totalidad envolvente que no separa la capacidad de soñar y transformar. A partir del minuto nueve y hasta el minuto veintitrés los invito a apreciar los vestuarios, la decoración, los tejidos, los bordados, los usos de las piedras, del marfil, que lleva a la interpretación de una cultura que construía sus propios símbolos como expresión y significado de un grupo humano que interactuaba con las potencias naturales en otros modos muy distintos a los que hoy conocemos en la modernidad.

«Da vida a la semilla y renace con la semilla» (Pasolini, 1969, min., 21). Pasamos a través del lento estadio agrario que se basa en la gnosis de lo oculto al manejo de la rueca que implica el dominio de las potencias a través de la tékné. Aparece el rito del nacimiento de la vid, el resurgimiento, el renacimiento, el joven Dionisos que inocente se entrega para la expiación de nuestras culpas y entrar así libres a la nueva estación que implica el nacimiento del trigo y la uva, del riego por los campos que permite así la construcción de una polis que se conecta cada vez más con la llegada de nuevas familias. La hýbris se manifiesta en el canto, el baile, el disfraz, que iguala a unos y a otros por igual.

  • Renasci = Lat. Renacer = presente simple. Esp. / Resucitar y revivir.
  • Risorgimiento = resurgimiento. Ital.
  • Renacimiento = acepción a lo creado, un ciclo, el nacido, el nacimiento y la muerte de…
  • En contraposición directa: expiación, sacrificio, la asunción por los propios medios.
  • Se direcciona hacia arriba, hacia adelante ≠ lo contrario a decaer, degeneración, degradar.
  • Quizás todas las vanguardias surgen, se recrean y desaparecen con el final de los ciclos biológicos.

Y es así como podemos remitirnos a Edgar Morin «El paradigma perdido» (1973), quien desarrolla el concepto de la Creatividad como esa necesidad de salir de la manada para llevarla hacia adelante. De igual manera se recomienda poner atención a la Creatividad como un resultado del Fenómeno de empatía cósmica (De Chardín, 1947), que exige del constante renacer creativo de la especie.

La condición constante de la Creatividad

La siguiente rueca muestra esa aproximación al proceso constante de la creatividad, tanto en individuos como en grupos humanos:

Creatividad
Nota. Elaboración propia.

El renacimiento requiere de la necesitad creativa, de la formación para la transformación y es por esta razón que el agotamiento (en la presente gráfica color negro) muestra cómo esa degradación y degeneración nos lleva al sacrificio, cada vez más simbólico, de nuestros preceptos y prejuicios (color verde, conexión con lo natural) cambiamos así y por tanto sublimamos nuestras experiencias a través de la expiación (color rojo, nuestros humores y temores), que lleva al estadio de la asunción, al llamado que puede ser un apostolado creativo que nos purifica y nos mantiene emocionalmente en blanco. Así renacemos, vivimos y resucitamos, pero el ciclo es constante, es un proceso continuo que nos lleva a la zona gris, a decaer. Y así se mantiene el ciclo creativo que es una condición humana de carácter colectivo.

Referencias 

Chardín de., T. (1947). El fenómeno humano.

Morín. Edgar. (1973). El paradigma perdido

Pasolini, P. (1969). Medea. [Youtube; min., 9 – 23].

Proyectate ahora. (2012). ¿Qué es la Creatividad? [Yoytube].

Olmer Ricardo Cordero Morales

Olmer Ricardo Cordero Morales

Pertenezco a la Generación Perdida que creció en medio de la guerra contra el narcotráfico en las décadas de los años 80's y 90's.

Me considero un "medellinologo", soy un investigador urbano que se ha dejado atrapar por una ciudad tan compleja, a la cual todos sus poetas y escritores mayores le han cantado con una profunda mezcla de amor y odio.

Desde muy temprana edad me entregué a la literatura que es mi pasión. A los quince años asistí al Taller de Escritores dirigido por Manuel Mejía Vallejo en la Biblioteca Pública Piloto de Medellín. A los 18 años ingresé a la Facultad de Economía de la Universidad Nacional de Colombia, allí empecé a participar en la actividad cultural y política de la ciudad, fundé junto con otros jóvenes ingenuos y soñadores grupos de poesía y teatro, también realicé documentales.

Soy egresado en Letras: Filología Hispánica, Universidad de Antioquia.

En 2015 gané el premio de Crónica: Belén sí tiene quien le escriba, con la obra “La calle, la esquina, el barrio”. Soy docente, periodista y corrector de texto y estilo. En 2018, publiqué la novela, La flor de los 80’s. En 2022, ocupé el segundo puesto en el IV premio de Relato Breve convocado por Las nueve musas, revista digital de España.

Editamos y promocionamos tu libro

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • La última lección de Manuel Azaña
  • El consejero de Roma
  • palabras
  • ayer-soñe-coverv1-1epub
  • La ópera de México
  • En el Lago Español
  • Bullying Escolar al Descubierto
  • Espacio disponible para tus productos o servicios
  • Dadme a vuestros rendidos
  • Los abrazos perdidos