Las nueve musas

El libro recoge mas de 100 caricaturas a todo color realizadas por Paco Guzmán con diferentes técnicas como, acrílico sobre tela, pintura digital, óleo sobre tela y grafito sobre papel de todo tipo de personajes famosos actuales y también del siglo pasado como, directores de cine, músicos, escritores y actores.

901 CaricaturasAdemás contiene 30 páginas con divertidos relatos cortos que cuentan las aventuras y desventuras de un caricaturista callejero durante los meses de verano, una manera singular de relatar la vida de un  artista callejero tan arraigado en nuestra sociedad actual.

Paco Guzmán es un caricaturista con una basta trayectoria y con publicaciones en diversos medios, revistas y periódicos.

El arte de la caricatura es un género al alza que cuenta cada vez con más representantes a nivel nacional e internacional.

Una buena caricatura sería un dibujo fiel al modelo, como un espejo que te puede hacer reír, te puede hacer ver y te puede hacer pensar. La caricatura tiene que reflejar alguna faceta esencial de la personalidad del modelo, el alma, si es que existe algo parecido, tiene que verse reflejada en el dibujo aunque sus proporciones hayan sido variadas y estilizadas.

901 Caricaturas

A los 16 años, durante las vacaciones de verano, me mandaban a trabajar a la fábrica de muebles de mi padre: cargaba camiones, embalaba módulos, recogía piezas en la chapadora… un rollo.

Era el mes de julio, hacía calor, trabajaba 10 horas y todos me caían mal, sin que me dieran razón alguna para ello. Algo recíproco imagino, debido a que yo, como todos a los 16 años, era un imbécil.

Pero de vez en cuando el encargado me mandaba a ayudar al tío delgado, silencioso, que iba a su rollo y que trabajaba en la mesa junto a los lavabos. Yo, a parte de imbécil, también era silencioso, así que obviamente empezamos a hablar: de dibujo, de cine, tías buenas (meter mechones de madera en agujeros de tableros de aglomerado te lleva irremediablemente a hablar de tías buenas), cómics, arte, más tías buenas. A aquel tío parecía no importarle mi imbecilidad adolescente. Nos hicimos amigos.

Al cabo de unos años, después de estudiar diseño industrial, volví a la empresa familiar, algo a lo que aparentemente estaba predestinado. Eso sí, esta vez en el departamento técnico, sentado en una oficina con aire acondicionado: dibujando planos para el pantógrafo en Autocad, diseñando prototipos de muebles para niños en Inventor… una rollo. Otra vez.

Un día fui a la mesa junto a los lavabos en busca de mi amigo pero el tío delgado y silencioso ya no estaba. “Se ha dejado el trabajo para dedicarse al arte” me dijeron.

Lo localicé en el paseo de Peñíscola haciendo caricaturas: algo que los eruditos del arte no calificarían como tal… pero nada más alejado de la realidad.

El arte puede estar en cualquier sitio: En “El nacimiento de Venus”, en un guiso de tu madre o en la nariz de Alicia Vikander. Eso sí, no deberíamos confundir arte con cultura: arte hay el que hay. Punto. Cultura puede ser cualquier memez que se le ocurra al regidor de fiestas de tu pueblo o al encargado de la sección cultural de “El País”.

Y así me pasé tardes enteras, sentado en el suelo de aquel paseo, viendo a mi amigo minimizar o enfatizar sobre papel detalles del rostro de personas desconocidas convirtiéndolas así, como por arte de magia, en conocidas.

Ese amigo era Paco Guzmán y siempre me ha marcado el camino. Años después seguí sus pasos y me “dediqué al arte” también. Ahora soy un privilegiado que se gana la vida con ello, y en parte se lo debo a él.

Este libro recopila parte de la obra pictórica y las mejores caricaturas de Paco. Hay algo en estas últimas que las hace diferenciarse de las de otros artistas: incomodan. Y cuando una obra te incomoda, es que estás aprendiendo algo que desconocías sobre ti mismo. No se me ocurre un mayor halago.

Diego Latorre

Paco Guzmán ha dibujado muchos miles de caricaturas y sabe que para que estas hagan las delicias de los clientes, tienen que mostrar mucho de realidad pese al formato que caracteriza a este tipo de ilustraciones. Capturar parte de la esencia y de la personalidad de la persona caricaturizada es una de las muchas claves de estos dibujos. Las figuras de Paco Guzmán muestran mediante caricaturas una verdad reconocible por el caricaturizado y por quienes lo conocen.

Marta Sánchez

Sobre el autor

901 caricaturas
comprar

PEDIDOS DE CARICATURAS

Las nueve musas ediciones

Un servicio de la revista de artes, ciencias y humanidades «Las nueve musas» Ediciones propias y de terceros. Autores noveles y consagrados. Publicamos y promocionamos tu libro. Servicios editoriales

Informes de lectura

Añadir comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La ciencia no es asunto de Dioses
 Aforismos – Antropología – Arqueología – Arquitectura – Astronomía – Biografías – Biología – Cabaré – Cerámica – Cine – Cómic – Comunicación – Crítica literaria – Danza – Derecho – Dibujo – Diseño – Ecología – Economía – Educación – Ensayo – Escultura – Filología – FilosofíaFísicaFotografía – Gastronomía GeologíaGrabado – Historia – Ilustración -  Jazz  – MarketingMatemáticasMemorias – Música – Narrativa – Ópera – Ortografía y Gramática – Performance – Pintura – Poesía – Poesía visual – Política – Psicología – Química – Religión – Salud – Sociología – Tapices - Teatro - Viajes -Zarzuela
Apadrina a un redactor