Las nueve musas

Autor - Héctor Zabala

La zorra y las uvas

Reclamo de la zorra por una uvas

Atenienses: a estos que han divulgado estas calumnias sobre mí los considero acusadores temibles. Platón (Apología de Sócrates) He escuchado por ahí una fábula de unas uvas altas y verdes que me involucraban, aunque no...

ajedrez

To be or not to be

Barrio de Belgrano, caserón sin tejas, Sociedad Italiana, principio de los ’90, sábado para más datos. Me cae un hombre muy alterado, arrastrado por su hijito, párvulo de unos diez años o poco menos. —Mi nene quiere...

Año cero

Sobre ceros y calendarios

No será la primera vez que leo o escucho la curiosa expresión “año cero”. Si nos tomamos el trabajo de bucear en internet, veremos que se usaron esas palabras para dar título a una revista científica de una conocida...

Natasha

Permiso para matar

Doña Natasha era una polaca nacida en Ucrania. Sí, lo que leyó usted, no hay error. Su aldea quedaba en uno de esos distritos que las potencias fronterizas se van prestando unas a otras, al menos hasta la próxima guerra...

Alexandre Alekhine

La obstinación de Alekhine

Quienes creen que el alma es inmortal cuentan que el 24 de marzo de 1946 una de esas almas, muy singular por cierto, partió de la portuguesa ciudad de Estoril en viaje hacia arriba, pero en el camino se le cruzó Caissa:...

«Chacales y árabes» de Franz Kafka

La obra, técnicamente muy buena, data de 1916 y forma parte del libro Un médico rural. Tiene indicios como el del látigo del segundo párrafo, anticipando el desenlace del diálogo entre el jefe chacal y el extranjero del...

movimientos de los astros

Astrología: un juego para incautos

Según el Diccionario de la Real Academia Española, la astrología es el estudio de la posición y del movimiento de los astros como medio para predecir hechos futuros y conocer el carácter de las personas. Es decir, la...

El camaleón y el mosquito

El camaleón y el mosquito (o el sofista)

—¿Puedo pasar? —preguntó con cautela el mosquito. —¿Y por qué no? —respondió el camaleón. —Es que tienes mala fama. Mi temor es que, al acercarme, me comas. —Nada que ver, nada que ver. ¿De dónde sacaste esas fantasías...