Las nueve musas
Banquete de Tereo
Banquete de Tereo de Pedro Pablo Rubens

Comentario del soneto de Góngora “Con diferencia tal…”

Bastantes  poemas amorosos del siglo de oro suelen precisar de conocimientos mitológicos para entender su significado.

En caso contrario no se descubre el argumento amoroso que queda oculto tras las referencias mitológicas.

Debe tenerse  en cuenta que estos poemas no responden a una situación emocional real del “yo poético” (el autor / narrador), sino a unos juegos de estilo que muestran a la amada desdeñosa con el poeta. En el caso del soneto de Góngora que voy a comentar, ese juego amoroso se descubre en el “epifonema”, o conclusión del último terceto,  que muestra la crueldad de la dama con su rendido e indefenso enamorado.

Con diferencia tal, con gracia tanta
aquel ruiseñor llora, que sospecho
que tiene otros cien mil dentro del pecho
que alternan su dolor por su garganta;

Y aun creo que el espíritu levanta
—como en información de su derecho—
a escribir del cuñado el atroz hecho
en las hojas de aquella verde planta.

Ponga, pues, fin a las querellas que usa
pues ni quejarse ni mudar estanza
por pico ni por pluma se le veda;

y llore sólo aquel que su Medusa
en piedra convirtió, porque no pueda
ni publicar su mal ni hacer mudanza.

 

Luis de Góngora y Argote

 

 Procne y Filomela
Procne y Filomela. de Elizabeth Jane Gardner

El tema mitológico a que se refiere el soneto es el siguiente.

El rey Pandión de Atenas ofreció en matrimonio al rey Tereo de Tracia a una de sus hijas, Procne o Filomela, en agradecimiento por su ayuda en una batalla. Tereo escogió a la mayor Procne y tuvo un hijo con ella, pero Himeneo (dios del matrimonio) no había asistido al casamiento lo que era un signo de desgracia futura.

Al cabo de 5 años, Progne añorada de su hermana, consiguió que Tereo fuese a buscarla. Pero de regreso a Tracia la hermosura de Filomela hizo que la desease y, pese a sus súplicas, la violó en un apartado caserío. Luego, para evitar que lo denunciase, Pandión le cortó la lengua, la dejó encerrada allí, y le dijo a Procne que había muerto en el viaje.

Filomela, aunque muda, pudo dibujar unos signos en un tejido de hojas para explicar su desgracia y consiguió que una esclava llevase ese mensaje a su hermana. Entonces ésta fue a rescatarla y la llevó en secreto a su palacio donde la escondió.

Era tal el odio que sintió Procne por la felonía de Tereo, que al ver el parecido que tenía su hijo con él, lo mató, lo troceó y lo cocinó para su marido. Sin sospecharlo, éste comió hasta saciarse. Cuando Tereo pidió ver a su hijo, Procne le dijo como culminación de su venganza: “Tienes dentro al que llamas, te lo has comido” y entonces Filomela apareció en la estancia llevando la cabeza del niño. Tereo enfureció y persiguió a las hermanas para matarlas, pero para evitarlo los dioses convirtieron a los tres en pájaros: Tereo en una abubilla, Progne en una golondrina y Filomela en un ruiseñor.

La otra referencia mitológica del soneto es a la “Medusa”, una Gorgona que tenía serpientes por cabellos y que petrificaba a quien la mirase.

Volviendo al texto del soneto, el primer cuarteto se refiere a la pena que atenaza al ruiseñor (Filomela); y en el segundo cuarteto, superando su pena, Filomela consigue describir su desgracia sobre unas hojas.

Ligando la mitología con el tema amoroso que quiere introducir, en el primer terceto, el narrador le indica a Filomela que debe poner fin a las quejas que canta (que usa), ya que al menos el ruiseñor puede quejarse cantando (por pico) y moverse (mudar estanza) volando (por pluma).

En cambio, como indica en el terceto final, a un enamorado sólo le queda la posibilidad de llorar cuando su dama (su medusa) lo desprecia y petrifica (en la mitología las piedras podían llorar sometidas a grandes sentimientos, como cuando Orfeo tocaba su lira), no pudiendo ni lamentarse ni moverse como hace un pájaro. Por tanto, el enamorado aún está en peor situación que el ruiseñor Filomela.

Es una clásica estructura de soneto creciente. Los cuartetos describen la situación, en el primer terceto se recomienda algo de una forma imperativa (ponga, pues), y el mensaje principal o “epifonema” llega en el terceto final, cuando aparece el “yo poético” (aunque en este caso esté disfrazado en un “aquel”). Este mensaje de la crueldad de las damas con sus enamorados es uno de los más típicos de la poesía amorosa del siglo de oro.

Hasta aquí el comentario del texto, que espero haya facilitado la comprensión del poema. Dejo para otra ocasión el comentario de la estructura rítmica del soneto, que también tiene bastante que explicar y es muy adecuado para intercambiar opiniones.

La revista agradece sus comentarios. Muchas gracias
Ricardo Fernández Esteban

Ricardo Fernández Esteban

Nacido en Barcelona en 1947.

Es Ingeniero Industrial, Master en Finanzas y Licenciado en Filología Hispánica.

Ha dedicado su vida profesional a las finanzas de empresa, ha ejercido la docencia en universidades y escuelas de negocios y ha participado en numerosas asociaciones profesionales. Dice de sus estudios que son más oxímoron que tríada, pero pueden ayudar a desvelar el porqué de su autodefinición “de formación ingeniero, de profesión financiero y de vocación poeta”.

Su afición por la literatura y la poesía es antigua, pero ha comenzado a publicar en este siglo. En poesía ha editado una trilogía de poemarios de viajes por las islas griegas Cuadernos de las islas griegas; un libro de rimas, Pensando en vosotras, en el que el narrador recorre las relaciones con las mujeres de su vida; un poemario digital sobre su relación con la pintura De museos por Madrid, en el que se pueden contemplar las obras en que se inspira; y una plaquette bilingüe (español-griego) Islario de Pasiones sobre los círculos viciosos y virtuosos del navegante de islas. Además, tiene publicado un libro de minirrelatos Cuentas de cuentos que buscan la complicidad y sorpresa del lector. Por otra parte, ha participado en numerosas Antologías poéticas y de relatos cortos.

Es miembro de la junta directiva de la ACEC (Asociación Colegial de Escritores de Cataluña), y de la tertulia poética de El Laberinto de Ariadna.

Participa en numerosos recitales y es ferviente defensor de acercar la poesía y la literatura al público, con medios tradicionales o innovadores, para que recuperen la importancia que deberían tener en la sociedad actual.

Está especialmente interesado y organiza actos sobre el presente y futuro de la literatura digital y la necesidad de adaptación del autor a la misma. Desde el año 2000 mantiene un blog de poesía La palabra es mágica en el que divulga obra propia y de autores que le interesan y que ya ha alcanzado las 400 mil visitas.

Poesía

Cuadernos de las islas griegas, 2006.
Adendas del Dodecaneso, 2009.
De museos por Madrid, 2009.
Más islas, más adendas de Grecia, 2010.
Pensando en Vosotras, SIAL Ediciones, 2011.
Islario de Pasiones (plaquette bilingüe español – griego, traducida por Maira Furnari), 2015
La palabra es mágica, 2010-2016

Relatos cortos

Cuentas de Cuentos, Ònix editor, 2015 (edición en papel)
Cuentas de Cuentos, Bebookness, 2016 (edición digital)

Cuaderno de bitácora de una cuarentena




  • este-juego-es-infinito




Promocionamos tu libro

las nueve musas eddiciones
  • palabras

RSS Directorio Cultural Hispano

  • Imperenne
    Penitencias de mármoles tibios, redundaban sobre el desierto construyente.Aminoraban los desbarajustes, conglomeraban las precisiones;cuando el andar era inaudito,cuando el camino era invisible,cuando el transeúnte era moderado. Tantas decisiones eran volcadas en el rito,tanto aturdir como seccionar:tantos adoquines aferrados bajo las cláusulas de lo arenoso. Así quebraría un llano o una duna.Así despertaría, crucial, bajo la merma de […]
    Federico Laurenzana
  • Insufribles los poetas cuando con su narcisismo en erección se suceden sin fin
    José Muchnik responde “En cuestión: un cuestionario” de Rolando RevagliattiJosé Muchnik nació el 2 de noviembre de 1945 en Buenos Aires, capital de la República Argentina, y reside en Épinay-sur-Orge, Francia. En 1973 obtiene su titulo de Ingeniero Químico, por la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires. En 1981 se gradúa de […]
    Rolando Revagliatti
  • PALIDECEN LOS LIRIOS
                       PALICEDEN LOS LIRIOSCreo que han sido  los lirios pálidos los que han crecidoen la sombras de las ausencias bulliciosas,se vistieron de galas prestadasy no han podido disfrazar las verdades.Lo efímero salió a relucir en la fiesta sin luces,donde oscuridad envolvió elcanto de las aves vistosas.¿A qué has vuelto?Te dije que  las caracolas migrarony los […]
    Mariela Lugo
  • Del Franelero Popular
    Sabrás de la garrapata de mis versos o si no no sabrás nada.*El suicidio reluce.*Las margaritas que arrojaron a tus chanchos mis vacas se las comen.*Más vale solo porque sí que desestimado porque no.*Puede que el saber no ocupe lugarNo así la fe: la fe ocupa lugar.*De rodillas y contrito arribaré más bajito.*Suelen las fieras […]
    Rolando Revagliatti
  • Los fantasmas del coronavirus
    El coronavirus nos enfrenta con un escenario dramático y sombrío: el ser humano frente a la contundencia de la muerte enfrentado a un sistema que pretende encasillar y normar “las medidas adecuadas”, aunque para ello tenga que “recortar” libertades fundamentales en nombre del bienestar de la sociedad en su conjunto y de salvaguardar el orden […]
    Raúl Allain